La directora general de Patrimonio Natural y la delegada territorial en Ferrol se reunieron esta semana con los trabajadores al servicio del parque y asociaciones vecinales de la zona

La Xunta recoge las aportaciones del tejido asociativo y del personal del parque natural para enriquecer el futuro Plan rector de uso y gestión de la Fragas do Eume

Belén do Campo subraya la importancia de la labor de divulgación que se hace desde el centro de interpretación de Caaveiro para garantizar la protección de los valores de esta zona

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda cerrará en mayo la ronda de contactos con los principales agentes públicos y privados con intereses en el espacio natural
 

Compartir
  • whatsapp

Pontedeume (A Coruña), 30 de abril de 2022

La Xunta de Galicia continúa con su ronda de contactos con los principales agentes, colectivos y entidades vinculados al Parque Natural Fragas do Eume con la intención de implicarlos y enriquecer el futuro Plan rector de uso y gestión (PRUX), un instrumento que marcará las pautas a seguir para orientar el desarrollo económico y medioambiental de este espacio durante los próximos años.

 

Esta semana fue el turno del personal que presta sus servicios en el parque y de algunas entidades del tejido asociativo de la zona. En concreto, la directora general de Patrimonio Natural, Belén do Campo, y la delegada territorial de la Xunta en Ferrol, Martina Aneiros, se reunieron en el centro de interpretación de Caaveiro con 10 trabajadores de la Xunta que desempeñan su labor en este espacio —3 agentes facultativos ambientales del distrito I, 2 vigilantes de recursos naturales, 1 capataz de establecimiento y 4 peones forestales— y varias asociaciones de vecinos con el fin de recoger sus aportaciones al documento y trasladarles los pasos dados hasta ahora por la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda.

 

Así, Do Campo subrayó el peso que tiene para la economía local de la comarca la actividad turística que se desarrolla alrededor de las Fragas do Eume, un territorio que por sus características resulta muy atractivo y ofrece al visitante un amplio abanico de opciones de ocio con las que conocer y disfrutar de la riqueza natural, cultural y paisajística de la zona.

 

Por eso, tanto la directora general como la delegada de la Xunta coincidieron en que el instrumento rector que se apruebe pondrá el foco en la protección y conservación de este espacio natural, pero garantizando al tiempo que se mantenga su aprovechamiento socioeconómico. En este sentido, Belén do Campo subrayó la importancia de la labor divulgativa e informativa que realiza el personal de la Xunta tanto desde el centro de interpretación de Caaveiro como cuando desarrollan su actividad sobre el terreno, dentro del propio parque.

 

En la misma línea, recordó que el llamado turismo verde en espacios que, como es el caso de las Fragas do Eume, reúnen las condiciones óptimas para su práctica, contribuyen “a la divulgación y puesta en valor” de los espacios naturales de la Comunidad, recordando que “no se protege ni se valora aquello que no se conoce”, un objetivo en el que el personal de la Consellería desplegado en la zona así como el propio vecindario jugarán un “papel clave”.

 
 

Asimismo, la directora les trasladó que en el documento definitivo se concretará una nueva zonificación de las casi 10.000 hectáreas que ocupan las Fragas do Eume, especificando en cada una de las áreas los usos permitidos y restringidos desde el punto de vista recreativo, agroganadero o forestal, entre otros.

 

Proceso de diálogo y participación desde octubre

Hace falta recordar que desde que en el mes de octubre la Xunta abrió la ronda de contactos para avanzar en la redacción del PRUX de las Fragas do Eume, Belén do Campo ya se reunió con los alcaldes de los cinco ayuntamientos del parque—Cabanas, A Capela, Monfero, Pontedeume y As Pontes—, propietarios de terrenos localizados en el mismo, empresas de turismo, asociaciones deportivas y productores, y con la única comunidad de montes existente en la zona.

 

Paralelamente, la Consellería también mantiene reuniones técnicas con otros departamentos autonómicos para integrar sus consideraciones en el nuevo plan de gestión y trasladarles las sugerencias que fue recopilando del colectivos consultados. En este sentido, la previsión que se maneja es que en el mes de mayo se dé por finalizada la ronda de contactos sobre lo futuro PRUX.

 

Do Campo insistió en que este proceso de participación previo es imprescindible para conocer de primera mano las inquietudes de los agentes que “viven, trabajan o dependen” de las Fragas do Eume, un espacio protegido único y singular, el segundo parque natural más extenso de Galicia, integrado en la Red Natura 2000 y que alberga la mejor representación de bosque atlántico autóctono, además de ser el mejor conservado de Europa.

 

En este sentido, el objetivo de la Xunta es aprobar este mismo año el PRUX de las Fragas do Eume, un hito con el que se verá culminado el esfuerzo normativo que comenzó en 2019 para dotar de un instrumento propio de gestión a todos los parques naturales gallegos.

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 30/04/2022