La conselleira de Infraestructuras y Movilidad intervino hoy en el Parlamento de Galicia

Ethel Vázquez señala el ayuntamiento de Melide como ejemplo de la mala gestión de las redes municipales de saneamiento que perjudican los ríos y llama a apoyar la ley del ciclo del agua para aportar soluciones

Destaca que Augas de Galicia ya gestiona la depuradora municipal de Melide pero las redes municipales de saneamiento continúan en manos del Ayuntamiento y reciben los vertidos industriales que acaban en el río Furelos sin depurar

Recuerda que la Xunta dispone del proyecto para ponerle fin a los problemas de saneamiento del polígono de A Magdanela y el compromiso de la cofinanciación, pero el Ayuntamiento no pone los terrenos, lo que impide formalizar el convenio e iniciar las obras

Defiende la necesidad de las auditorías que prevé la Ley de mejora de la gestión del ciclo del agua para detectar deficiencias en las redes de saneamiento y corregirlas, de forma que con pequeñas inversiones se solucionen grandes problemas

La nueva norma crea un modelo voluntario de apoyo a los ayuntamientos en sus competencias de saneamiento y depuración sin crear nuevas tasas a los usuarios

Santiago de Compostela, 29 de septiembre de 2021
Compartir
  • whatsapp

La conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, señaló hoy en el Parlamento el Ayuntamiento de Melide como un ejemplo de la mala gestión de las redes municipales de saneamiento que perjudican a los ríos y llamó a apoyar la Ley de mejora de la gestión del ciclo del agua para acercar soluciones.

Vázquez Mourelle recordó que la Ley de bases de régimen local le otorga en exclusiva a los ayuntamientos las competencias en abastecimiento, alcantarillas y depuración. En el caso de Melide, la Xunta ya apoya al ayuntamiento de forma importante al gestionar la depuradora desde el año 2007. Sin embargo, las redes municipales de saneamiento continúan en manos del Ayuntamiento y reciben los vertidos industriales que acaban virtiéndose en el río Furelos sin depurar.

Informó de que, con ánimo de aumentar el apoyo al Ayuntamiento de Melide, el Gobierno gallego también redactó el proyecto para conectar las aguas residuales del polígono de A Magdalena con la depuradora municipal. El proyecto está finalizado desde finales del año pasado, indicó, pero el Ayuntamiento aún no puso a disposición los terrenos, lo que impidió la formalización del convenio de colaboración y poder iniciar las obras.

Concretó que la Xunta, a través de la Consellería de Medio Ambiente, confirmó su disposición a financiar la actuación, aportando 1/3 de los 1,5 M€ que costarán las obras, la partes iguales con el Ayuntamiento y con la Diputación.

El Gobierno gallego acometió desde 2009 obras de saneamiento por importe de más de 850.000 euros, con actuaciones como la realizada en las parroquia de Santa María, San Martiño o en la zona de O Ribeiro.

Apoyo en la gestión

Ethel Vázquez hizo hincapié en que para darle solución a este tipo de dificultades que tiene Melide y muchos otros ayuntamientos para gestionar de manera eficaz sus responsabilidades en materia de aguas, la Xunta está impulsando la Ley de mejora de la gestión del ciclo integral del agua.

Señaló que los problemas de Melide confirman la importancia de las auditorías previstas por la Ley para detectar deficiencias en las redes de saneamiento y corregirlas.

Explicó que las redes producen vertidos contaminantes y acercan exceso de caudal a la depuradora, porque no se controla la entrada de agua de la lluvia, del mar o de la actividad industrial, como es el caso de Melide. Esto incrementa los costes de depuración, deteriora los equipos y reduce la eficacia del propio proceso de depuración, perjudicando a los ríos, como acontece en el caso del río Furelos.

En este sentido, el anteproyecto de la ley identifica este y otros muchos problemas y marca una hoja de ruta para emendarlos. Por esto, la conselleira puso en valor a ley como una herramienta útil para mejorar y preservar la calidad de las masas de aguas y más justa en el reparto de responsabilidades y de costes.

Invitó a aportar propuestas constructivas al anteproyecto de ley, ya que aún se encuentra en fase de consulta pública.

La nueva norma crea un modelo voluntario de apoyo a los ayuntamientos en sus competencias de saneamiento y depuración sin crear nuevas tasas a los usuarios.

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 29/09/2021