La Xunta constata el éxito de la lucha biológica contra la avispilla del castaño mediante el asentamiento de su parásito en los sotos gallegos

El director general de Planificación y Ordenación Forestal, José Luis Chan, señaló que los últimos datos confirman un crecimiento exponencial de su presencia en Galicia

Por su parte, el director de la Agencia Gallega de la Calidad Alimentaria (Agacal), José Luis Cabarcos, informó sobre la afectación de las treboadas inscritas en la denominación de origen Ribeiro a finales de agosto pasado
 

Santiago de Compostela, 1 de octubre de 2021
Compartir
  • whatsapp

La Xunta ha constatado el éxito de la lucha biológica contra la avispilla del castaño mediante el asentamiento en los sotos gallegos del parásito Torymus sinensis, utilizado desde el año 2015 para controlar esta dolencia. Así, una vez analizados todos los puntos donde se cogieron muestras de bugallas tras las sueltas del año 2020, se recuperaron 3.158 ejemplares del parasitoide, lo que supone más del doble del recuperado en todas las campañas anteriores de 2016 a 2019 (1.393 ejemplares). Así lo evaluó hoy en el Parlamento el director general de Planificación y Ordenación Forestal, José Luis Chan, en respuesta a una pregunta sobre las acciones de lucha contra esta enfermedad del castaño.


El director general señaló que estos datos confirman un crecimiento exponencial de la presencia del parásito en los sotos de Galicia. En concreto, segundo explicó Chan, se detectó Torymus en 131 cuadrículas de las 141 en las que se divide nuestra comunidad para la ejecución de los trabajos de lucha contra la avispilla del castaño, lo que supone cerca de un 93 % de esas cuadrículas. Contemplando las cifras del asentamiento del parásito, se constata así que la Xunta comienza a ganar la batalla a través de esta lucha biológica, manteniendo las poblaciones de avispilla por debajo del umbral de daños en las plantas de castaños para Galicia.

En el que alcanza al plan de control de este año 2021, el director general informó de que la Consellería de Medio Rural soltó en la pasada primavera -en 7.394 puntos de la geografía gallega- un total de 7.619 cajas con 210 individuos de Torymus sinensis, lo que supuso 1.599.990 individuos liberados. Estas sueltas se realizan en masas continuas de castaño y se concentra el número de individuos con respecto a años anteriores, con el fin de establecer poblaciones estables que luego colonizarán el resto de masas. Cuanto a la inversión, el presupuesto de este año supera los 2,2 millones de euros, lo que supone un incremento próximo al 3% con respecto al presupuesto del pasado ejercicio.
José Luis Chan indicó además que actualmente se está procediendo con la planificación y comienzo de la recogida de bugallas ya secas, para comprobar el grado de parasitación obtenido tanto con las sueltas realizadas este año cómo por la propia dinámica poblacional de los parasitoides ya asentados en el territorio. Este último proceso consiste en seleccionar 1.200 puntos donde se realizaron las liberaciones del parasitoide para recoger un mínimo de 10 bugallas en cada, uno por lo que, en total, se analizarán 12.000 bugallas.
La principal finalidad del muestreo es conocer la presencia y las tasas de parasitismo de las sueltas realizadas durante estos últimos años, pero también recoger otro tipo de información valiosa para la lucha contra la avispilla del castaño, dolencia que impide la fructificación. La selección de estos puntos permite la planificación más precisa de los trabajos de sueltas y el conocimiento de la dinámica de las poblaciones del parásito de cara a programar con mayor eficacia las sueltas de 2022.
A mayores, el director general destacó que desde el año 2015, en el que se comenzó con este sistema natural, la Xunta liberó unos 5,7 millones de individuos de Torymus sinensis por todo el territorio gallego, lo que supuso una inversión superior a los ocho millones de euros. Ahora se trata del único método existente para luchar contra este organismo y, de hecho, el resultado de este tipo de sueltas muestra la efectividad de esta medida, que está siendo un referente en otras comunidades autónomas y mismo en otros países.
Programa estratégico de la castaña y de los sotos
Por otra parte, José Luis Chan anunció también que la Consellería de Medio Rural está elaborando, conforme al establecido en el Plan Forestal de Galicia, un borrador del programa estratégico de la castaña y de los sotos, que será sometido a la consideración del sector antes de final de año, a través de los diferentes organismos de consulta, tales como la Mesa de la castaña, el Consejo Forestal o el consejo regulador de la Indicación Geográfica Protegida Castaña de Galicia. La intención de la Consellería, una vez creada el área técnico de los sotos, dentro de la Dirección General de Planificación y Ordenación Forestal, es incorporar las aportaciones del sector para poder aprobar este documento a lo largo del próximo año.

Treboadas en O Ribeiro

Por otra parte, en respuesta a una pregunta sobre la cuestión, el director de la Agencia Gallega de la Calidad Alimentaria (Agacal), José Luis Cabarcos, informó sobre la afectación de las tormentas inscritas en la denominación de origen Ribeiro a finales de agosto pasado. Tal como ya había hecho el propio conselleiro del Medio Rural en una visita a la zona, Cabarcos señaló que el granizo cayó sobre una superficie aproximada de 190 hectáreas de venías, de las cuales en unas 130 los daños fueron mínimos y en las restantes 60 hectáreas sí hubo una afectación mayor. Además, añadió que, según estas evaluaciones, el total de uvas afectadas están por debajo del 4% de la producción de la DO. Puntualizó también que los efectos fueron más bien localizados en el territorio, pero que, en todo caso, los técnicos de Medio Rural asesoraron desde el primer momento los viticultores y las bodegas para minimizar las pérdidas.

Al tiempo, el responsable de la Agacal recordó a los agricultores que pueden acogerse a la orden de ayudas que convocó el Gobierno gallego en enero pasado para fomentar los seguros agrarios. Así, las aportaciones de la Xunta para fomentar la contratación de las pólizas agrarias ascienden en este 2021 a los 6 millones de euros, un 20% más que el presupuestado el año pasado. En esa línea, insistió en la necesidad de asegurar los cultivos frente a incidencias de este tipo, recordando que los daños en explotaciones debido a fenómenos meteorológicos extraordinarios están cubiertos por las pólizas agrarias.

A mayores, José Luis Cabarcos explicó que anualmente a Consellería de Medio Rural remite al Ministerio de Agricultura un informe pormenorizado con todos los fenómenos climáticos adversos y la evaluación de los daños causados, que sirve de base para la adopción de medidas de competencia estatal. En este sentido, el director de la Agacal calificó como relevante la merma de cargas tributarias sobre los productos agrícolas y ganaderos afectados, mediante la reducción de los módulos para la estimación del impuesto de la renta. Añadió que la Xunta considera que “esta es la solución estructural que tenemos que aplicar” y mostró en este sentido la disposición de la Consellería de Medio Rural para trabajar, en el marco de la Comisión Territorial de Seguros Agrarios, en todos aquellos aspectos que sirvan para mejorar las líneas de seguros disponibles para los agricultores y ganaderos.
 

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 01/10/2021