El titular de la Xunta se reunió esta tarde con la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en la que abordó la situación que atraviesan plantas como Meirama, Endesa-As Pontes, Siemens-Gamesa, Alcoa, Alu-Ibérica o Ence
Feijóo traslada a Teresa Ribera la necesidad de una transición energética y ambiental justa y ordenada que garantice la continuidad de 15.000 empleos de sectores clave para Galicia

“Galicia es una Comunidad que quiere seguir siendo verde, una comunidad aliada con una transición energética justa”, dice, incidiendo en la oportunidad que suponen los fondos europeos Next Generation en esta materia, con una candidatura que agrupa ocho proyectos principales, con el objetivo de movilizar inicialmente más de 3.300 millones de euros y crear 30.000 empleos entre directos e indirectos

Destaca las consecuencias de la posible inclusión del lobo en el Listado de especies silvestres en régimen de protección especial e insiste en la importancia de buscar puntos de encuentro

Madrid, 18 de febrero de 2021

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, trasladó hoy a la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, la necesidad de una transición energética justa y ordenada que garantice la continuidad de 15.000 empleos de sectores clave para Galicia.

Durante la reunión mantenida esta tarde, Feijóo se refirió, a modo de ejemplo, a la situación que atraviesan plantas como la de Meirama, Endesa-As Pontes, Siemens-Gamesa, Alcoa, Alu-Ibérica o Ence, que forman parte de sectores clave afectados, como el electrointensivo, el energético, el forestal o la cadena mar-industria que se están viendo afectados por la aplicación de una transición abrupta.

“La transición energética y ambiental no puede dejar miles de empleos atrás”, abundó, valorando la disposición del Ministerio a buscar soluciones y a evaluar las distintas propuestas formuladas por la Xunta.

De este modo, en el ámbito de la industria electrointensiva, Feijóo incidió en la necesidad de cerrar la venta ordenada de Alcoa y dar así seguridad y tranquilidad a los trabajadores, a las familias y a toda la comarca de la Mariña. “Necesitamos hacerlo ya”, urgió, subrayando la disposición de la vicepresidenta cuarta a, junto con el Ministerio de Industria, dar un impulso a la venta.

Después de destacar que Alu-Ibérica debería tener una solución “igual o similar” a la de Alcoa, el titular de la Xunta incidió en la necesidad de que el Gobierno apueste por una transición ordenada que dé continuidad también a la central de As Pontes, impulsando con Endesa y en coordinación con la Xunta, una solución para darle viabilidad a esa central funcionando con biocombustibles. Y, en cuanto a Meirama, avanzó que se negociará con Naturgy para evaluar posibles inversiones de la compañía en proyectos industriales en la zona, con el objetivo de mantener los empleos y la actividad económica.


Por otra parte, y sobre la situación de Siemens-Gamesa, en As Somozas, con un ERE que afecta a 215 trabajadores, Feijóo pidió al Ministerio que colabore con la Xunta para intentar que la empresa proponga una solución. “Tanto la Xunta como el Ministerio estamos de acuerdo en que cerrar es lo fácil y mantener abierta esta compañía con determinados pedidos asegurados nos parece que es la solución de futuro”, dijo.

Además de la difícil situación industrial, el responsable del Ejecutivo gallego aprovechó la reunión para manifestar la inconformidad con la propuesta de actuación de Red Eléctrica Española para el período 2021-2026. “No es admisible que de los casi 5.700 millones de euros previstos en actuaciones para la red de transporte de energía, apenas un 1,2% -68 millones- correspondan a Galicia”, precisó.

Del mismo modo, aseveró que no se puede admitir que se supriman en esa planificación varios proyectos comprometidos en la planificación anterior, como la nueva subestación eléctrica para Vigo, que daría servicio al polígono de Balaídos.

Sobre este punto, Feijóo trasladó el compromiso del Ministerio de estudiar las alegaciones de la Xunta y tener en cuenta los acuerdos que había con anterioridad, entre ellos la subestación. “Además de esta subestación, con la propuesta actual se perjudicarían 1.100 MW eólicos que están autorizados y que no podrían evacuar la energía producida si Red Eléctrica Española no invierte lo que estaba comprometido”, añadió.

Modificación de la Ley de costas

Por otra parte, Alberto Núñez Feijóo hizo hincapié en el impacto que supone la modificación de la Ley de costas, que afecta a numerosas empresas de la cadena mar-industria y a sus puestos de trabajo; así como a 5.000 edificaciones de ayuntamientos costeros.

Después de valorar la disposición del Ejecutivo central de celebrar una reunión con la Administración autonómica para interpretar el artículo 15 del Proyecto de Ley de Cambio Climático, y así dar tranquilidad a la industria conservera, a las depuradoras y a las viviendas que están en la costa, Feijóo aseveró que la Xunta seguirá trabajando para que el Gobierno central acepte la propuesta de transferir la gestión de este domino público marítimo-terrestre para prestar un mejor servicio, como ocurre en otras comunidades.

En este mismo sentido, se refirió a la situación en la que se encuentra Ence. “No podemos renunciar a una instalación de transformación de la madera, toda vez que el 46% de la madera que se produce en España cada año, se produce en Galicia”, dijo, recordando que se trata de un asunto judicializado. “Precisamos una fórmula que dé seguridad jurídica a las instalaciones costeras”, recalcó.

Los Next Generation: una oportunidad para el Polo para la transformación de Galicia

A lo largo del encuentro, el titular de la Xunta incidió en la oportunidad de los fondos Next Generation: “Galicia es una Comunidad que quiere seguir siendo verde, una comunidad aliada con una transición energética justa”. Y expuso a la vicepresidenta cuarta los proyectos que Galicia presentó a la manifestación de interés convocada por el Ministerio de Industria, en el marco de estos fondos europeos.

En este sentido, destacó los cuatro proyectos más relevantes presentados: un centro para el impulso de la economía circular; la gestión sostenible de los bosques gallegos a través de la producción de fibras textiles a partir de viscosa; la generación de hidrógeno verde, a partir de energías renovables; y el desarrollo de una nueva potencia renovable eólica y solar.

Además de estos cuatro proyectos, el Polo para la transformación de Galicia abarca también otros cuatro proyectos transversales: la creación de cadenas logísticas sostenibles; un centro de investigación e innovación; la puesta en marcha de laboratorios digitales; y un plan para la recuperación de la tierra agraria, con el objetivo de fomentar la actividad económica del sector primario y la bioeconomía.

Hace falta destacar que esta candidatura que agrupa a estos ocho proyectos, movilizará inicialmente más de 3.300 millones de euros y creará 30.000 empleos entre directos e indirectos. “Todos estos proyectos tuvieron hoy una acogida muy favorable por parte del Ministerio; y solo puedo mostrar mi optimismo”, reconoció.

Por último, Feijóo y Teresa Ribera abordaron las consecuencias de la posible inclusión del lobo en el Listado de especies silvestres en régimen de protección especial. Al respecto, el titular de la Xunta recordó que Galicia cuenta con un plan de gestión del lobo y, gracias a esta herramienta, ”no se puede cazar el lobo en la Comunidad de manera indiscriminada, pero sí se puede cazar cuando el número de manadas excede el equilibrio”, dijo, haciendo hincapié en la importancia de buscar puntos de encuentro.

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 18/02/2021