La Xunta destaca la primera implantación de una empresa en el polo de aviones no tripulados de Rozas como impulso al vínculo industrial del proyecto

La compañía Ingeniería Gaerum, subcontratista de Indra y filial de Tecnam Aviation, se registra como nueva empresa gallega y fija su sede en Lugo

En los próximos días iniciará los trabajos de evolución y mejora del Avión Pilotado de Vigilancia MRI P2006T, que tendrá base en Desbroces desde este mismo mes

En septiembre, comenzará a apoyar a la multinacional en el desarrollo del Avión Opcionalmente Tripulado Targus

La operación se enmarca en la creación de tejido industrial prevista en el por el, que incluye el traslado a Galicia de sedes de tres sociedades, así como la puesta en marcha en la Comunidad de tres filiales de Indra
 

Lugo, 18 de julio de 2016
Compartir
  • whatsapp

La Xunta destacó hoy la primera implantación de una empresa en el polo de aviones no tripulados de Galicia como impulso al vínculo industrial del proyecto. En concreto, se trata de la compañía Ingeniería Gaerum SL, subcontratista de Indra, que ya completó los trámites para inscribirse en el registro mercantil cómo nueva empresa con sede en Lugo. Esta nueva compañía apoyará a Indra en los trabajos de desarrollo, construcción y certificación del Avión Opcionalmente Tripulado Targus, y también se responsabilizará de la supervisión y gestión de la construcción del nuevo hangar con que contará Indra en el aeródromo de Rozas, así como de llevar a cabo todas las operaciones de vuelo del MRI P2006T, poniendo la disposición de Indra pilotos, operadores y mecánicos.

El domicilio fiscal de esta compañía se fijó en Lugo, aunque está previsto que en los próximos meses se establezca de forma definitiva en el aeródromo de Rozas. La compañía esperará para eso la que se completen las obras del nuevo hangar y a instalarse en las oficinas del complejo de Castro de Rei. Para iniciar su actividad, un equipo de profesionales se trasladará a Rozas en los próximos días y comenzará a trabajar en los nuevos desarrollos de software y mejoras del avión pilotado de vigilancia MRI P2006T de Indra, que desde este mes tendrá base en el aeródromo gallego. En el mes de septiembre, Ingeniería Gaerum iniciará los trabajos de apoyo a Indra en el desarrollo del Avión Opcionalmente Tripulado Targus, la versión no tripulada del avión MRI P2006T.

Ingeniería Gaerum es una empresa que forma parte, del grupo Tecnam Aviation, compañía responsable de la integración de sistemas en plataformas aéreas de ala fija de la marca Tecnam, y en concreto en el Modelo P2006T, prestación servicios de operación aérea así como del diseño y fabricación de plataformas aéreas dotadas de sistemas y sensores especiales. También ofrece servicios de consultoría técnica y entrenamiento de pilotos, operadores y mecánicos y de consultoría de ingeniería

Indra viene trabajando con esta compañía desde hace años en el desarrollo del avión MRI P2006T, una aeronave que ofrece las más altas capacidades de vigilancia al coste de operación más competitivo y que ya participó en misiones humanitarias de vigilancia en el mar Mediterráneo.

Este innovador avión está equipado con un radar de barrido electrónico Seaspray 5000Y, una cámara visible e infrarroja de alta resolución, un sistema AIS de identificación de buques, un radioenlace line of sight con un alcance de 180 millas náuticas, y un terminal de comunicaciones satelitales Inmarsat. Esta tecnología convierte a la plataforma de Indra en la herramienta perfecta para apoyar misiones de salvamento en el mar, vigilancia costera, detección de vertidos o protección de bosque, entre otras tareas, permitiendo recibir en tiempo real desde la estación de control en tierra toda la información captada por la aeronave.

La implantación de la empresa se enmarca dentro de los compromisos asumidos en la puesta en marcha del por el de Rozas, que suma 115 millones de inversión e incluye la creación de nuevo tejido industrial a través de nuevas sedes en Galicia. Además de la sede de esta compañía de Tecnam Aviation, Galicia contará con sedes de las empresas Acubens y S4A Solutions, que se sumarán a la llegada a nuestra comunidad de otras 3 filiales de Indra. El impacto del proyecto sobre el tejido industrial, se ampliará a 18 empresas y sectores diferentes como el aeronáutico, el metalúrgico, el naval o las TIC, y 13 centros de conocimiento de la comunidad, entre los que se incluyen las 3 universidades gallegas. Para ellos, Indra y Inaer reservan 42 millones de euros en contratos, a los que se sumará la posibilidad de que todos participen en la explotación de la tecnología que codesenvuelvan.