MENSAJE DE FIN DE AÑO DEL PRESIDENTE DE LA XUNTA, ALBERTO NÚÑEZ FEIJÓO
Compartir
  • whatsapp

Buenas tardes a todos.

Llegadas estas fechas, es tiempo de echar la vista atrás y hacer balance de un año que una vez más volvió a estar condicionado por la covid y que lamentablemente vuelve a condicionar esta Navidad, que no está siendo como a todos nos gustaría.

Por eso, antes de nada, quiero mandar un abrazo a todas esas familias que perdieron un ser querido a causa de la pandemia y a todos los que se encuentran en los hospitales luchando por superar la enfermedad.

Y también quiero dar las gracias a esos profesionales, como Yolanda Moares, que tanto nos cuidaron y que volvieron a dar lo mejor para salvar vidas y para curarnos. Y que lo siguen haciendo.

Un gracias de corazón y de parte de todos los gallegos a médicos, enfermeros, auxiliares, a todos los sanitarios pero también a aquellos que con su trabajo hacen que la vida sea un poco menos dura cada día: policías, gente de protección civil, trabajadores de residencias, maestros...

Con su esfuerzo, y el de todos los gallegos, logramos que la tasa de mortalidad sea la más baja de la Península y conseguimos reducir el impacto de la pandemia gracias al sentidiño.

Estamos siendo un ejemplo de responsabilidad y solidaridad en la vacunación, con unas de las tasas más altas de España y de Europa.

Nieves, Nieves fue la primera de un proceso que está siendo modélico. Millones de gallegos pasaron por los recintos de vacunación a lo largo de este año y aún lo hacen ahora para recibir la dosis de refuerzo y para vacunarse por primera vez los niños. Un proceso nunca visto y que mereció la Medalla de Oro de Galicia para los profesionales que lo pusieron en marcha.

Sin duda, las vacunas son fundamentales para ver la luz al final del túnel, afrontar con mayor seguridad las nuevas variantes y ondas e intentar sobreponernos de una vez a esta pandemia. El camino no es sencillo, pero los gallegos somos quien de superar los obstáculos y llegar a buen puerto.
Lo demostraron este año los deportistas gallegos, que se superaron a sí mismos y volvieron de Toquio con 11 medallas. Pero la verdad es que este año fueron muchos los gallegos que merecieron el oro. Los hosteleros. Los profesores.Los empresarios.Nuestros mayores. Los niños. Agricultores y ganaderos. Gentes del mar. Y todos aquellos que con esfuerzo, humildad y sacrificio, no se rindieron y que contribuyen a hacer cada día una Galicia mejor.

Porque los gallegos somos un ejemplo de resiliencia antes de que se inventara esa palabra. Somos capaces de dar lo mejor de nosotros mismos y seguir caminando. Así lo hicimos hace 40 años, cuando también con obstáculos y dificultades, aprobamos el Estatuto de Autonomía y emprendemos el camino de mayor progreso de nuestra historia reciente.

Cuatro décadas de avances en los que Galicia ha demostrado desde una esquina de la península que ser leal no es incompatible con ser reivindicativo. Que es posible sumar y servir a los ciudadanos de Galicia y de España al tiempo que se mantiene la identidad y las raíces. Y todo eso es posible gracias a los gallegos.

Sin duda, el Xacobeo marcará el próximo año, como también lo hará la evolución de la pandemia y como afrontar la recuperación económica.

Seguro que aún quedan dificultades. Estamos de lleno en ellas. La incertidumbre de nuevas olas, la subida del coste de la vida, el precio de la luz... van a ser piedras en el camino.

Pero Galicia cuenta con los instrumentos para hacer frente al virus y por supuesto está preparada para aprovechar los fondos europeos y poner en marcha una serie de proyectos que contribuyan a dinamizar nuestra economía, generar empleo y avanzar en un nuevo modelo más verde, más innovador y más justo.

Estamos preparados porque hicimos los deberes y porque tenemos el mejor recurso: nuestra gente.

Galicia no es solo el fin del camino, es también origen y el camino en sí mismo. El Camino de Santiago es un modelo de concordia y está en el origen de la construcción europea.

En este 2022 tenemos un nuevo Año Xacobeo, de forma extraordinaria, y vamos a aprovechar todo su potencial. Todos estáis invitados a participar de un acontecimiento extraordinario, la gran fiesta de Galicia donde todos sois bienvenidos.

Estoy seguro de que en 2022, Galicia seguirá avanzando y los protagonistas no van a ser otros que vosotros, las gallegas y los gallegos. Vosotros sois imprescindibles para caminar hacia una Galicia mejor.

Feliz Año 2022 a todos.
 

Imaxes relacionadas