La colaboración entre Guardacostas y la Policía Autonómica en la lucha contra el furtivismo permitió la incautación de más de 260.000 útiles en la última década

Esta suma de esfuerzos también posibilitó el decomiso de más 1,3 millones de kilos de distintas especies de pescado y marisco entre los años 2010 y 2020

Alfonso Rueda destacó que este trabajo conjunto contribuye a evitar la venta de productos del mar fuera de las vías legales de la comercialización y velar por la salud de los consumidores

Rosa Quintana indicó que estos resultados son fruto de acciones como el Plan de lucha contra el furtivismo y el plan de renovación parcial de la flota de Guardacostas que lleva acumulado más de 12 millones de euros de inversión
 

A Coruña, 1 de septiembre de 2021
Compartir
  • whatsapp

El vicepresidente primero y conselleiro de Presidencia, Justicia y Turismo, Alfonso Rueda, y la conselleira del Mar, Rosa Quintana, pusieron hoy en valor a colaboración entre el Servicio de Guardacostas de Galicia y la Policía Autonómica en la lucha contra el furtivismo. Esta suma de esfuerzos permitió la incautación de más de 260.000 aparatos empleados para la actividad marítimo-pesquería ilegal y el decomiso de más 1,3 millones de kilos de distintas especies de pescado y marisco entre los años 2010 y 2020.

Estos son los resultados de alrededor de 151.000 inspecciones en este período que derivaron en el levantamiento de más de 41.400 actas de presunta infracción. Así lo destacaron Alfonso Rueda y Rosa Quintana en la dársena coruñesa de Oza de donde partieron a bordo de la patrullera ligera de la Xunta Punta Seixo Blanco y comprobaron algunas tareas conjuntas de inspección que realizan el Servicio de Guardacostas y la Policía Autonómica.

El vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, destacó que este trabajo conjunto permite luchar contra el furtivismo y evitar la venta de productos del mar fuera de las vías legales de la comercialización que ejerce competencia desleal a los profesionales que viven de la pesca y el marisqueo, además de velar por la salud de los consumidores.
En el caso de la Policía Autonómica, recordó que esta tarea a través del Equipo de Respuesta Policial (ERPOL), se suma la otras que lleva a cabo este cuerpo de seguridad como la lucha contra los incendios o la protección de las víctimas de violencia de género, así como el control del cumplimiento de las medidas de prevención adoptadas ante la covid-19 o el refuerzo de la seguridad en este Xacobeo 21-22.

Por su parte, la conselleira del Mar agradeció a los guardacostas y a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado su trabajo conjunto y coordinado en la lucha contra la actividad ilegal en el ámbito marítimo-pesquero y destacó los esfuerzos del Ejecutivo autonómico en la erradicación del furtivismo. La esta colaboración que el Servicio de Guardacostas y la Policía Autonómica sellan de manera anual la Xunta destinó un total de 680.000 euros en el período 2010 y 2020.

Los resultados diera labor conjunta, indicó Rosa Quintana, también son fruto del desarrollo de diferentes acciones como el Plan de lucha contra el furtivismo, una planificación integral que echó a andar en el año 2009 y con la que se avanzó en la coordinación con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado como la Policía Autonómica y la Guardia Civil, y otros efectivos.

En esta línea, recordó que Galicia es la única comunidad autónoma de España en contar con un servicio de guardacostas propio y que es una de las apuestas blindadas del Gobierno gallego para avanzar en la lucha contra el furtivismo y también contra la contaminación marina. Dentro de esta apuesta se enmarca la dotación de recursos y medios materiales como los ocho drones, cuatro de ellos submarinos y otros cuatro aéreos, que Guardacostas sumó a su equipación. Estos medios se unen al plan de renovación parcial de la flota que el Gobierno autonómico está desarrollando en el Servicio de Guardacostas de Galicia y que lleva acumulado más de 12 millones de euros de inversión.

Fruto de esta renovación son las cuatro patrulleras ligeras con las que cuenta el servicio y que son la Punta Falcoeiro, Punta Promontoiro, Punta da Guía y la Punta Seixo Blanco, en la que hoy embarcaron el vicepresidente primero de la Xunta y la conselleira del Mar y que fue la última patrullera ligera en incorporarse al Servicio de Guardacostas. A esto se suma el reciente contrato para el suministro de dos patrulleras más y el proceso de construcción de una nueva embarcación de gran porte que sustituirá a la Paio Gómez Chariño. Todas estas embarcaciones son aptas para tareas de inspección y vigilancia pesquera, control y apoyo a la flota, colaboración en operaciones de busca y salvamento marítimo y lucha contra la contaminación marina.

Esta modernización de la flota se complementa con la ampliación del plantel del Servicio de Guardacostas, que incorporó más de 40 profesionales en los últimos años para labores de inspección veterinaria y de lucha contra el furtivismo, y con la renovación de más de una veintena de vehículos. De este modo el Ejecutivo gallego busca mejorar la coordinación y la operatividad en la lucha contra el furtivismo y la contaminación marina, entre otros objetivos.

‘Punta Seixo Blanco'

La Punta Seixo Blanco atraca en un pantalán que habilitó la Autoridad Portuaria de A Coruña en la dársena de Oza y que supuso una inversión de cerca de 80.000 euros. Cuenta con una eslora de 17 metros, una manga de 5 metros y un calado de 0,85 metros. Además entre sus prestaciones está conseguir los 36 nudos de velocidad máxima.
 

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 01/09/2021