Nava Castro anuncia que el nuevo decreto que regula los cámpings permitirá su clasificación por estrellas en cinco categorías

La directora de Turismo visitó en Valdoviño uno de los más de 120 alojamientos gallegos de este tipo acompañada del presidente de la Asociación Gallega de Cámpings

Explicó que la nueva normativa, que acaba de entrar en la fase final de su tramitación, recoge una tendencia extendida en otras comunidades y en la Unión Europea

También se establece por vez primera la especialización de los cámpings en exclusiva para caravanas y autocaravanas y se crean los cámpings temáticos

Además, se abre la puerta de nuevas formas de explotación comercial de instalaciones estables de los campamentos, como cabañas o bungalós, a través de turoperadores

El turismo en cámpings representa el 9% de la demanda turística en Galicia y está registrando un incremento de un 33% en el número de viajeros este año
 

Valdoviño (A Coruña), 21 de agosto de 2019

La directora de Turismo de Galicia, Nava Castro, acompañada por el presidente de la Asociación Gallega de Campings, Delfín Hidalgo, y el responsable de ABANCA Galicia Classic Surf Pro, Marcos Rodríguez, visitó hoy el Camping Valdoviño donde informó sobre las novedades de la regulación para este tipo de alojamientos, que acaba de entrar en la fase final de su tramitación.

Como explicó, la nueva normativa destaca por su simplificación y claridad de criterios y actualiza y renueva la regulación vigente para los cámpings en Galicia. Entre las principales novedades, destaca la nueva clasificación por estrellas, la creación de campamentos temáticos y también exclusivos para caravanas o autocaravanas y la posibilidad de que las instalaciones estables de los cámpings, como cabañas o bungalós, puedan ser también comercializadas por intermediarios como turoperadores.

Así, Galicia podrá contar ahora con cámpings de una, dos, tres, cuatro y cinco estrellas, una medida con la que la Xunta adapta su regulación a la que está implantada en otras comunidades autónomas y en otros países de la Unión Europea y que sustituye la anterior clasificación que los identificaba como superior, primero y segundo.

Proceso de adaptación

El decreto establece unos criterios en función de las equipaciones y servicios ofertados de manera que por ejemplo, los cámpings con mayor número de estrellas deberán ofertar equipaciones como piscina exterior, parque infantil, salón de ocio o juegos, lavadoras y lavavajillas o servicios como restaurante, cafetería, supermercado, programas de animación o servicios de guardería, entre otros. Como novedad, los requisitos de clasificación se fijarán ahora en función del número de plazas y no de parcelas, como se hacía hasta el momento. Así, los servicios del cámping estarán mejor dimensionados habida cuenta el número de usuarios al ser una correspondencia más exacta.

Para que los cámpings actuales se adapten a la clasificación por estrellas, la normativa gallega fija un régimen transitorio de cinco años. Por lo tanto, de manera inmediata los cámpings gallegos en funcionamiento podrán seguir haciéndolo en las condiciones en las que están autorizados sin necesidad de adaptarse a las prescripciones de este decreto de manera inminente, salvo las relativas a la seguridad. En el caso de los cámpings que pretendan un cambio de categoría o realizar obras sustanciales de ampliación o rehabilitación que afecten a su clasificación, sí tendrán el deber de adaptarse ahora a los criterios de la noticia normativa. En este caso, con carácter excepcional pueden pedir dispensa de aquellas condiciones que resulten de imposible cumplimiento cuando concurran circunstancias que así lo justifiquen como pueden ser la insalubridad o la especial orografía.

Tres áreas de especialización

El nuevo decreto también facilitará que los cámpings gallegos, de manera complementaria a estar clasificados por estrellas, puedan ahora también especializarse en tres áreas. Hasta el momento podían obtener el distintivo de cámping de turismo verde siempre que tuvieran una serie de certificaciones que así lo acreditaran. Se crean ahora también las figuras de los cámpings de turismo temático en los que sus instalaciones y servicios correspondan a un tema o materia específica (cultural, deportivo…) y habrá cámpings exclusivos para caravanas o autocaravanas, estando prohibida en este caso la instalación de tiendas de campaña. Quedan excluidas en esta nueva especialización las zonas de acogida para caravanas y autocaravanas en tránsito, cuya regulación seguirá correspondiendo a la administración local.

Otra de las novedades que incorpora la normativa es que las instalaciones estables que estén situadas en el cámpings –tales como cabañas o bungalós, entre otros– podrán ser explotadas comercialmente ahora a través de intermediarios como turoperadores. En estos casos, el titular del cámping deberá acreditar la disponibilidad de esas instalaciones y será el responsable frente a los usuarios del cumplimiento de las condiciones establecidas y de la normativa turística.

Decreto dialogado

La nueva normativa consta de 36 artículos, estructurados en seis capítulos, tres disposiciones adicionales, tres disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y dos disposiciones finales. El texto, que fue ya remitido al Consello Consultivo, es fruto del diálogo con el sector, siendo remitidos los documentos tanto al Clúster Turismo de Galicia, asociaciones especializadas y al Consejo Gallego de Consumidores y Usuarios y a todos los departamentos de la Xunta de Galicia y estuvo disponible para consulta pública previa y mantuvo abierto al plazo para recibir sugerencias durante los meses de febrero y marzo del año pasado.

Con esta regulación, la Xunta avanza en la excelencia en la calidad de la atención a los viajeros que recibe la Comunidad y refuerza las garantías y la salvaguarda a los profesionales del sector con una normativa actualizada y adaptada a los tiempos. El decreto repercutirá directamente en los más de 120 cámpings dados de alta en el Registro de Empresas y Actividades Turísticas (REAT), que suman más de 34.000 plazas. Este tipo de turismo en cámpings se consolida en nuestra Comunidad. Representa el 9,3% de la demanda turística en Galicia y este año crece a un ritmo del 33% en número de viajeros.

La nueva regulación afectará en exclusiva a los cámpings de turismo, quedando excluidos los cámpings juveniles, albergues, centros y colonias de vacaciones escolares, las áreas provisionales de acampada por eventos culturales, recreativos o deportivos, así como toda clase de acampadas no turísticas que estén reguladas por sus normas específicas.

Espacios para autocaravanas

Esta normativa se suma al acuerdo anunciado ayer tras la reunión del conselleiro de Cultura y Turismo, Román Rodríguez, y el presidente de la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp), Alfredo García, para elaborar una ordenanza tipo que regule los espacios habilitados en los ayuntamientos gallegos la disposición de las autocaravanas, que quedan fuera del decreto. Tratara de las zonas especiales de acogida para caravanas y autocaravanas en tránsito cuya regulación sigue correspondiendo a la administración local y en las que el tiempo máximo de estadía está limitado a una noche.

Esta regulación tendrá como principal objetivo facilitar la convivencia de esta modalidad turística con el resto de tipologías, así como armonizar los criterios que emplean las entidades locales para autorizar su estacionamiento, al tratarse de una competencia municipal. A pesar de que ya existen ayuntamientos con ordenanzas propias para regular este aspecto, la intención del Gobierno gallego y la Fegamp es contar con una normativa “genérica” que favorezca una regulación efectiva en toda la Comunidad.
 

Imaxes relacionadas
Fecha de actualización: 21/08/2019