La Xunta finaliza la rehabilitación integral del CPI Julia Becerra Malvar de Ribadumia con una inversión de 842.000€

El delegado territorial, Luis López, acompañado del alcalde, David Castro, supervisa la completa modernización del colegio, que incluiye actuaciones en fachadas, cubiertas, carpinterías exteriores, ventanas, instalaciones, iluminación y aislamiento de sus tres edificios

La actuación solo está pendiente de unos pequeños detalles y también sirvió para instalar sistemas de acondicionamiento acústico, mejoras en la accesibilidad y la remodelación de la red de calefacción con sistemas sostenibles a través de biomasa

Ribadumia, 26 de enero de 2022
Compartir
  • whatsapp

La Xunta de Galicia, a través de la Consellería de Cultura, Educación y Universidad, acaba de finalizar las obras de rehabilitación integral del CPI Julia Becerra Malvar de Ribadumia para modernizar por completo sus instalaciones y otorgar más confortabilidad a la comunidad educativa con una inversión de 842.000 euros.

Por este motivo, el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, acompañado por el alcalde de Ribadumia, David Castro, y el jefe territorial de Educación, César Pérez, supervisó este mediodía las actuaciones realizadas en este colegio del Salnés, que consistieron en la renovación de fachadas, cubiertas, carpinterías exteriores, ventanas, instalaciones, iluminación y sistemas de aislamiento de sus tres edificios.

“A falta de unos pequeños detalles, venimos de finalizar otra obra educativa más en la que apostamos por la comodidad para alumnos, docentes y personal y que se hacía muy necesaria en Ribadumia, ya que algunos de los inmuebles del centro ya tenían cuarenta años de antigüedad, y además lo hacemos apostando por la eficiencia, la amplitud, la polivalencia y la funcionalidad que nos marcan los criterios del Plan de Nueva Arquitectura Pedagógica”, detalló el representante autonómico.

El edificio central, que es el de mayor antigüedad, se benefició de la mayor parte de la actuación, ya que en el mismo se mudó la práctica totalidad de la carpintería exterior, se cambió la fachada y se dotó de cámara de aire, se renovaron las cubiertas, se instalaron falsos techos con acondicionamiento acústico para favorecer el desarrollo de las clases, se colocaron luminarias Led eficientes con detectores de presencia, se activó un ascensor con pasarela para avanzar en la accesibilidad y se eliminó el antiguo depósito de gasóleo.

Por su parte, en el segundo edificio, también con cuatro décadas de historia, se actuó en las fachadas, las cubiertas, los falsos techos y la instalación de iluminación Led de bajo consumo, mientras que en el tercer inmueble, que alberga las clases de Educación Infantil y fue construido hace diez años, se repitió la mejora de las fachadas y de las luminarias y se instaló una nueva red de calefacción de biomasa para ganar en eficiencia y sostenibilidad con respecto al anterior sistema eléctrico.

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 26/01/2022