El conselleiro de Cultura, Educación y Universidad da a conocer la planificación que entrará en vigor en septiembre con la aplicación de la nueva ley estatal

Galicia mantendrá las notas numéricas en la enseñanza y reforzará las competencias lingüísticas, humanísticas, matemáticas y científicas en todas las etapas educativas

    Román Rodríguez destaca que el diseño de los contenidos se elaboró bajo los principios irrenunciables de situar “el alumno en el centro de todas las decisiones” y blindar “nuestro modelo propio de éxito avalado por los resultados”

    Subraya que las cualificaciones literales que prevé la nueva ley serán completadas con las numéricas con el objetivo “de ofrecer la máxima información a alumnos y familias al tiempo que poner en valor el esfuerzo de los estudiantes”

Compartir
  • whatsapp

Santiago de Compostela, 19 de abril de 2022.- Galicia mantendrá las cualificaciones numéricas para el alumnado en todos los cursos al tiempo que refuerza las competencias lingüísticas, humanísticas, matemáticas y científicas en los currículos educativos para todas las etapas que se aplicarán a partir de septiembre con la entrada en vigor de la nueva ley estatal.

El conselleiro de Cultura, Educación y Universidad, Román Rodríguez, dio cuenta esta mañana de las novedades, de la estructura y de los contenidos curriculares de la parte autonómica (Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato), que -según explicó- fueron diseñados “desde una perspectiva técnica” y bajo “los principios irrenunciables de situar el alumno en el centro de todas las decisiones al tiempo que blindar nuestro modelo propio de éxito avalado por los resultados y que se sostiene sobre los pilares de la calidad, de la equidad y de la igualdad de oportunidades ”.

En esta línea, los grupos de trabajo docente realizaron las propuestas bajo la premisa de no recortar contenidos, mantener el peso de los bloques lingüístico y matemático-científico a lo largo de las etapas así como tener en cuenta a transición entre etapas, pero, sobre todo, “teniendo muy presente que la formación competencial del alumno es el centro de referencia del currículo en Galicia”, incidió el conselleiro. Todo esto bajo los criterios de respeto al marco normativo vigente, que los cambios sean los menores posibles para los centros, para los alumnos y para las familias; que los currículos tengan una estructura clara y sencilla, y que haya una conexión entre los elementos.

 

Mientras sigue trabajando en la elaboración de los decretos que desarrollarán los currículos de las distintas etapas, la Consellería de Cultura, Educación y Universidad avanza la estructura de cada uno de ellos así como las materias a impartir con el objetivo de dar “certezas” a la comunidad educativa, expresó el conselleiro. De este modo, los centros educativos pueden comenzar ya a planificar la organización interna de sus horarios y la oferta, esto es “su arquitectura para el próximo curso”.

 

Certezas frente a la improvisación

Román Rodríguez recordó que la aplicación “atropellada de una mala ley a través del caos y de la improvisación” le da la razón sobre las advertencias de que se iba a llegar al inicio del próximo curso sin tener los decretos aprobados. “Esto los obligan a la toma de decisiones para que los centros cuenten con todas las garantías y certezas de planificación”, explicó.

 

Para atajar estos defectos y ofrecer seguridad a los centros educativos, la Consellería está trabajando en unas instrucciones que clarifiquen la organización del próximo curso, ya que los equipos directivos tendrán que aplicar dos leyes simultáneamente, una para los cursos pares (la actual LOMCE) y otra para los impares (la nueva ley LOMLOE). Estas instrucciones estarán a su disposición a lo largo del mes de mayo, antes del inicio del período de matrícula de Secundaria.

 

A mayores, la Consellería está trabajando en coordinación con la Amtega para la puesta en marcha de una aplicación informática en la que se ofrecerá toda la información sobre los contenidos de los currículos, y que también se espera cerrar el próximo mes. De este modo, paralelamente la que continúen los trámites administrativos preceptivos, los centros podrán conocer los contenidos para que los docentes puedan ir diseñando la organización académica y las editoriales preparando los materiales de trabajo.

 

Con estas medidas, la Xunta trata de aminorar el impacto que la tardanza del Ministerio tiene tanto a nivel organizativo (organización de horarios, planificación de la jornada lectiva, optatividad...) y a nivel de contenidos (la concreción de los currículos de cada una de las materias).

 

Román Rodríguez insiste en “que frente a los 15 meses de demora del Ministerio, la Xunta está resolviendo en 15 días”, que es el tiempo transcurrido desde el pasado día 6 de de este mes, cuando el Ministerio publicó en el BOE la parte estatal del currículo de Bachillerato.

 

Cualificaciones numéricas

En lo que alcanza a las cualificaciones, Román Rodríguez avanzó que en Galicia se van a mantener las notas numéricas como complementarias de las cualificaciones literales (esto es, insuficiente, suficiente, bien, notable y sobresaliente) que establece la nueva ley LOMLOE.

A este respecto, el conselleiro explicó que Galicia “va a respetar la normativa básica del Estado” con las notas literales pero, a mayores, se incorpora también la cualificación numérica correspondiente, como se hace hasta ahora. “Se toma esta decisión porque creemos que es fundamental que tanto el alumnado como las familias dispongan de la máxima información” y porque, sobre todo, “es necesario poner en valor el esfuerzo realizado por los alumnos”.

En el que alcanza a los currículos propiamente dicho, el conselleiro hizo especial hincapié en el refuerzo de las competencias básicas con “más lengua, más humanidades, más matemáticas y más tecnología”, con más sesiones docentes (por ejemplo en Lengua gallega y Lengua castellana en Primaria), con la implantación de materias específicas (Filosofía en Bachillerato, Tecnología y Digitalización u Oratoria en ESO, entre otras) y con bloques específicos dentro de las materias, especialmente un bloque de competencias STEM (Matemáticas, Ciencias y Tecnología) en Ciencias Naturales en Primaria.

 

Educación Primaria

La etapa de Primaria mantiene la carga y la distribución horaria de cinco sesiones lectivas/día hasta un total de 25 sesiones semanales, pero con una estructura curricular con un refuerzo significativo de las lenguas y de las áreas STEM.

 

En lo que alcanza al área lingüístico, en Galicia los niños de esta etapa a partir del próximo curso tendrán dos horas más de lenguas (una en Lengua gallega y literatura y otra en Lengua castellana y literatura) en 6º curso de Primaria, hasta conseguir las 24 sesiones en el conjunto de la etapa.

 

Por otra parte, la parte gallega del currículo de Primaria acomete una reestructuración de las Matemáticas que supone impulsar el área STEM a través de las Ciencias Naturales. Esto es, se restan dos sesiones en el conjunto de la etapa (concretamente una menos en 5º EP y otra en 6º de EP) para la materia concreta de Matemáticas. Pero esta área se ve reforzada de manera significativa con tres sesiones más en Ciencias Naturales, donde se introduce un bloque completo de contenidos STEM, de matemáticas, ciencia, tecnología y digitalización. Esto, según explicó el conselleiro, “ve acorde con las nuevas líneas pedagógicas de un enfoque de aprendizaje competencial por proyectos”, con unas Ciencias Naturales “desde una perspectiva aplicada de conocimientos matemáticos la situaciones de la vida real”.

 

Otra novedad es la introducción de la nueva materia Educación en valores cívicos y éticos, que marca el Estado, con una carga horaria de una sesión en 6º curso de Primaria.

 

A mayores, Galicia introduce como materia “espejo” a la Religión el Proyecto competencial de centro. En esta alternativa la Religión (con una carga de una sesión/semana por curso) los centros trabajarán con los alumnos el desarrollo de proyectos desde su fase inicial de idea, las intermedias de planificación y diseño y la fase final de presentación y exposición.

 

Educación Secundaria Obligatoria

Al igual que en Primaria, en el diseño del currículo de ESO la Consellería tuvo en cuenta el tránsito desde la etapa de Primaria y el mantenimiento de la carga horaria de cada materia en la medida del posible.

 

Precisamente atendiendo la esta transición entre etapas, se acomete la reordenación de Lengua gallega y Literatura y Lengua castellana y literatura. Dos sesiones (una de cada materia) que hasta ahora se impartían en 1º de ESO se trasladan a 6º curso de Primaria. Así pues, se mantiene la carga horaria total de las áreas lingüísticas en todo el período de la enseñanza obligatoria.

 

En el área matemático-científico se introduce cómo obligatoria la nueva materia Tecnología y digitalización, con una carga lectiva de seis sesiones/semanales a razón de tres sesiones en 1º de ESO y otras tres en 2º curso.

 

Y una de las novedades en la etapa de ESO es la introducción de cuatro sesiones de Libre disposición de centro a razón de dos en 1º y otras dos en 2º de ESO. Esto, en palabras de Román Rodríguez, atiende a la línea “de fomentar la autonomía de los centros”, que en los dos primeros cursos de la ESO van a disponer de cierta “margen de maniobra para emplear una parte del tiempo en reforzar aquellas áreas que consideren más necesarias”.

 

En lo que alcanza a las materias optativas, a mayores del bloque del marco estatal, los alumnos podrán cursar una optativa autonómica en 3º de ESO y otra en 4º de ESO con una carga lectiva de tres sesiones/semana a elegir entre 2ª Lengua extranjera, Cultura Clásica, Educación Digital y Oratoria (para 3º curso) y Filosofía, Cultura Clásica u Oratoria (en 4º curso).

 

Román Rodríguez explicó que en este bloque, que es donde la Consellería tiene margen para poder diseñar una propuesta propia, la Xunta optó por trabajar la capacidad de análisis y pensamiento crítico de los estudiantes a través de la oferta de Filosofía “frente al olvido del Gobierno del Estado, que incumple sus propios compromisos ratificados en el Congreso de los Diputados”, en alusión al acuerdo firmado en 2018 para reforzar las enseñanzas de Filosofía y Ética en el sistema educativo español.

 

Bachillerato

En Bachillerato, el currículo estatal establece cuatro modalidades de Bachillerato que son lo de Ciencias y Tecnología, lo de Humanidades y Ciencias Sociales, lo de Artes (con una vía de Plásticas, Imagen y Diseño y otra de Música y Artes Escénicas), y el General (de nueva implantación). Todos ellos cuentan con unas materias comunes, unas específicas de modalidad y materias optativas que, al igual que en ESO, es donde las autonomías disponen de más margen para completar contenidos.

 

Atendiendo a esta estructura, en Galicia se diseñó una optativa de cuatro sesiones/semana con el “fin de procurar una formación más competencial y especializada con el fin de generar itinerarios formativos potentes y vertebrados ”dentro de un abanico de propuestas cuyos contenidos se están cerrando, aunque ya están diseñados los títulos de las materias, como destacó el conselleiro. Además, confirmó la incorporación de contenidos anteriores a 1812 en la materia de Historia de España.

 

Asimismo, en 1º curso de Bachillerato se refuerza Educación Física con una sesión lectiva más a la semana hasta un total de tres.

 

Román Rodríguez también se refirió al nuevo Bachillerato General como un ejemplo de la “improvisación y de la incongruencia del Ministerio, que no sabe muy bien en que consiste”. En todo caso, este nuevo Bachillerato exige de una reorganización de la oferta y en Galicia se va a poder cursar en 36 institutos públicos que fueron escogidos atendiendo a la dinámica poblacional y a la demanda estimada. Así pues, los alumnos podrán cursar esta modalidad en las principales ciudades, en las cabeceras comarcales más destacadas y en áreas metropolitanas densamente pobladas, principalmente.

 

Tramitación administrativa

En estos momentos el currículo de Educación Infantil (el primero que aprobó el Gobierno del Estado en febrero) es el más adelantado, porque ya fue abordado en la Mesa Sectorial Docente, cuenta con el informe del Consejo Escolar y de otros organismos (Presupuestos, Igualdad, Amtega,...) y fue expuesto en el Portal de Transparencia. Ahora mismo se está ultimando la Memoria para elevar a la Asesoría Jurídica General, posteriormente someterlo a dictamen del Consello Consultivo de Galicia y finalmente elevarlo a la aprobación del Consello da Xunta para su publicación en el Diario Oficial de Galicia.

 

En el que alcanza al currículo de Educación Primaria (que el Gobierno del Estado publicó en el BOE el 2 de marzo), hoy mismo está previsto elevarlo a la Mesa Sectorial Docente para el inicio de los trámites de la fase intermedia.

 

En los de ESO (en el BOE de 30 de marzo) y de Bachillerato (BOE de 6 de abril), los grupos de trabajo están apurando para realizar los nuevos ajustes derivados de los cambios que el Gobierno del Estado hizo en el texto consolidado frente al recogido en los borradores enviados a las comunidades autónomas. La previsión es que sean remitidos a la Mesa Sectorial Docente entre finales de abril y mayo para continuar con el resto de los trámites.

 

Con esta situación, y dado que los trámites administrativos de un decreto llevan entre seis y siete meses, Román Rodríguez señaló que el decreto de Primaria “ve muy justo para que esté listo en septiembre” mientras que los de ESO y Bachillerato no estarán hasta después del inicio del período lectivo.

 

El conselleiro lamentó “tener razón” cuando ya en octubre de 2021 “advertimos en el Parlamento de los serios problemas que nos iba a generar el retraso del Ministerio, y así se lo hicimos saber en cada una de las reuniones de trabajo mantenidas a lo largo de estos meses”.

 

No obstante recalcó que en Galicia “estamos haciendo un esfuerzo por mantenernos dentro de la normativa, pero preservando nuestro modelo propio de educación”.

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 19/04/2022