La directora general de la Agencia Gallega de Desarrollo Rural participó esta tarde en el XXXII Ciclo Luis Asorey sobre la digitalización del sector agrario en Galicia

La Xunta destaca que las nuevas tecnologías permitirán mejorar los procesos productivos tradicionales y generar un mayor valor añadido en los productos del campo

Inés Santé recordó que hace más de veinte años que es imprescindible hacer uso de la tecnología GIS para la ordenación y la gestión del territorio

Puso en valor tres proyectos de digitalización de la Consellería de Medio Rural: el sistema de gestión del Banco de Terras, el sistema de información de tierras de Galicia y las futuras Smart Villages

Lugo, 24 de noviembre de 2021
Compartir
  • whatsapp

La directora general de la Agencia Gallega de Desarrollo Rural, Inés Santé, participó esta tarde en el XXXII Ciclo Luis Asorey sobre la digitalización del sector agrario de Galicia, donde reiteró que tanto la tecnología como la digitalización son el futuro del medio rural, junto con la sostenibilidad y la transición ecológica. Precisamente, sobre este uso de la tecnología, Inés Santé recordó que hace más de veinte años que es imprescindible el empleo de los sistemas de información geográfica (GIS) para la ordenación y la gestión del territorio.

En este sentido, la directora general puso en valor tres proyectos de digitalización de la Consellería de Medio Rural que son claves para una correcta identificación y gestión del territorio. Así, señaló que el sistema de información de tierras de Galicia es una SIG-web para la gestión del Banco de Terras de Galicia. Gracias a esta herramienta, explicó, cualquier usuario puede consultar las parcelas del Banco de Terras, sus características y su estado (se están disponible o no para arrendar). Pero, además, la directora general señaló que este sistema tiene también una parte privada empleada por los técnicos de la Administración gallega que les permite dar de alta o de baja las parcelas y, incluso, generar los contratos de arrendamiento. Esta herramienta, añadió, fue clave en la creación del propio Banco de Terras, pues sería inviable crear este banco sin este sistema de información del territorio.

Teniendo en cuenta esta base, Inés Santé explicó que en la actualidad se está trabajando para convertir esta herramienta en un sistema más amplio, que centralice todas las bases de datos, sistemas de información y registros de la propia Consellería que gestionan información con un componente geográfico. En este sentido, la directora general explicó que con la nueva Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia, se regularon nuevas funciones para este sistema con el fin de que pueda gestionar los nuevos instrumentos de regula esta norma, entre ellos, los polígonos agroforestales, las aldeas modelo y las actuaciones de gestión conjunta.

Además, matizó la directora general, con esta ampliación de funciones, el sistema de información de tierras de Galicia pasará también a integrar el mapa de usos agroforestales de Galicia y las reestructuraciones parcelarias. Todas estas mejoras tecnológicas, subrayó Inés Santé, se completarán con el desarrollo de una nueva aplicación para dispositivos móviles, con el fin de emplearla en los procesos de participación pública que se llevan a cabo en los distintos instrumentos de movilización de tierras, para que los participantes puedan diseñar fácilmente la zona ocupada por un polígono o por una aldea modelo.

Por último, la directora general señaló que su departamento está trabajando en una estrategia de aldeas modelo. Así, explicó que en el año 2019 la Consellería puso en marcha estas figuras con el objetivo de recuperar un modelo tradicional de asentamiento de la población en el territorio gallego pero adaptado al siglo XXI. Así, trasladó que estas aldeas modelo tienen que cumplir varias condiciones, entre ellas ser generadoras de actividad económica, ser resilientes a los incendios forestales y proporcionar una calidad de vida que atrajera y fijara población en el rural.

Unas características, puntualizó Santé, que se adaptan perfectamente al concepto de Smart Villages que están impulsando desde Europa. Además, para completar estas aldeas, la directora general explicó que en la propia Ley de recuperación se integró el Plan de dinamización del núcleo rural, un mecanismo de cooperación entre la Xunta y los ayuntamientos para promover la rehabilitación y recuperación arquitectónica y urbanística del núcleo de estas aldeas.

En este sentido, Inés Santé destacó las 14 aldeas modelo ya declaradas en nuestra comunidad, que suman más de 400 hectáreas y 7.500 parcelas de más de 1.600 vecinos. A esta cifra, indicó, habría que sumarle otras 15 aldeas que ya están muy avanzadas, en las que la Consellería delimitó una superficie de casi 380 hectáreas. “Tratamos de conseguir un territorio innovador que construya ventajas competitivas en función de las capacidades y la identidad propia de un territorio determinado”, matizó la directora general.

Por último, la directora general insistió en la necesidad de hacer un mayor y mejor uso de las nuevas tecnologías y de la digitalización para construir un rural inteligente. Estas nuevas herramientas permitirán mejorar los procesos productivos tradicionales, sin perder su esencia y generando un mayor valor añadido en los productos. Precisamente, con el objetivo de seguir implantando soluciones innovadoras y nuevas tecnologías en las aldeas modelo, la Consellería inició esta misma mañana un proceso de compra pública que pretende conseguir soluciones en 4 líneas: desarrollo de servicios digitales rurales, soluciones para la bioeconomía en aldeas, sostenibilidad y aprovechamiento de la producción agraria en aldeas modelo (orientado a la economía circular entre ellas) y mejoras en el núcleo de las aldeas modelo.

Fecha de actualización: 24/11/2021