GalegoCastellano
El informe de la Xunta concluye que el nuevo esquema de licitaciones de fomento implica que Galicia no tendrá AVE hasta el 2018

El estudio parte de las fechas de licitación de las obras habida cuenta de las nuevas previsiones anunciadas por el Gobierno central en abril, así como de una serie de supuestos favorables y excelentes para la ejecución de las actuaciones

Hernández afirmó que el 2010 “fue un año perdido para el AVE gallego, como lo fueron el 2005, el 2006, el 2007 y el 2008”, ya que apenas se llegaron a licitar 300 millones de euros de los más de 3.300 que el pacto contemplaba para ese año

A pesar de eso la Xunta le dio un nuevo margen de confianza al ministerio tras el anuncio de que en marzo habría una única macrolicitación, pero Fomento mudó nuevamente de esquema en abril, periodificando las licitaciones entre el 2011, 2012 y 2014

Instó al ministerio a no confundir lealtad con decir a todo que sí, y manifestó que “la Xunta no va a ser cómplice de una gran ficción respecto a los plazos del AVE”

Santiago, 3 de mayo de 2011
Compartir
  • whatsapp

Galicia no tendrá AVE, en el mejor de los casos y siempre que no se produzcan incidentes, hasta comienzos del año 2018, atendiendo a la reprogramación de las obras anunciada por el Ministerio de Fomento el pasado mes de abril. Así lo ponen de manifiesto el informe que elaboró la Xunta de Galicia basándose en el esquema de licitación expuesto por el secretario de Estado de Infraestructuras en la reunión que mantuvo con el conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, el pasado 12 de abril en Madrid.

Hernández manifestó en aquella ocasión que el Gobierno gallego analizaría con prudencia y rigor si el nuevo escenario del AVE permitiría cumplir los compromisos del Pacto del Obradoiro. Dos semanas después de esa reunión, el propio conselleiro, acompañado por el director general de Movilidad, Miguel Rodríguez Bugarín, presentó el resultado del análisis de este nuevo esquema que, según volvió a recordar el conselleiro, “plantea para el 2011, 2012 e incluso el 2014 licitaciones que el Pacto del Obradoiro contemplaba llevar a cabo en 2010”.

El informe parte de unas fechas de licitación de las obras compatibles con las nuevas previsiones anunciadas por el Gobierno central en abril, así como de una serie de supuestos favorables y excelentes para la ejecución de las actuaciones:

Reduciendo al mínimo los plazos de trabajos pendientes (estudio hidroxeolóxico, proyectos constructivos, etc).
Siendo ágiles en los procedimientos administrativos de licitación y adjudicación.
Considerando unos rendimientos estándar en el avance de las obras.
Empleando 7 máquinas tuneladoras simultáneamente.
No considerando ningún tipo de incidentes que retrasen la ejecución de los trabajos

Aun así, el cronograma del estudio marca una demora mínima de tres años con respecto a finales de 2015, que es el plazo comprometido en el Pacto del Obradoiro.

Agustín Hernández señaló que se trata de plazos posibilistas, pragmáticos e incluso optimistas en algunos casos, y destacó que existen muchas incertidumes técnicas que impiden con total seguridad decir que el AVE a Galicia va a estar a finales de 2015”. Señaló que “le trasladaremos a Fomento nuestra evaluación y me gustaría que el ministerio habuiese sido capaz de convencerme de que esta programación no se ajusta a la realidad porque significaría que contaríamos con el AVE en las fechas comprometidas, pero tengo la certeza de que el estudio se hizo con absoluta objetividad y profesionalidad”.

Ante el empeño del Ministerio en hablar del 2015 añadió que “todo apuntaa que asistimos por desgracia a una repetición de la famosa fecha del 2012 que repitieron hasta la saciedad, cuando ellos mismos sabían que esa fecha era incumplible”. Instó al ministerio a no confundir lealtad con decir a todo que sí, y manifestó que “la Xunta no va a ser cómplice de una gran ficción respecto a los plazos del AVE”.

Insistió en que el 2010 “fue un año perdido para lo AVE gallego, como lo fueron el 2005, el 2006, el 2007 y el 2008”, ya que apenas se llegaron a licitar 300 millones de euros de los más de 3.300 que el pacto contemplaba para ese año”. A pesar de eso la Xunta le dio una nueva margen de confianza al ministerio tras el anuncio de que en marzo habría una única macrolicitación que englobaría toda la construcción y el mantenimiento de la vía. Pero Fomento mudó nuevamente de esquema en abril, periodificando las licitaciones entre el 2011, 2012 y 2014.

Hernández también llamó la atención sobre el hecho de que el único avance realizado hasta este momento es la autorización para iniciar la licitación, por el sistema concesional, del montaje, explotación y conservación de unos tramos cuyas obras aún no están licitadas “ni sabemos cómo se van a hacer ni cándo se van a rematar.

Hipótesis y cronograma de las obras
El informe parte de la propia documentación difundida por el Ministerio de Fomento, que explicó que licitaría por vía presupuestaria un montante de 3.046 millones de euros repartidos en 27 contratos entre los años 2011 y 2014.

El cronograma de la consellería de Medio Ambiente, en el que se reflejan todas las fases en la evolución de una obra (proyectos en el caso de los tramos que aún no los tienen redactados, licitación y fases de la ejecución propiamente dicha), determina que el AVE a Galicia no estará operativo hasta comienzos de 2018.

 

Imaxes relacionadas