La Xunta recibe siete ofertas para la gestión del nuevo plan de aforos, que ofrecerá una radiografía de los 5.500 kilómetros de carreteras autonómicas en los próximos tres años

Este contrato fue licitado por 1,2 millones de euros y estará vigente desde lo 1 de enero de 2021, recogiendo la posibilidad de prórroga por dos años más, elevándose en este caso la inversión hasta los 2 millones de euros

El nuevo Plan de Aforos permitirá ofrecer un conocimiento moderno, preciso y detallado sobre el tráfico que soportan las vías autonómicas para poder planificar y explotar acertadamente la red viaria autonómica y racionalizar las inversiones

Se recogerán datos en las 372 estaciones de aforo fijas y móviles y se emplearán drones, datos de telefonía o big data para obtener más información y con mayor rapidez de cara a poder adoptar las mejores decisiones

Se emplearán nuevos instrumentos, como la medición de los aforos en sendas peatonales y ciclistas, y nuevas herramientas tecnológicas para disponer de datos en tiempo real

Se elaborará una memoria anual de tráfico, una memoria de seguridad viaria y la realización de un estudio de accidentalidad en las carreteras autonómicas
 

Santiago de Compostela, 29 de julio de 2020
Compartir
  • whatsapp

La Consellería de Infraestructuras y Movilidad viene de recibir un total de siete ofertas para la gestión del nuevo contrato de servicios del Plan de Aforos de las carreteras de titularidad autonómica, que permitirá ofrecer una radiografía completa y un conocimiento más moderno e inteligente, con el empleo de nuevas tecnologías, de los más de 5.500 kilómetros de vías que componen la red de titularidad de la Xunta durante los próximos tres años.

Este contrato, al que se presentaron 11 empresas –cuatro de las ofertas proceden de la unión temporal de distintas empresas-, comenzará su vigencia a partir de 1 de enero de 2021, por un período inicial de 3 años, y fue licitado por 1,2 millones de euros. El contrato recoge la posibilidad de ser prorrogado otros dos años más, elevándose en este caso la inversión hasta los 2 millones de euros.

El nuevo Plan de Aforos permitirá ofrecer un conocimiento moderno, preciso y detallado sobre el tráfico que soportan las vías autonómicas para poder planificar y explotar acertadamente la red viaria autonómica y racionalizar las inversiones.

El Plan de Aforos permite obtener una información valiosa para poder anticipar y planificar posibles mejoras e inversiones, por ejemplo, saber si es preciso realizar una mejora en una carretera, cuando es necesaria una ampliación de capacidad porque se registran circulaciones muy elevadas o se se es oportuno construir vías alternativas.

Además, permite recopilar y analizar los accidentes que registra la red autonómica de carreteras para, a partir de ahí, adoptar y planificar las medidas oportunas identificando, por ejemplo, los trechos de concentración de accidentes existentes.

El nuevo contrato de servicios implicará el mantenimiento y explotación, durante los próximos tres años, de las 372 estaciones de aforo fijas y móviles existentes en las carreteras autonómicas. También prevé la realización de un estudio de tráfico, con la correspondiente edición de la memoria anual de tráfico, además de una memoria de seguridad viaria y de un estudio de accidentalidad.

Como principales novedades, el Plan de Aforos recoge nuevos instrumentos como la medición de los aforos en las sendas peatonales y ciclistas, datos que permitirán contrastar los tráficos que registran estos itinerarios, en época de verano, cuando son más empleadas, o en invierno. Este nuevo instrumento ya se vino probando en sendas como la PO-308 en Portonovo, o en la carretera PO-552, muy frecuentada por ciclistas.

Nuevas herramientas tecnológicas

También se incorporarán a las estaciones de aforo nuevas herramientas tecnológicas que permitirán automatizar el envío de información, permitiendo disponer de los datos en tiempo real, incorporando la telegestión.

Además, se buscará una reconstrucción de datos más acercada a la realidad en las vías en las que no se realizan aforos permanentes, con la adquisición de datos de posicionamiento de teléfonos móviles anonimizados, que se analizarán con tecnología big data. A través de estos datos se obtendrá información valiosa para la seguridad viaria y para la elaboración de mapas de velocidades, en los que se recoja la velocidad real en determinados puntos de las carreteras.

Se trata de implementar el uso de las nuevas herramientas tecnológicas, como los drones, los datos de telefonía o el big data, para obtener más información y con mayor rapidez de cara a poder adoptar las mejores decisiones.

Los datos de tráfico indican que la red de carreteras de titularidad de la Xunta registró en 2019 un incremento anual del 2,6% en cuanto a kilómetros anuales recorridos por los vehículos. Además, las vías de altas prestaciones de titularidad autonómicas vienen registrando un incremento significativo desde el año 2015, al asumir casi el 45% de los vehículos/km cuando tan sólo suponen un 9% de la longitud total de la red autonómica de carreteras.