El presidente de la Xunta asistió esta mañana al recorrido de pruebas del nuevo tramo de alta velocidad ferroviaria Pedralba de la Pradería-Ourense

Feijóo celebra que Galicia esté a punto de cumplir un hito histórico con la llegada del AVE a Ourense el próximo 21 de diciembre

“Tenemos algunas etapas del camino aún pendientes, pero estamos a punto de culminar una meta histórica: la llegada del AVE a Ourense, la puerta de entrada de la alta velocidad a Galicia”, dice, reiterando la necesidad de que el mapa del alta velocidad se vaya completando, llegando al resto de las ciudades gallegas con el fin de cumplir el calendario de tiempos comprometidos

Destaca que la Xunta está acercando las estaciones de autobuses de las principales ciudades a las estaciones ferroviarias, contribuyendo a facilitar un intercambio con el tren ágil y seguro y espera que también el Gobierno inicie la transformación de las terminales de tren

Resalta que el viaje entre Ourense y Madrid se verá reducida en más de una hora, alcanzando la meta de conectar ambas ciudades en dos horas y 15 minutos

Incide en la necesidad de que Galicia pueda disponer de los trenes AVRIL antes del verano, para que Santiago, A Coruña, Pontevedra o Vigo puedan disfrutar de los tiempos de viaje comprometidos, y ante la celebración del Año Santo que se extenderá al 2022

Ourense, 22 de noviembre de 2021
Compartir
  • whatsapp

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, celebró hoy que Galicia esté a punto de cumplir un hito histórico con la llegada del AVE a Ourense el próximo 21 de diciembre. “Tenemos algunas etapas del camino aún pendientes, pero estamos a punto de culminar una meta histórica: la llegada del AVE a Ourense, la puerta de entrada de la alta velocidad a Galicia”, dijo, reiterando la necesidad de que el mapa de la alta velocidad se vaya completando, llegando al resto de las ciudades gallegas con el fin de cumplir el calendario de tiempos comprometidos.

Tras el recorrido de pruebas del nuevo tramo de alta velocidad ferroviaria Pedralba de la Pradería-Ourense, Feijóo constató que todo está a punto para que, de manera inminente, se pueda poner en servicio el último tramo de las obras de la línea entre Galicia y Madrid, recordando que el AVE es para la Comunidad objetivo prioritario desde hace varias décadas.

El titular de la Xunta subrayó que el fin ahora es conseguir que todos los gallegos tengan acceso a esta conexión de alta velocidad con la capital de España. Y, en esta línea, destacó que en cuanto se disponga de la información precisa sobre los horarios con que van a operar los servicios de Renfe, la Administración autonómica trabajará para conseguir la máxima coordinación posible con las frecuencias de los autobuses.
Con este mismo objetivo, Feijóo recordó que el Gobierno gallego está acercando las estaciones de autobuses de las principales ciudades a las estaciones ferroviarias, contribuyendo a facilitar un intercambio con el tren ágil, fácil y seguro.

“La estación de Ourense, primera intermodal en servicio en nuestra Comunidad es un ejemplo del trabajo hecho. También en Santiago cumplimos los compromisos para desarrollar un gran centro de transporte público; en los próximos meses finalizaremos los trabajos en las nuevas estaciones intermodales de Vigo y Pontevedra; y esperamos poder cerrar pronto los acuerdos para dotar de equipaciones similares las ciudades de A Coruña y de Lugo, así como poder avanzar en un proyecto que mejore las infraestructuras del transporte en Ferrol”, precisó.

Del mismo modo, se refirió al trabajo que debe realizar el Gobierno de España en la parte que le corresponde, a las estaciones de tren. En este sentido, espera que en próximas fechas se comience a ver el inicio de la transformación de las terminales ferroviarias para adecuarlas también a la llegada del AVE.

Con la puesta en servicio antes de que finalice el año, Feijóo confirmó que el viaje entre Ourense y Madrid se verá reducido en más de una hora, alcanzando la meta de conectar ambas ciudades en dos horas y 15 minutos. Una reducción de la que se beneficiarán las ciudades de Santiago, Vigo, A Coruña y Pontevedra, cuyo tiempo de conexión con Madrid también se acortará de forma significativa; “si bien tendrán que esperar aún para ver llegar los trenes AVE sus estaciones y para alcanzar los tiempos de viaje comprometidos”, matizó, recordando que debido a las peculiaridades de la red interior de la Comunidad, para pasar de Ourense al resto de las ciudades, los trenes deben ser de rodadura desplazable.

Sobre este punto, Feijóo aprovechó el acto para reiterar la necesidad de que Galicia pueda disponer de los trenes AVRIL antes del verano, ante la celebración del Año Santo que se extenderá también al 2022.

En un contexto global que apuesta por la movilidad más sostenible y por su descarbonización, y en un escenario en el que se avanza en nuevas vías de fiscalidad para el transporte por carretera, Feijóo destacó que Galicia y Castilla y León precisan contar con infraestructuras y con servicios de transporte ferroviario necesarios para salvar su posición geográfica y periférica. Al respecto, se refirió a la necesidad de llevar a cabo el Corredor Atlántico, así como la salida Sur de Vigo para completar el AVE del Atlántico; “y tampoco podemos renunciar al futuro ferroviario que conecte Vigo con Ourense de forma directa y a los compromisos con el AVE entre Lugo y Ourense”, recalcó.

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 22/11/2021