La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda presidió la reunión del Observatorio de la Vivienda de Galicia

La Xunta propone un cambio de las Normas de habitabilidad para convertir los bajos en viviendas si mantienen las condiciones de luz e intimidad

Ángeles Vázquez señala que los ayuntamientos con ámbitos afectados por un plan especial o núcleos rurales podrán establecer zonas específicas donde se modifiquen o supriman las determinaciones

El Instituto Galego da Vivenda e Solo deberá emitir un informe sectorial sobre los anexos municipales

Santiago de Compostela, 19 de abril de 2022.-
Compartir
  • whatsapp

La Xunta, de la mano del Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia, propone una modificación de las Normas de habitabilidad de la vivienda que permita un cambio de uso de un bajo de un inmueble para convertirlo en una futura vivienda, en todo caso garantizando la calidad de vida, manteniendo las condiciones de intimidad, luz o ventilación.

 

La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, acompañada por el director del Instituto Galego da Vivenda e Solo, Heriberto García Porto, presidió hoy la reunión del Observatorio de la Vivienda de Galicia, donde dio cuenta de las modificaciones de la normativa por la que se rigen las condiciones que deben reunir las viviendas, impulsadas dentro de un grupo de trabajo formado por personal técnico del IGVS y del COAG.

 

Ángeles Vázquez explicó que este equipo lleva tiempo analizando la modificación de la mencionada norma y su actualización quiere ser una respuesta a una realidad. “Los tiempos van cambiando y por lo tanto nosotros también tenemos que ir cambiando", subrayó.

 

Uno de los condicionantes que se integran —que ahora se elevarán al Comité Asesor de la Habitabilidad, para su consideración— es que los ayuntamientos puedan establecer zonas específicas —calles, manzanas o bloques— donde, mediante la aprobación de un anexo de habitabilidad- se exima del cumplimiento de las determinaciones relativas a la protección de vistas desde las calles, plazas y espacios públicos.

 

Tal y como explicó la conselleira, esto será de aplicación en los municipios con ámbitos afectados por un plan especial de protección del patrimonio, en los núcleos rurales o en zonas de suelo urbano donde existan motivos urbanísticos para hacerlo. En el resto de los ámbitos, solo se exigirá la protección de vista a dos estancias de cada vivienda.

 

En todo caso, los anexos de habitabilidad precisarán del informe sectorial del IGVS, que deberá ser emitido en el plazo de un mes desde la fecha de solicitud.

 

Este anexo, además de incluir las condiciones que debe reunir las viviendas para tener consideración de exterior, identificará los espacios, públicos y privados, que podrán ser utilizados para la eliminación y ventilación de las estancias, y los estándares mínimos de accesibilidad.

 

Esto permitirá, tal y como subrayó Ángeles Vázquez, “dar salida a aquellos locales que por diferentes circunstancias perdieron el uso de bajo comercial, pero tienen las condiciones para convertirse en una vivienda, evitando así tener espacios vacíos en las ciudades y villas”.

 

Balance del Pacto social por la vivienda

Asimismo, la Xunta presentó ante el Observatorio un informe de balance de aplicación del Pacto social por la vivienda de Galicia 2021-2025, diseñado por este órgano. En la actualidad, más del 80% de las medidas contempladas ya están en ejecución y las restantes está previsto hacerlas efectivas en los próximos meses.

 

En el balance destacan especialmente las cifras de ejecución del eje de acceso a la vivienda, del que ya se pusieron en marcha el 92,3% de las medidas. Asimismo, el eje de la rehabilitación, regeneración y renovación urbanas alcanzó ya el 88%.

 

De este modo, según destacó la conselleira, se continúa la senda del plan anterior, el Rehavita, que estuvo vigente entre 2015 y 2020 y consiguió una ejecución del 129,70%.

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 19/04/2022