El conselleiro del Medio Rural se reunió con responsables y técnicos de las administraciones central y autonómica, implicadas en esta iniciativa, para impulsar las labores

La Xunta inicia los trabajos para la mejora y modernización del regadío de A Limia en los que se invierten cerca de 4 M€

José González anunció que la Xunta constituirá una oficina de regantes para tener permanentemente informados de todos los pasos de este proceso a los propietarios de las parcelas y a las comunidades

Recordó que las actuaciones consisten en la construcción de 42 nuevos pozos de sondeo de agua en esta comarca ourensana, unas tareas que se iniciaron con el acopio del material necesario y la disposición de la maquinaria de prospección

Puso en valor los casi 36 millones de euros que se invertirán en la comarca por parte de la Xunta y del Estado, unos fondos conseguidos gracias a las gestiones llevadas a cabo por parte del Gobierno gallego

De estos fondos, unos 16 millones serán para modernizar el regadío, cerca de cuatro -aportados por la Xunta- para la construcción de los pozos y los 16 restantes fueron gestionados por la Consellería ante Madrid para la limpieza de los canales y de los caminos paralelos

El conselleiro se reunió además con representantes del sector agroganadero de A Limia, para conocer sus demandas en relación con el rural y les trasladó que la Consellería va a realizar un estudio sobre los costes de producción de los cultivos de la comarca, en el marco de su Plan estratégico

Ourense, 26 de marzo de 2022
Compartir
  • whatsapp

La Xunta inició ya los trabajos para la mejora y modernización del regadío de A Limia. Estas labores consisten en la construcción de 42 nuevos pozos de sondeo de agua en esta comarca ourensana. Así lo confirmó el conselleiro del Medio Rural, José González, acompañado del delegado territorial de la Xunta en Ourense, Gabriel Alén, en la reunión de esta mañana de la Mesa del regadío de A Limia, en la que participaron responsables de las administraciones autonómica y central, así como diferentes técnicos encargados de supervisar los trabajos.

 

De esta forma, señaló González, se avanza en la colaboración entre la Xunta y la Administración General del Estado a favor de la gestión sostenible de la actividad agroganadera en esta comarca de referencia para el rural gallego, y que le permitirá, además, “contar con 4.000 nuevas hectáreas de regadío”, remarcó. Además, el conselleiro anunció que la Xunta constituirá una oficina de regantes para tener permanentemente informados de todos los pasos del proceso a los propietarios de las parcelas y a las comunidades.

 

Las labores se iniciaron con el acopio del material necesario y la disposición de la maquinaria para la perforación, una vez recibida, por parte de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, la correspondiente concesión para la comunidad de regantes Lamas Ganade, que junto con las de San Salvador de Sabucedo, Corno do Monte y Alta Limia serán las beneficiarias de esta actuación. En la reunión de hoy se avanzó, además, en los trámites para agrupar estas cuatro entidades, tal y como solicita la Confederación Hidrográfica, para contar con un único interlocutor a la hora de desarrollar las diferentes actuaciones. Esta agrupación estaría liderada por la comunidad de Lamas Ganade, al ser la que acumula más caudal y pozos. Estas actuaciones se enmarcan -recordó González- en la inversión de alrededor de 36 millones de euros que destinará la Xunta y el Estado a la comarca, unos fondos que fueron conseguidos gracias a las gestiones llevadas a cabo por parte del Gobierno gallego, tal como destacó el conselleiro.

 

De estas aportaciones, cerca de 16 millones servirán para modernizar el regadío, otros casi cuatro millones -aportados por la Xunta- serán para la construcción de los mencionados 42 pozos y los 16 restantes fueron gestionados por la Consellería de Medio Rural ante el Estado, de forma adicional, para la limpieza de los canales y de los caminos paralelos, una inversión que González espera que se haga efectiva, de acuerdo con el compromiso mostrado por el Ministerio de Agricultura.

 

Además, el conselleiro explicó que a todo este esfuerzo inversor hace falta añadir los 600.000 euros que destina su departamento, con la colaboración de la Diputación Provincial de Ourense, para la reparación de caminos en la comarca, todo enmarcado en el Plan estratégico del sector agrario de A Limia. En esta línea, el titular de Medio Rural quiso reconocer y agradecer una vez más a los agricultores y ganaderos de A Limia, así como a los demás agentes sociales y económicos de la comarca, su compromiso de avanzar en la sostenibilidad del sector, crucial para esta zona.

 

Reunión con el sector

El conselleiro se reunió también en Ourense con representantes del sector agroganadero de A Limia, para conocer sus demandas en relación con el rural. Así, González mantuvo un encuentro con José Manuel Nieto Rodríguez, de la Federación Rural Gallega (Fruga); Amador Diaz Penín, de la Asociación de productores de patata de A Limia; José Ramón González Rodríguez, de Unións Agrarias; María Teresa Joga, de Adegal y Sonia Vidal Lamas, del Sindicato Labrego Galego.

 

En esta reunión, el conselleiro trasladó las diferentes iniciativas promovidas por la Xunta para apoyar este ámbito productivo y anunció que por parte de la Consellería se acometerá la realización de un estudio sobre los costes de producción de los cultivos de A Limia, en el marco de su Plan estratégico. Así, recordó que el Gobierno gallego reclamó -y sigue reclamando- al Ministerio de Agricultura que haga cumplir la ley de la cadena alimentaria para evitar la venta a pérdidas. Además, puso en valor medidas que caminan en esta misma dirección, como la puesta en marcha del Observatorio de la cadena o la nueva unidad que asume las funciones de la Agencia de Control Alimentario en Galicia.

 

Estos instrumentos, destacó el conselleiro, facilitarán -en el caso del Observatorio- la emisión de informes sobre la situación económica del sector primario gallego, como base para la adopción de decisiones sobre costes y precios. En lo que respecta a la unidad de control, como su propio nombre indica, su labor es el de supervisar en nuestra comunidad el cumplimiento de la normativa y contribuir a un adecuado funcionamiento, transparente y equilibrado, de la cadena de valor. Asimismo, José González también señaló que su departamento está impulsando diferentes estrategias para sectores claves del rural, como son el lácteo, el vitivinícola o el de la carne. Así, las dos primeras ya están aprobadas y aplicándose, mientras que la del sector cárnico se está implementando en estos momentos.

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 26/05/2022