La conselleira de Infraestructuras y Movilidad rechazó en el Parlamento cualquier propuesta que aumente el agravio comparativo que viene sufriendo Galicia en materia de peajes o acentúe nuestra situación geográfica periférica

Ethel Vázquez lamenta la falta de transparencia y diálogo del Gobierno en el impulso del pago por uso de las autovías, que puede tener consecuencias nefastas para la competitividad de Galicia

Manifiesta la preocupación de la Xunta por la manera en que el Ejecutivo central está tramitando esta medida que comprometió ante la UE, por su impacto en la economía gallega y por las dificultades que añade a la labor del transporte de mercancías

Advierte de que la implantación de un sistema de pago por km de autovía recorrido dañaría gravemente a los sectores productivos gallegos, multiplicando, por ejemplo, los costes de situar la leche en los mercados europeos

Recuerda que los gallegos ya pagan por la AP-9 y por la AP-53, que son además de las más caras de España y apunta hacia los problema de seguridad viaria que puede generar derivar tráfico pesado a las vías convencionales

Santiago de Compostela, 24 de noviembre de 2021
Compartir
  • whatsapp

. La conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, lamentó hoy en el Parlamento de Galicia la falta de transparencia y diálogo del Gobierno de España en el impulso del pago por uso de las autovías, una medida que, advirtió, puede tener consecuencias nefastas para la competitividad de nuestra Comunidad.

La titular de Infraestructuras de la Xunta rechazó “cualquier fórmula que aumente el agravio comparativo que viene sufriendo Galicia” en cuanto a peajes en la red de carreteras estatal ni ningún sistema que “acentúe nuestra situación geográfica periférica y contribuya a alejarnos más” de los grandes centros de producción y de consumo del mercado interior español y del resto de países de la Unión Europea.

Ethel Vázquez señaló que implantar peajes en las carreteras es una medida de mucho calado, por lo que consideró inaceptables las maneras con las que el Gobierno de España está tramitando su implantación: “sin transparencia, sin diálogo, sin reflexión y sin debate”, apuntó.

A ese respecto, recordó que el Ejecutivo central se comprometió ya formalmente ante la Unión Europea a aplicar un sistema de pago por el uso de las autovías a cambio de recibir fondos de reconstrucción pero no informó previamente de esas intenciones a los españoles ni concretó una propuesta ante las Comunidades autónomas y agentes interesados.

La conselleira manifestó, también, la preocupación de la Xunta por el impacto que puede tener esta medida en la competitividad de los sectores productivos gallegos. Así, advirtió de que un sistema de pago por km recorrido multiplicaría, por ejemplo, los costes de situar la leche gallega en los mercados europeos.

Advirtió de la distinta incidencia que esta medida tendría en los distintos territorios, recordando que, además de encontrarse a más distancia de Europa que otras comunidades, los gallegos tienen que pagar ya los peajes de la AP-9 y de la AP-53, dos autopistas de titularidad estatal que tienen sus peajes entre los más altos de España.

Calificó así de completamente incomprensible que desde el Gobierno central se presente el pago por uso de autovías como una medida de equilibrio territorial, cuando su efecto para Galicia apunta hacia todo lo contrario.

Ethel Vázquez, remarcó que Galicia no se puede permitir perder capacidad empresarial e industrial, y la implantación de tasas en las autovías estatales llevaría aparejada más perjuicios, al desincentivar el asentamiento de nuevas empresas en el territorio, e incluso poner en riesgo el mantenimiento de las existentes al resultar menos competitivo.

Tal y como dijo, imponer una nueva tasa para contribuir al mantenimiento de las autovías es amplificar la carga impositiva a los ciudadanos por el mismo concepto. A este respecto, se refirió aparte de los impuestos de los ciudadanos destinados ya a la construcción y mantenimiento de las infraestructuras, así como a los dirigidos a sufragar los denominados peajes en sombra, y otros impuestos indirectos como el que se aplica al carburante o a los vehículos en general

También expresó la preocupación por la repercusión directa que esta medida tiene en muchos otros ámbitos, como es el de la seguridad viaria, ya que el pago de las autovías podría tener un fuerte impacto en el incremento de la siniestralidad al derivar el tráfico a carreteras convencionales.

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 24/11/2021