La mejora de la clasificación microbiológica de siete zonas de producción marisquera de Galicia facilitará el trabajo del sector

Dos de esas áreas de trabajo pasan de ser zona B, que requiere enviar el producto a una depuradora, a ser zona A, por lo que puede comercializarse directamente

Otras cinco pasan de tener que enviar el marisco a depuración natural mediante reinstalación en batea a poder venderlo previo paso por una depuradora

Estas mejoras agilizarán la labor de los mariscadores de las zonas afectadas, al reducir o eliminar los plazos de depuración, y deberían redundar en un mejor precio en lonja de sus capturas

Santiago de Compostela, 10 de diciembre de 2019

La mejora de los resultados obtenidos en los controles que realiza periódicamente el Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino de Galicia (Intecmar), dependiente de la Consellería del Mar, en las zonas de producción marisquera permitió que desde la semana pasada siete de esas zonas de producción mejorasen su clasificación microbiológica, lo que facilita la labor del sector.

Los análisis realizados en estas áreas de trabajo revelaron de manera continuada menores niveles de contaminación por la bacteria E.Coli que en su anterior clasificación, lo que permitió cambiar su catalogación mediante una resolución publicada por el Intecmar el pasado jueves. Las mejoras suponen que dos zonas que tenían clasificación B -los productos extraídos de ellas tenían que pasar por un proceso de depuración previo a su venta- pasan a ser zonas A, por lo que el marisco puede ser comercializado directamente siempre a través de un centro de expedición. Mientras, otras cinco zonas catalogadas como C -por lo que el producto tenía que pasar por la depuración natural mediante reinstalación en batea- o B/C estacional, pasan a ser zona B, con lo que el marisco extraído de ellas podrá comercializarse directamente previo paso por una depuradora.

Estos cambios, fruto de la mejora de la calidad de las aguas, facilitarán el trabajo de los mariscadores al reducir o eliminar los plazos de depuración de los productos extraídos y deberían redundar en un mejor precio de sus capturas en lonja.

Las zonas que pasan de estar clasificadas como B a ser zona A son la parte media de la ría de Barqueiro, en Lugo, y la ensenada de Meloxo, en la ría de Arousa, mientras que en la ría arousana están otras dos de las cinco zonas que mejoran de C a B. Una de ellas es la del saco de Fefiñáns, en Cambados, que antes era C y ahora pasa a ser B, y a otra es la conocida como Entre canos, también en Cambados, que hasta ahora era B/C estacional -siendo C entre noviembre y junio- y que pasa a ser B todo el año.

Las otras mejoras de clasificación de las zonas de producción se corresponden con el banco de A Comboa, en la ría de Ortigueira, con la ensenada de Caranza, en Ferrol, y con la parte media del estuario del río Mandeo. Estas tres áreas de trabajo pasaron de estar catalogadas como zonas C a ser zona B, con lo que el producto extraído solo tiene que pasar por una depuradora antes de su comercialización.


El trabajo de seguimiento constante de los bancos marisqueros que hace la Xunta a través del Intecmar permite conocer su estado y ver la manera de mejorar su producción por lo que estas mejoras en la clasificación son fruto en muchos casos de labores para regenerar los bancos marisqueros y actuaciones para mejorar el saneamiento de las rías.

Estas mejoras facilitarán el trabajo de los profesionales del marisqueo de las zonas afectadas y se suman a las 27 zonas que mejoraron su clasificación entre abril de 2009 y julio de este año, concretamente en 20 bancos marisqueros y siete viveros flotantes con incidencia en más de 12 kilómetros cuadrados de bancos marisqueros y 740 bateas.

Los análisis realizados por el Intecmar también constataron el empeoramiento de dos zonas de producción marisquera, la ensenada de Fisterra y la ensenada de Bañobre. La primera de ellas posó de ser A estacional (era B en el mes de agosto) a ser B todo el año y la segunda pasó de ser B a ser B de noviembre a abril y C de mayo a octubre. A ellas se suman los polígonos A Pobra A-B, una zona de cultivo en viveros que pasa de ser A a B.

Imágenes relacionadas
Departamento: C. del Mar
Fecha de actualización: 10/12/2019