Javier Guerra reactiva el soterramiento de la línea de alta tensión en el barrio pontevedrés de Monte Porreiro con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los vecinos

El conselleiro de Economía e Industria firmó con la empresa distribuidora un protocolo para desbloquear la situación de retraso heredada luego de la caducidad del convenio firmado en 2007 sin que el Ayuntamiento haya llevado a cabo la ejecución de la obra civil

El acuerdo implica una inversión estimada de 1,1 millones de euros para que la obra esté finalizada en los primeros meses de 2012, y la empresa se compromete a llevar a cabo todos los trámites para la obtención de las autorizaciones administrativas necesarias

El responsable autonómico avanza que el DOG publica mañana la orden que destinará finalmente un global de 3,4 millones de euros a subvencionar a los ayuntamientos para el soterramiento de líneas eléctricas ya existentes

Los objetivos de las ayudas son la mejora de la calidad del suministro eléctrico, el fomento de la eliminación del impacto paisajístico en las villas gallegas y el incremento de la seguridad pública, puesto que se priman los soterramientos en los suelos urbanos

Compartir
  • whatsapp

Pontevedra, 14 de febrero de 2011.- El conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, firmó hoy en Pontevedra el protocolo de colaboración entre la Xunta de Galicia y la empresa Unión Fenosa para reactivar el soterramiento de la línea de alta tensión en el barrio pontevedrés de Monte Porreiro, luego de los problemas derivados por la caducidad del anterior convenio de fecha del 2007 sin que el Ayuntamiento llevara a cabo a ejecución de la obra civil necesaria para iniciar los trabajos.

El protocolo firmado hoy, que “desbloquea la situación heredada”, segundo apuntó el conselleiro Javier Guerra, implica una inversión estimada de 1,1 millones de euros para que la empresa, que “tendrá que llevar a cabo todos los trámites para la obtención de las autorizaciones administrativas necesarias”, afronte las infraestructuras eléctricas que sean precisas para el definitivo soterramiento de la línea aérea de alta tensión de Monte Porreiro, obra que deberá estar finalizada en los primeros meses de 2012.

Javier Guerra explicó que tanto la “Consellería de Economía e Industria como la empresa constituirán una comisión mixta para el seguimiento del establecido en el protocolo con el objetivo de que los trabajos que se desarrollen en el barrio de Monte Porreiro permitan, de una vez por todas, eliminar el impacto paisajístico en esta zona de desarrollo urbanístico, y colaborar con los ayuntamientos para luchar contra la contaminación eléctrica y el feísmo contribuyendo además a una mejora de la calidad de vida de los vecinos de la mano de un mejor suministro eléctrico”.

El conselleiro de Economía e Industria avanzó que su departamento lleva invertidos en dos años más de 11 millones de euros en ayudas a los ayuntamientos para el soterramiento de líneas eléctricas, y anunció que mañana mismo saldrá publicada en el Diario Oficial de Galicia la orden que destinará en un primer momento 2,3 millones de euros, que se verán incrementados hasta llegar a los 3,4 millones de euros totales con las nuevas incorporaciones presupuestarias, a apoyar el soterramiento de infraestructuras eléctricas ya existentes en los ayuntamientos de Galicia.

“De este modo –apuntó Javier Guerra-, la Consellería de Economía e Industria sigue trabajando en la mejora de la calidad de vida de los gallegos a través de la mejora de las infraestructuras de suministro eléctrico con el objetivo de beneficiar a todos los ayuntamientos y a sus habitantes”.

Esta orden, “a la que no concurrió el Ayuntamiento de Pontevedra el pasado año 2010”, recordó el conselleiro, “incluye de nuevo el pago de anticipos de hasta lo 80% de las subvenciones concedidas sin exigencia de garantías, e incrementa la intensidad de la subvención hasta el 80%, muy por encima del 30% que se venía subvencionado hasta  ahora”.

La inclusión de la fórmula del prefinanciamiento en esta orden de convocatoria de ayudas tiene como finalidad hacer más eficaz la aplicación de las subvenciones destinadas al soterramiento de las infraestructuras eléctricas en los ayuntamientos, toda vez que las necesidades de las entidades locales precisan de una especial atención en la actual coyuntura económica.

Los objetivos de las ayudas, de la que pueden ser beneficiarios todos los ayuntamientos gallegos, son la mejora de la calidad del suministro eléctrico, el fomento de la eliminación del impacto paisajístico en las villas gallegas y el incremento de la seguridad pública, puesto que se priman los soterramientos en los suelos urbanos.

Las subvenciones se otorgarán además en régimen de concurrencia competitiva, lo que demuestra la transparencia de la actuación, y establece como criterios de valoración el tipo de actuación, la tensión de la línea, la cercanía a centros de interés social como colegios o centros de salud, el tipo de suelo o el número de habitantes de los ayuntamientos, primando a aquellos que tienen una menor población y por lo tanto una menor capacidad para llevar adelante estas obras.

Este acuerdo, que gestiona la Dirección General de Industria, Energía y Minas, esta incluido dentro de la estrategia del Gobierno gallego de cara a la mejora de las infraestructuras eléctricas de Galicia, lo que implica fundamentalmente un incremento de la calidad en el suministro de la energía a nivel autonómico, conjugada con la necesaria preservación del entorno.

Además, esta orden de ayudas, que se repetirá a lo largo de la legislatura, va en la misma dirección y complementa a las Directrices de Ordenación del Territorio, donde también se contempla que los tendidos y redes de instalaciones energéticas serán enterrados, lo que permitirá combatir el feísmo y la llamada contaminación eléctrica de nuestras villas.
 

Imaxes relacionadas