Más de 150 médicos se inscribieron en las listas de contratación de técnicos de salud para reforzar la Atención Primaria

Galicia continúa con la menor presión hospitalaria de España, tanto en unidades convencionales como en UCI, y a la cabeza del Estado en materia de vacunaciones

El titular de la cartera sanitaria del Gobierno gallego detalló en el Parlamento las 16 principales iniciativas tomadas por la Xunta para descongestionar la atención primaria

El teléfono del coronavirus tramitó, en el mes de enero, más de 20.100 pruebas PCR a los ciudadanos sin necesidad de pedir una cita con el médico, y las unidades móviles y  fijo de cribado detectaron 9.524 positivos en las más de 138.000 pruebas realizadas en los puntos de cribado
 

Santiago de Compostela, 25 de enero de 2022
Compartir
  • whatsapp

El conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, compareció hoy, a petición propia, en el Parlamento de Galicia, para informar sobre la evolución de la pandemia de la covid-19 y su impacto sobre la atención primaria. En su intervención, el titular de la cartera sanitaria anunció que más de 150 médicos se inscribieron en las listas de contratación para optar a nombramientos temporales como técnicos de salud en los centros de atención primaria. Tal y como explicó el conselleiro, su incorporación se iniciará a comienzos de febrero, una vez realicen la formación precisa.
Segundo dijo García Comesaña, estos profesionales realizarán labores de apoyo ayudando, además, en la gestión de la sobredemanda para que los médicos de familia puedan seguir centrados en la atención común y en el seguimiento de pacientes crónicos. Así, se les asignará tareas como la tramitación de bajas, la elaboración de informes, la renovación de recetas para pacientes crónicos o el seguimiento de pacientes covid.
El conselleiro destacó que, a pesar del elevado número de positivos, Galicia continúa con la menor presión hospitalaria de España, tanto en unidades convencionales como en UCI, y en lo relativo a la vacunación, nuestra comunidad está a la cabeza del Estado administrando el 100% del total de dosis, cuando el promedio nacional es del 95,4%. En la población de mayores de 12 años, Galicia tiene, con por lo menos una dosis, el 95,2%, mientras el promedio nacional es del 92,6%. En lo que respecta a los mayores de 12 años con la pauta completa, Galicia se sitúa en el 94,4%, cuando el promedio nacional es del 90,7%; y en la población de 5 a 11 años con primera dosis, está en el 80,9% y el promedio nacional es del 53%.
García Comesaña remarcó que las dos componentes propias de esta onda, la de mayor transmisibilidad, unido a las altas tasas de vacunación, permitieron que muchos de los contagiados habían padecido la enfermedad con síntomas leves, por lo tanto hicieron que la presión asistencial recayera en mayor medida en la atención primaria. A eso hay que añadir que hubo también contagios entre los profesionales y la circunstancia de que no se cuente con la posibilidad de realizar relevos, y que, además, se trata de un período del año en el que los profesionales disfrutan de sus días de permiso.


Medidas para afrontar la sobredemanda


En estas circunstancias, y según avanzaba la pandemia, la Xunta optó por tomar diversas medidas para que parte de la sobredemanda que se podía generar en los centros de salud saliera de los mismos. Al respeto, el conselleiro dijo que Galicia fue de las primeras comunidades en poner en marcha el covid-auto y en realizar cribados masivos en diferentes lugares de la geografía, contando en la actualidad con 32 puntos habilitados para hacer test de antígenos, incluidas estaciones de tren y aeropuertos, siendo la única con dispositivos semejantes. También la vacunación se realizó fuera de los centros de salud, apostando por los recintos masivos. Además, se reclutó a 200 enfermeras especialistas en vacunación, que fueron sustituidas por otras en sus centros de origen.
Junto a lo anterior, otras medidas para descongestionar la primaria citadas por el conselleiro en el Parlamento fueron la emisión del certificado covid en las farmacias y a través de e-saúde y SergasMóbil; la activación de puntos administrativos en los grandes centros de vacunación para realizar tareas relacionadas con los incidentes de la vacunación; o el hecho de que Galicia fue la primera en contar con una aplicación para la lectura de los certificados. Asimismo, se contó con la Central de Seguimiento de Contactos para la encuesta inicial a cada positivo y para el seguimiento de contactos estrechos.
A través de los convenios con las farmacias se puso a disposición 300.000 test destinados a la población pediátrica, también para la realización de PCR de saliva desde hace ya un año y para hacer test de antígenos, y su posterior inclusión en el registro.
Unidas a las anteriores medidas para poder abordar la sobredemanda en primaria, la Xunta puso en marcha la autodeclaración de positivos y reforzó el teléfono del coronavirus 881 54 00 45. Además, se redujeron para los casos leves o asintomáticos las llamadas del personal médico o de enfermería y, desde la pasada semana, los profesionales pueden tramitar de manera automática las altas y bajas originadas por la covid.
El conselleiro señaló que el teléfono del coronavirus tramitó en el mes de enero más de 20.100 pruebas PCR a los ciudadanos sin necesidad de pedir una cita con el médico, y las unidades móviles y fijo de  cribado detectaron 9.524 positivos en las más de 138.000 pruebas realizadas en los puntos de cribado. Asimismo, se realizaron 131.000 PCRs en los*covid-auto. Por su parte, las oficinas de farmacia detectaron 3.171 positivos en los 122.445 test realizados e imprimieron un millón de certificados covid.
Por tanto, toda esta actividad se realizó fuera de los centros de salud, -remarcó García Comesaña-.

Medidas de reorganización

En su intervención en el Pazo do Hórreo, el máximo responsable de la sanidad pública gallega también destacó las medidas tomadas por la Xunta a lo largo de los últimos años para reorganizar la atención primaria. Entre estas iniciativas señaló el seguimiento de los pacientes a tratamiento con anticoagulantes por parte del personal de enfermería, o la posibilidad de prescripción para enfermos crónicos por los farmacéuticos de atención primaria.
Además, se implantaron las agendas de calidad del personal médico y, en las próximas semanas, las de enfermería, lo que permite a los profesionales contar con huecos idóneos segundo el tipo de cita. También se pusieron en marcha los planes de salud locales, que buscan dotar de mayor autonomía a los centros, y están ya aprobadas las carteras de servicios de medicina, enfermería, personal de servicios generales y trabajo social.
Asimismo, se implantó el CRM100, una plataforma tecnológica que permite la gestión de llamadas que se reciben en los centros de salud, que ahora ya está desplegada en 40 centros. Se finalizó el pilotaje de XIDE, un sistema de gestión de la demanda que tiene como objetivo dar respuesta en un tiempo determinado a un motivo de consulta sin tener que pasar siempre por el personal médico, utilizando, de este modo, el potencial de todas las categorías que trabajan en primaria. Del proyecto piloto se desprende que la mayor demanda tiene lugar en aquellas cuestiones que, aun siendo actos sanitarios, tienen un carácter más burocrático. Ahora este sistema se va a pilotar en pediatría.
Queremos pasar, -dijo el conselleiro-, de un modelo donde mayoritariamente se atiende la demanda a otro más proactivo, con más prevención, atención a los pacientes crónicos y dependientes, participando todos los profesionales que forman parte de atención primaria.

Más personal

El responsable del Sergas agradeció su trabajo a los 86 médicos jubilados que se volvieron a incorporar al servicio, fundamentalmente en labores de apoyo en el seguimiento de los pacientes covid así como en la tramitación de las incapacidades temporales, de hecho ya llevan tramitadas en esta última semana más de 6.000, -remarcó García Comesaña-.
El titular de la cartera sanitaria también quiso destacar las medidas puestas en marcha por la Xunta para contar con más recursos en materia de personal. Entre estas citó el contrato de continuidad que, en los actuales presupuestos, contempla 86 nuevas plazas para consolidar el personal que supera los tres años de vinculación con el Sergas; o la priorización en todas las ofertas de empleo de las categorías de primaria, convocando desde 2012 un total de 8.112. Al respeto, el conselleiro dijo que, la finales de febrero, se publicará la convocatoria de más de 1.000 plazas de enfermería. Además, la pasada semana se solicitó al Gobierno central a ampliación de 385 plazas de formación en las facultades de enfermería de Galicia para anticiparse al déficit de personal.
Junto al anterior, en el marco del Plan Gallego de Atención Primaria, desde el año 2019 se crearon 331 plazas y, en este año, se incorporaron en los presupuestos 81 plazas de enfermeria y 28 de farmacéuticos.
Otra de las medidas que el conselleiro considera fundamentales para la reforma del primer nivel asistencial es la creación de la categoría de facultativo especialista de primaria, iniciativa pionera en todo el Estado que pretende ser una vía para la incorporación inmediata de más recursos.
Para finalizar su intervención, García Comesaña dijo que la Xunta seguirá tomando medidas para mejorar las condiciones de los profesionales que prestan sus servicios en la atención primaria del Sergas y agradeció el trabajo realizado por todo el personal.
 

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 25/01/2022