La comunidad despidió un año 2019 cálido y húmedo, con un 15% más de precipitaciones con respecto a los valores esperados

El avance del informe climatológico anual elaborado por Meteogalicia subraya que las temperaturas medias estuvieron algo por encima de lo previsto y se registraron 1.440 litros por metro cuadrado en el conjunto de Galicia

Abril, mayo, noviembre y diciembre presentaron las principales anomalías desde el punto de vista hídrico, mientras que los meses de enero, febrero y junio se desmarcaron del período de referencia en cuanto a las temperaturas

Santiago de Compostela, 20 de enero de 2020

El año 2019 se caracterizó en Galicia por ser un período cálido y húmedo. Esta es la principal conclusión del balance climatológico realizado por Meteogalicia, que en el avance de su informe anual subraya sobre todo la anomalía inscrita en las temperaturas medias, ligeramente por encima de los valores esperados, y también en las precipitaciones, con un 15% más de lluvia recogida de lo previsto.

Tomando como referencia los valores medios de las estaciones más representativas de la comunidad durante el período 1981-2010, la principal conclusión es que, entre los meses de enero y diciembre, la temperatura media en el conjunto de la comunidad se situó en los 13,8 grados, es decir, 0,2 grados más de lo esperado. Estos valores permitieron caracterizar el año en su conjunto como calido respecto de las temperaturas medias y máximas, y normal atendiendo únicamente a los valores mínimos.

En cuanto al análisis mes a mes, el informe subraya sobre todo las anomalías inscritas en las temperaturas durante enero, febrero y junio. Así, los dos primeros meses del año fueron totalmente contrapuestos: si 2019 empezó con temperaturas muy frías, especialmente por lo que respecta a las mínimas, febrero acabó siendo un período muy cálido en comparación con el período histórico de referencia.

También fue atípico junio, un mes “muy frío” según se concluye en el informe de Meteogalicia e incluso extremadamente frío teniendo en cuenta solo las temperaturas mínimas. El evento climatológico más salientable durante este período fue la borrasca Miguel, muy profunda y de tipo explosivo, que pasó muy cerca de Galicia dejando a su paso fuertes vientos y obligando a activar avisos de nivel naranja.

La anomalía de las temperaturas durante el mes de junio fue, de hecho, una de las más significativas inscritas en las últimas décadas, hasta el punto de que según los valores obtenidos en las 11 estaciones más representativas de la comunidad, las medidas presentaron una anomalía de -1,86 grados, siendo el precedente más próximo el mes de junio de 1997.

1.440 l/m2

Por lo que respecta a la lluvia, 2019 fue, en general, un año húmedo. La precipitación media acumulada para la serie regional fue de 1.440 litros por metro cuadrado, unos valores un 15% por encima de los registros del período de referencia 1981-2010.

En cualquiera caso, como se puede extraer del propio informe, el balance hídrico en Galicia a lo largo de 2019 no fue de los más altos de la década, ya que en 2016 había llovido un 16% más de lo habitual, en 2014, un 19%, y un año antes, en el año 2013, las precipitaciones inscritas habían sido un 22% superiores a las esperadas.

El análisis mensual de este período, asimismo, también revela comportamientos muy distintos a lo largo del año. De este modo, las anomalías más salientables en cuanto a las precipitaciones se concentraron durante la primavera y la recta final del ejercicio. Concretamente, abril se caracterizó por ser un mes muy húmedo, superando ya durante sus 10 primeros días los valores climáticos considerados normales para esta época. Mayo, por el contrario, tuvo un comportamiento totalmente distinto, siendo un período seco durante el  que las lluvias quedaron en valores muy por debajo de lo esperado.

Asimismo, 2019 se despidió con mucha lluvia hasta el punto de que tanto noviembre como diciembre se caracterizaron por ser meses muy húmedos, en el primer caso debido a la sucesión ininterrumpida de varias borrascas desde el primer hasta el último día del mes, y en el segundo, por tener períodos de lluvia más concentrados pero con una intensidad mucho mayor.

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 20/01/2020