El vicepresidente económico y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, respondió hoy varias preguntas en el Pleno de la Cámara

La Xunta defiende una política industrial para una transición justa, que apuesta por la innovación, la sostenibilidad y el diálogo social

Conde reclama el apoyo del Gobierno a la industria gallega y advierte del reparto poco eficiente y transparente que está haciendo de los fondos europeos

Destaca que Galicia ya batió en noviembre su récord histórico de exportaciones con un volumen de más de 23.100 millones de euros, siendo, además, la Comunidad con la balanza comercial más positiva, próxima a los 4900 millones de euros

Santiago de Compostela, 26 de enero de 2022
Compartir
  • whatsapp

El vicepresidente económico y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, subrayó hoy que la Xunta de Galicia defiende una política industrial para una transición justa, que apuesta por la innovación, la sostenibilidad y el diálogo social.

En respuesta a una interpelación en el Pleno de la Parlamento, Conde destacó que la prioridad del Gobierno gallego en el contexto actual es acompañar el tejido empresarial para dar respuesta a sus necesidades y seguir impulsando la competitividad de la economía gallega. Al respecto, apuntó que, a la espera de conocer los datos de diciembre, Galicia ya batió su récord histórico de exportaciones con un volumen de más de 23.100 millones de euros, siendo, además, la Comunidad con la balanza comercial más positiva, próxima a los 4900 millones de euros.

El vicepresidente económico reclamó el apoyo del Gobierno central a la industria gallega y advirtió del reparto poco eficiente y transparente que está haciendo de los fondos europeos. Volvió a insistir en la necesidad de que fije un precio eléctrico estable y competitivo para Alcoa y Alu Ibérica y el resto de la industria electrointensiva, que en la actualidad paga más del doble que en Francia y casi un 30% más que en Alemania. También puso de manifiesto la falta de sensibilidad del Ejecutivo central con sectores estratégicos como la automoción, el naval y el complejo campo-mar-industria por la transición energética que está llevando a cabo. Y le pidió nuevamente su apoyo al Pacto de Estado por Ferrolterra diseñado por la Xunta de la mano de los ayuntamientos y los agentes económicos y sociales.

Frente este escenario, Conde subrayó que la Xunta está activando todas las palancas de crecimiento necesarias: los Presupuestos para 2022, con 11.600 millones de euros; el Plan estratégico de Galicia 2030, que tiene como uno de los objetivos principales aumentar el peso del sector industrial o duplicar la inversión en I+D+i —que ya es el más alto de la historia, con 641,7M€— la candidatura de proyectos gallegos a los fondos europeos Next Generation, con proyectos como la fábrica de fibras textiles; y la Ley de simplificación administrativa y de apoyo a la reactivación económica de Galicia.
En este sentido, apuntó que la Administración gallega ya declaró siete iniciativas empresariales prioritarias para apoyar proyectos de firmas como Cortizo, Albo, Oviganic, Sogama, Ignacio González Montes y Bioenergías de Lugo y Ourense, que suman inversiones por cerca de 118M€ y un compromiso de 432 puestos de trabajo. Además, señaló que el pasado año en Galicia se constituyeron cada día un promedio de 11 empresas. En total, 3927 sociedades, un 23% más que en 2020, superando además las cifras previas a la pandemia.

Desarrollo eólico sostenible


Preguntado, también, por el desarrollo del sector eólico en Galicia, Conde reiteró que el objetivo de la moratoria de año y medio establecida por la Administración gallega es evaluar los 275 expedientes presentados hasta ahora con las máximas garantías. Según remarcó, todos los proyectos que se tramitan en Galicia se ajustan a la normativa y solo se autorizan aquellos que cumplen con todas las garantías técnicas, jurídicas y medioambientales.

Por otra parte, para reforzar la compatibilidad con la protección del medio ambiente y las actividades del sector primario, recordó que la Administración gallega propuso una nueva limitación en la distancia de los aerogeneradores con respecto a los núcleos rurales, urbanos o urbanizables, pasando de los 500 metros actuales a cinco veces a altura total del aerogenerador.

Junto con esto, señaló que se están impulsando diferentes herramientas para acercar información a los ayuntamientos, a la ciudadanía y al resto de entidades interesadas: la red de información provincial de proyectos eólicos; la Guía divulgativa de la tramitación de un proyecto eólico, disponible en web; y la Oficina de información a propietarios de terrenos, para informar sobre métodos y criterios de valoración, así como la normativa aplicable para la clasificación y cualificación del suelo.

En el caso concreto del parque eólico de Corme, en Ponteceso (A Coruña), Conde remarcó que la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) no es firme , y subrayó que “en Galicia la última palabra la tienen siempre la legislación y la normativa”. Según dijo, la repotenciación de este parque eólico permitió cambiar 61 aerogeneradores antiguos por otros siete más modernos y eficientes sin aumentar la potencia, lo que supone una reducción de cerca del 90% con el correspondiente beneficio medioambiental y paisajístico.

Por otra parte, con respecto al parque eólico de los Cotos, en el ayuntamiento de Cerdedo-Cotobade (Pontevedra), Conde quiso trasladar un mensaje de tranquilidad y confianza. Explicó que, detectado el error de la promotora en la relación de bienes y derechos afectados, ya se abrió de nuevo el plazo de información pública para la presentación de alegatos. Y remarcó que su aprobación dependerá exclusivamente de si se ajusta a lo que dice la ley y del que digan todos los órganos consultados, incluido el propio Ayuntamiento.

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 26/01/2022