La Xunta confirma el compromiso con la biotecnología como clave para el crecimiento de la economía gallega

La directora de la Agencia Gallega de Innovación (Gain), Patricia Argerey, compareció esta mañana en el Parlamento para presentar la Estrategia de consolidación del sector biotecnológico 2021-2025

Esta hoja de ruta prevé movilizar 662 M€ con el objetivo de situar a Galicia como región de referencia a nivel internacional
 

Santiago de Compostela, 1 de diciembre de 2021
Compartir
  • whatsapp

La directora de la Agencia Gallega de Innovación (Gain), Patricia Argerey, compareció esta mañana en el Parlamento de Galicia para presentar la Estrategia de consolidación del sector biotecnológico de Galicia 2021-2025. Argerey avanzó las principales líneas de acción de esta nueva hoja de ruta, que aspira a movilizar 662 millones de euros, con el objetivo de situar a Galicia como una de las principales regiones biotecnológicas a nivel internacional, fomentando la generación de negocio y la consolidación empresarial alrededor de un polo de Innovación Biotecnológica, que actuará como palanca para el bioemprendimiento de nuevas iniciativas empresariales y la atracción de empresas tractoras e intensivas en I+D+i.

Esta estrategia se estructura en cinco ejes: talento y capital humano; transferencia de resultados, comercialización e internacionalización; movilización y atracción de capital; ecosistemas colaborativos y posicionamiento y difusión de la biorregión. Además, establece seis ámbitos de actuación prioritarios: la gestión y aprovechamiento de los recursos marinos; la producción y aprovechamiento agroganadera y forestal; la alimentación funcional y nutracéutica para la salud y el envejecimiento activo; las nuevas tecnologías para la medicina personalizada; el desarrollo y la producción de fármacos y vacunas; y el medio, la economía circular y la bioenergía.
Tal y como informó la directora de la Agencia Gallega de Innovación, entre los objetivos que se marcan para este quinquenio están: incrementar en un 50% el número de empresas del sector; aumentar en un 50% su facturación; incrementar en un 25% el empleo; ampliar en un 45% el gasto en I+D+i, aumentar en un 300% el capital de inversión privada y afianzar la hibridación sectorial.
En su intervención, Argerey destacó la biotecnología como una de las Tecnologías Facilitadores Esenciales con mayor potencial de aplicación industrial -segundo la Comisión Europea- y reiteró el compromiso del ejecutivo gallego con el sector como pilar fundamental en el nuevo modelo económico que se está impulsando para Galicia.
Argerey justificó además la apuesta que desde lo 2016 viene realizando el Gobierno gallego por maximizar el potencial de este sector en su papel de motor capaz de generar valor económico y social, en la medida en que contribuye a impulsar la competitividad de sectores estratégicos para Galicia como el agroalimentario, el forestal, el textil o el energético. También apuntó el potencial de este sector para posicionar a Galicia como región de referencia en ámbitos tan relevantes para la Comunidad como el envejecimiento activo o la salud, gracias al desarrollo de soluciones disruptivas en el ámbito del descubrimiento de fármacos, la alimentación funcional y otros aspectos relacionados con la calidad de vida.

Ecosistema biotecnológico

Asimismo, la directora de Gain destacó las capacidades en investigación del ecosistema biotecnológico gallego, conformado por dos campus universitarios de excelencia, centros de investigación de referencia en los campos de la biomedicina y de las ciencias marinas, tres fundaciones biomédicas, un hub de innovación digital, una red de aceleradoras directamente relacionadas con la biotecnología, dos clústeres y nombradamente, “un tejido empresarial bioemprendedor, emergente y con enorme empuje”. Los datos sobre uso de la biotecnología confirman esta hipótesis, ya que el gasto en I+D en biotecnología aumentó un 86% en Galicia respecto de 2009, doblando el promedio nacional.

Argerey remarcó además la relevancia de la biotecnología para abordar un reto ineludible como es la sostenibilidad y la transición ecológica, llave para afrontar grandes retos globales como el agua y alimentos suficientes; combustibles renovables para una industria con una demanda energética creciente; materiales más resistentes y procesos más respetuosos con el medio; y medicamentos y herramientas de diagnóstico y profilaxis mejorados. La directora de Gain también recordó la oportunidad de negocio que supone la bioeconomía para las empresas gallegas, una economía que ya emplea en Europa a más de 18 millones de personas y supone una facturación anual superior a los dos billones de euros.

Valor estratégico

El valor estratégico de este sector se hizo aún más patente durante la pandemia -según la directora de la Agencia-, contexto en el que demostró una gran capacidad de respuesta trabajando la contrareloj para encontrar soluciones. Entre estas soluciones, Argerey apuntó la contribución a la investigación en vacunas en el Centro Singular de Investigación en Química Biológica y Materiales Moleculares (CIQUS) y en el Centro de Investigación en Medicina Molecular y Enfermedades Crónicas (CIMUS) y a su fabricación, como el Grupo Zendal; tests de diagnosis, como los desarrollados por la empresa lucense AMSlab con el apoyo de la línea de ayudas directas habilitada por la Agencia en 2020 para proyectos innovadores relacionados con la covid 19; tratamientos, como lo que está investigando el Instituto de Investigación Sanitaria Galicia Sur sobre el potencial del litio, con el apoyo de la línea de rescate de proyectos presentados a la convocatoria del Instituto de Salud Carlos III, también habilitada por Gain en 2020. Estas líneas de apoyo puestas en marcha en el contexto de la Covid contribuyeron la que el esfuerzo del sector Administraciones Públicas en I D se había incrementado en un 15,3% en el último año, según datos de la encuesta de gasto en I+D del INE, frente al 3,9% de promedio estatal.

Estrategias de impulso y consolidación del sector

La directora de la Agencia Gallega de Innovación hizo balance de la estrategia de impulso al sector puesta en marcha en 2016, en línea con las prioridades de la Estrategia de Especialización Inteligente de Galicia (RIS3). Durante los cinco años de vigencia de la Estrategia, se movilizaron más de 262 millones de euros -64 millones más de los previstos- que permitieron avanzar en el posicionamiento del sector biotecnológico gallego tanto en términos de mercado como de conocimiento. Entre los hitos más destacables, se duplicó el número de empresas, la facturación global del sector superó los 412 millones de euros en 2019 y se crearon 500 nuevos empleos.

En este punto, Argerey aprovechó para reconocer el papel del sector -empresas, centros de conocimiento y entidades asociativas-, sin cuya implicación habría sido imposible conseguir estos resultados, y recordó algunos datos que sitúan al sector biotecnológico gallego como un sector competitivo a nivel nacional e internacional, como que es la segunda comunidad autónoma que más empresas biotecnológicas creó, que el 5,82% de las firmas biotech españolas están situadas en Galicia o que Galicia se sitúa en la sexta posición entre las CCAA en gasto en actividades en I+D relacionadas con la biotecnología.
 

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 01/12/2021