La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, firmó esta mañana la orden de aprobación definitiva del nuevo planeamiento

La Xunta aprueba el primero PGOM de Castrelo de Miño, que marcará el desarrollo urbanístico del ayuntamiento durante los próximos 16 años

Entre los objetivos del nuevo instrumento hace falta subrayar la fijación de población a través de medidas como el fomento de la ocupación de inmuebles que estén vacíos o la dotación de suelo urbanizable residencial para promover nuevas viviendas protegidas

También prevé habilitar superficie para acoger actividades industriales y comerciales en la zona de Prado, y mejorar las dotaciones públicas municipales, sobre todo las deportivas

La responsable autonómica recuerda que a día de hoy 112 municipios y 1 millón de gallegos ya cuentan con un planeamiento adaptado al marco urbanístico de referencia
 

Castrelo de Miño (Ourense), 28 de enero de 2022
Compartir
  • whatsapp

La Xunta de Galicia aprobó hoy el primero Plan general de ordenación municipal (PGOM) del ayuntamiento de Castrelo de Miño, un documento que está llamado a guiar el desarrollo urbanístico del municipio ourensano durante los próximos 16 años y que sustituirá a las Normas subsidiarias de 1985 por las que se regía hasta el momento.

Así lo destacó la conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, que estuvo esta mañana en el ayuntamiento para firmar la orden de aprobación definitiva del nuevo planeamiento. En presencia del alcalde, Avelino Pazos, y acompañada por el delegado territorial de la Xunta en Ourense, Gabriel Alén, la responsable autonómica puso en valor el trabajo, el esfuerzo y la implicación de todas las personas que contribuyeron la que lo PGOM de Castrelo del Miño sea hoy una realidad.

En este sentido, subrayó que se trata de un hito importante para los 1.321 habitantes de las 24 parroquias en que se divide el municipio de la comarca del Ribeiro, con una extensión de 39,8 km2 que fueron analizadas al detalle durante lo proceso de redacción del planeamiento.

Entre los objetivos principales del nuevo PGOM, Ángeles Vázquez subrayó, en especial, la lucha contra la despoblación con el objetivo de fijar población en el municipio. Así, se prevé la puesta en marcha de medidas para fomentar la ocupación de inmuebles ya construidos y que actualmente están vacíos, así como la dotación de nuevas viviendas protegidas —en régimen de venta o de alquiler— a través de la delimitación de suelo urbanizable residencial en los núcleos de Astariz y Barral.

Por otra parte, la conselleira también destacó que en el documento se prevé la creación de suelo empresarial para potenciar la actividad industrial y comercial —concretamente, en la zona de Prado —y la mejora de las dotaciones públicas municipales, sobre todo las deportivas.

Asimismo, la regeneración y conservación de los núcleos rurales también es una de las prioridades fijadas en el plan general, un objetivo acorde con la distribución del propio ayuntamiento, donde el 94,68% es suelo rústico y menos de un 1%, urbano o urbanizable.
Para mejorar los servicios y la calidad de vida de los vecinos, el documento también reserva un total de 36.352 metros cuadrados para espacios libres y zonas verdes y otros 49.206 metros cuadrados destinados a equipaciones comunitarias.

Por su parte, el alcalde Avelino Pazos aseguró que “hoy es un día grande para el ayuntamiento y para todos los vecinos y vecinas de Castrelo de Miño”, ya que el municipio se dota después de 17 años de trabajo de una herramienta de ordenación que resulta “imprescindible hoy en día”. “Lo que precisamos es asentar población ante la caída demográfica. Y ordenando el territorio y creando empleo lo vamos a lograr”, dijo.

Ningún ayuntamiento sin PGOM

Tras enmarcar la aprobación del PGOM de Castrelo del Miño en la apuesta decidida de la Xunta de Galicia por el urbanismo responsable con el objetivo de lograr el reto de que no haya ningún ayuntamiento sin PGOM, Ángeles Vázquez recordó que, en estos momentos, 112 municipios y 1 millón de gallegos cuentan ya con un plan general totalmente acorde y adaptado a la legislación marco de referencia.

En concreto, indicó que 80 de estos planes fueron aprobados por el actual Gobierno gallego, siendo el de Castrelo de Miño el sexto al que se le dio luz verde en el que va de la presente legislatura —después de los de Baños de Molgas, Rubiá, Portas, Ponteareas y Folgoso do Courel— y el primero de este año.

Estos datos, añadió la conselleira, reflejan los frutos del esfuerzo del Gobierno gallego por trabajar de la mano de los ayuntamientos para impulsar un urbanismo responsable, y por eso avanzó que este año su departamento seguirá manteniendo esa misma línea de colaboración, con una partida de 3,2 millones de euros reservada para ayudar a las entidades locales con la redacción de sus PGOMS.

 

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 28/01/2022