Galicia acelera la reducción de emisiones gracias a su Estrategia de cambio climático, que ejecutó ya más de 317 millones de euros durante el primero año de vigencia

Feijóo destaca que Galicia está reduciendo las emisiones 32 puntos por arriba del promedio nacional y converge más con la senda de la UE

Explica que las actuaciones se estructuran en cuatro ejes: mitigación, adaptación, investigación, y dimensión social y gobernanza

Adelanta que de las 171 medidas previstas hasta 2023, 114 están en marcha, 53 en estudio y 4 finalizadas
 

Santiago de Compostela, 12 de mayo de 2021
Compartir
  • whatsapp

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, destacó hoy que Galicia está acelerando la reducción de emisiones por encima del promedio nacional y en línea con los objetivos que marca la Unión Europea, gracias a su Estrategia de cambio climático y energía 2050, que ejecutó ya más de 317 millones de euros durante el primero año de vigencia.

Después de evaluar en el Consello da Xunta las medidas desarrolladas desde su implantación, Feijóo recordó que hasta 2023 el plan recoge 171 medidas con un presupuesto de 1.280 millones, del cual una cuarta parte ya está ejecutado. No en vano, 114 medidas están en marcha, 53 están en estudio y 4 ya finalizaron su implantación.

A lo largo de la rueda de prensa, Feijóo precisó que las actuaciones están estructuradas en cuatro grandes bloques. Así, en el primero, llamado mitigación, se concentró la mayor ejecución, con cerca de 268 millones de euros, incluyendo iniciativas como: la puesta en marcha de alternativas para una movilidad más sostenible, con el cambio a transportes más eficientes e impulsando el transporte colectivo -132,6 millones de euros-; la mejora de la capacidad de absorción del sector forestal y fomento de los productos madereros como depósitos de carbono, a través, por ejemplo, del uso de la madera frente a otros materiales -43,3 millones-; o la implantación de la cultura de la eficiencia energética, con ayudas a la vivienda, a las personas en situación de pobreza energética y a la instalación de renovables -22 millones-.

Asimismo, y con la intención de convertir el sector primario en hipocarbónico, resaltó una inversión de 22 millones de euros en la gestión del ganado; además de una aportación de 7,5 millones para el fomento del compostaje, la reducción del desperdicio alimentario y la dotación de contenedores.

Sobre el segundo eje: adaptación, el titular de la Xunta destacó un presupuesto de cerca de 16,5 millones para: la consolidación de una estructura de redes de observación como instrumento de mejora de la monitorización, a través de trabajos para el desarrollo de la investigación, seguimiento y medidas de adaptación al cambio climático; y conseguir un sector agrícola adaptado al cambio climático, a través de la lucha contra el abandono y la recuperación de tierras, así como con el asesoramiento a las explotaciones.

Por otra parte, y con el fin de reducir la vulnerabilidad de la población ante los riesgos generados por el cambio en el clima, recordó la puesta en marcha de medidas destinadas a la mejora de la dotación de equipaciones, instalaciones e infraestructuras de Protección Civil, entre otras.

En el tercer eje, la investigación, Feijóo explicó que en este ámbito se destinaron más de 6,5 millones para fomentar el intercambio de conocimiento entre los diferentes agentes implicados, así como para promover la investigación e innovación.

Por último, la restante ejecución, más de 26 millones de euros, se enmarca dentro del bloque de dimensión social, gobernanza y sensibilización. Y, entre las medidas de este cuarto eje, subrayó la apuesta por una administración pública ejemplar en materia de cambio climático, con actuaciones de eficiencia energética en centros sanitarios, administrativos, sociales, educativos, universitarios y culturales. Además de la creación de la Oficina técnica del Pacto de los alcaldes por el clima y la energía, a través de la cual 271 ayuntamientos —que representan el 80% de la población— ya se comprometieron a reducir sus emisiones.

A lo largo de su intervención, el presidente del Gobierno gallego afirmó que además de este balance, se evaluaron también los avances en la lucha frente al cambio climático de Galicia, España y la Unión Europea.

De hecho, en este momento, la UE está revisando sus objetivos, que a partir de ahora se marcan reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 55% en 2030, siempre con respecto a 1990.

En esta línea, Feijóo concluyó aseverando que los datos muestran que Galicia está convergiendo con la senda de la UE. De hecho, la Comunidad gallega está en este momento 32 puntos mejor que el promedio nacional: mientras Galicia redujo sus emisiones en un 23,8% con respecto a 1990, el conjunto del Estado las incrementó en un 8,5%.

Así, según destacó, nuestra Comunidad cuenta con una Estrategia más ambiciosa que la Ley estatal de cambio climático que el Congreso de los Diputados ha previsto aprobar mañana, una norma que marca un objetivo de reducción de emisiones de un 23% para 2030, meta que Galicia ya superó el dicho -23,8%.
 

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 12/05/2021