Galicia se sitúa a la cabeza de España en competencia científica y mejora los resultados en matemáticas, según el informe PISA 2018

El alumnado gallego consigue 510 puntos en competencia científica, lo que coloca a Galicia con los mejores resultados de todas las CCAA

En competencia matemática crece 4 puntos con respecto al informe de 2015, escala tres posiciones en el ranking de CCAA, y se sitúa al nivel de países como Alemania, Suecia y Finlandia

Además, Galicia está por encima de la media de España, de la UE y de la OCDE en las dos competencias evaluadas

Estos resultados afianzan la tendencia de mejora continua en los últimos años, tanto en términos absolutos como en términos comparativos a nivel global y del conjunto de las comunidades autónomas

La Consellería de Educación seguirá reforzando iniciativas que considera prioritarias para la mejora de los resultados académicos, como las de fomento de las competencias STEM al amparo de la Estrategia gallega para la educación digital, Edudixital 2020

Santiago de Compostela, 3 de diciembre de 2019

El informe PISA 2018 -que se hizo público hoy- consolida y refuerza la tendencia de mejora continua del alumnado gallego tanto en competencia científica como en competencia matemática, situando a Galicia por encima de la media de España, de la UE y de los países de la OCDE. Además, este informe -que analiza el grado de adquisición de habilidades y conocimientos del alumnado de 15 años-, refleja también que Galicia mejora su posición en el ranking de comunidades autónomas con respecto al informe anterior de 2015.

Así, en competencia matemática Galicia obtiene 498 puntos, 17 más que la media de España (481) y 9 más que la media de la OCDE (489), y sube 4 puntos en comparación con el año 2015 (cuando obtuvo un máximo histórico de 494 puntos). Además de en términos absolutos, Galicia también mejora en términos comparativos, ya que escala 3 puestos en el ranking de comunidades autónomas al pasar del octavo lugar en 2015 al quinto lugar en 2018 y prácticamente empatada con comunidades como Cantabria o País Vasco (ambas con 499 puntos) y a muy poca distancia de Castilla-León (502 puntos) y Navarra (503 puntos).

En cuanto a países, estamos al nivel de países como Alemania, Suecia o Finlandia en esta competencia.

En competencia científica, Galicia obtuvo 510 puntos en este informe de 2018, lo que la sitúa en la primera posición del ranking de Comunidades Autónomas, a 9 puntos de la segunda que es Castilla-León (501), y a 14 puntos de Asturias (que obtuvo 496). La distancia es aún mayor si se compara con la media de España (483) y de los países de la OCDE (489). Por lo tanto, aunque en términos absolutos registre una mínima bajada de 2 puntos con respecto a los 512 obtenidos en 2015, en términos comparativos el alumnado gallego despunta en esta competencia.

Y por países estamos en el mismo nivel que EEUU, Corea, Alemania, Países Bajos, o Reino Unido

Estos resultados reflejan que Galicia sigue una línea de crecimiento continuo en lo que respecta a su sistema educativo en las dos competencias evaluadas (hace falta recordar que en este informe la OCDE decidió no ofrecer datos de la competencia lectora); ya que se afianza la senda de mejora de los últimos años y, sobre todo, mejora su posición tanto a nivel global como en comparación con el resto de las Comunidades Autónomas del Estado.

Índice de Aislamiento

En este informe PISA 2018 no se ofrecen datos y equidad (porque va ligado a la competencia principal, en este caso la lectora, de la que no hay resultados), por lo que el informe introduce un nuevo indicador para caracterizar el grado de segregación de los sistemas educativos del alumnado desventajado/aventajado respecto del resto. Según PISA, este índice de aislamiento se relaciona con la probabilidad de que alumnado de unas determinadas características esté matriculado en centros en los que se matricula otro de características distintas, con una medida que oscila entre 0 y 1, en la que el valor próximo a 0 indica una muy baja segregación.

En el caso de Galicia, el índice de aislamiento del alumnado desventajado es del 0,10, por lo que se confirma esa baja segregación (la media de España es de 0,16 y de la OCDE del 0,17), y al nivel de los países participantes con menor grado de segregación como Noruega (0,09), Finlandia (0,10).

Esto va, por tanto, en la línea de los últimos datos de equidad que se conocen (de 2015), en los que Galicia se situaba como la CCAA con el sistema educativo más equitativo por delante de todos los países de la OCDE.

Apuesta por el refuerzo de las competencias STEM

La tendencia al alza en las puntuaciones del alumnado en PISA en las competencias matemática y científica refuerzan la apuesta que está haciendo la Consellería de Educación, Universidad y Formación Profesional en los últimos años de fomento de las competencias STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) entre el alumnado al amparo de la Estrategia Gallega para la educación digital, Edudixital 2020, y que suponen una inversión de 1 millón de euros.

Hace falta recordar que en este ámbito se están desarrollando iniciativas como la implantación del Bachillerato de excelencia en Ciencias y Tecnologías, el STEMbach (con 560 alumnos -294 alumnas y 266 alumnos- de 31 centros), los ‘Club de Ciencias' (que llega a 119 centros), los Espacios Maker (implantado en 20 centros), el campamento científico-tecnológico en inglés (STEMweek), la Semana STEM, o la ampliación de Robótica en Primaria (con kits que llegan ya a 178 centros públicos durante este curso).

A esto se une el refuerzo de 2 horas de la materia de Matemáticas en el currículo de Primaria y 1 hora en ESO desde el año 2014; y la implantación de materias de libre configuración autonómica como Programación, Educación financiera y Ajedrez en Secundaria, o Robótica y Métodos estadísticos y numéricos en Bachillerato.

Asimismo, la Consellería sigue reforzando los contratos-programa, que buscan mejorar la calidad de la enseñanza para reducir el porcentaje de alumnado de bajo rendimiento de Primaria, ESO y FP Básica. Precisamente las líneas más demandas son REFÓRZA-T, que tiene como objetivo mejorar el rendimiento académico del alumnado con dificultades, por medio del trabajo o apoyo organizado fuera del horario lectivo, sobre todo en las habilidades matemática, en ciencia y tecnología y en comunicación lingüística; y la línea de Mejora de las competencias clave, que se centra en trabajar la competencia matemática, las competencias básicas en ciencia y tecnología y la competencia en comunicación lingüística de las lenguas curriculares impartidas en el centro.

Papel del profesorado

Estos datos avalan también la implicación del profesorado como pieza clave en la apuesta por un sistema educativo de calidad, y cuyo labor cuenta con el apoyo y reconocimiento por parte de la Consellería de Educación, que está desarrollando mejoras continuas para este colectivo como son la mayor oferta de empleo de la historia para la estabilización laboral, la mejora salarial y programas de formación adaptados a sus necesidades y demandas.

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 03/12/2019