Los vecinos del lugar de Muimenta, en el ayuntamiento ourensano de Carballeda de Avia, entregan a la Xunta las firmas para convertirla en la tercera aldea modelo de Galicia

La iniciativa recuperará y pondrá en valor en la zona una superficie de alrededor de 30 hectáreas perteneciente a 242 propietarios que cuentan con casi 1.640 parcelas

El conjunto de los terrenos se destinará a cultivos tradicionales de la zona, como cereales y huerta, entre otros
 

Santiago de Compostela, 6 de noviembre de 2019

Los titulares catastrales de las parcelas que rodean el lugar de Muimenta, en el ayuntamiento ourensano de Carballeda de Avia, entregaron a la Xunta sus firmas para convertir este núcleo en la tercera aldea modelo de Galicia. Así, con el apoyo del alcalde del municipio, Luis Milia, la Consellería de Medio Rural acaba de recibir las firmas de los dueños de las parcelas para comenzar con las labores de limpieza y puesta en valor de un total de 29,14 hectáreas.

Así, en esta aldea se realizará la limpieza y la recuperación y puesta en valor de la faja de los 50 metros más próxima al núcleo de población, en el marco del convenio de protección de las aldeas frente el fuego puesto en marcha por la Xunta, Seaga y la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp).

El resto de los terrenos hasta el total de la actuación, que puede conseguir fajas de hasta 150 metros, será puesto en producción mediante la actuación de la Agencia Gallega de Desarrollo Rural en colaboración con los productores interesados en su aprovechamiento, para así crear actividad agroganadera en ellas, mediante cultivos de huerta, cereal, pastos, frutales, castaños, olivos, etc. Al mismo tiempo, el conjunto de los terrenos recuperados funcionarán como cortafuegos natural frente el fuego, ya que serán los cultivos los actúen como método de protección, sin necesidad de rozar y limpiar de forma periódica.

En este caso concreto del lugar de Muimenta, la iniciativa de aldea modelo que promueve la Xunta tiene por objetivo recuperar las tierras en abandono del entorno de la aldea, para así contribuir a su puesta en valor, mejorando la calidad de vida de su población y, al tiempo, reforzando la prevención de los fuegos en la cercanía de las viviendas. Esta actuación va a servir para recuperar una treintena de hectáreas de este núcleo de población, para destinarlas a cultivos tradicionales de la zona, como cereales y huerta, entre otros. Se actuaría en un total de 1.639 parcelas de 242 propietarios.

Todos los terrenos recuperados serán incorporados al Banco de Terras de Galicia, de manera que las personas titulares reciban una compensación económica anual. Esto es, la aldea modelo supondrá la obtención de un rendimiento económico directo o indirecto tanto para las personas propietarias de los terrenos –que conservarán siempre la titularidad de las parcelas al tiempo que reciben un pago por arrendamiento– como para los interesados en su puesta en producción.
 

Imaxes relacionadas
Fecha de actualización: 06/11/2019