La conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, con el director general de Movilidad, Ignacio Maestro, y el delegado de la Xunta en Lugo, Javier Arias, abordó con representantes municipales el impacto en la Galicia interior de las futuras concesiones estatales

La Xunta y los Ayuntamientos afectados acuerdan pedirle al Gobierno de España la retirada del nuevo mapa de concesiones de autobús, que deja a más de 136.000 gallegos sin parada y supone un ataque al rural

Vázquez Mourelle adelanta que el miércoles trasladará en la Conferencia Nacional de Transportes a oposición de Galicia al diseño de las nuevas rutas, que elimina las paradas de autobús estatal en 23 municipios de la Comunidad

Lamenta que se suprima un 47% de las rutas, se rebajen en un 74% los municipios con parada y se reduzcan en un 31% los km que recorre de promedio cada vehículo

La Xunta y los ayuntamientos apuntan el impacto negativo de la supresión de paradas de autobús en el Camino de Santiago y el deber a los usuarios a hacer trasbordos, en detrimento de la calidad de los servicio

La conselleira destaca que el mapa está diseñado para contornos metropolitanos, ignorando las necesidades del rural y atendiendo solo a criterios economicistas

Apunta la incoherencia de reducir la oferta y la calidad del transporte público en el momento en que más lo necesitan los ciudadanos por el incremento del precio de los combustibles

Contrapone la apuesta de la Xunta, con una inversión anual de más de 80 M€ que permitió duplicar las líneas de transporte público y ofrecer autobús gratis a los menores de 21 años con la tarjeta Gente Nueva

Santiago de Compostela, 4 de julio de 2022
Compartir
  • whatsapp

La Xunta y los ayuntamientos afectados acordaron hoy pedirle al Gobierno de España la retirada del nuevo mapa estatal de concesiones de autobús, que deja a más de 136.000 gallegos sin parada y supone un ataque al rural.

La conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, junto con el director general de Movilidad, Ignacio Maestro, y el delegado territorial de la Xunta en Lugo, Javier Arias, se reunió con los alcaldes y representantes de un grupo de municipios para abordar el mapa estatal de concesiones de transporte de viajeros por carretera.
 
Vázquez Mourelle señaló que una vez conseguida una postura común, la Xunta solicitará el miércoles en la Conferencia Nacional de Transportes a retirada de este mapa, ya que todos los gallegos tienen derecho a un transporte público de calidad que garantice la igualdad de oportunidades y que contribuya a reducir emisiones y el consumo de combustible.
 
Criticó que el nuevo mapa suprime un 47% de las rutas, rebaja en un 74% los municipios con parada y mermar en un 31% los km que recorre de promedio cada vehículo.
 
Hizo hincapié en la concepción meramente economicista de un servicio público y en los datos alarmantes que se desprenden del nuevo mapa de rutas de autobús estatal, que suprime paradas en 23 municipios que suman una población de 136.000 personas. Segundo indicaron varios alcaldes, toda vez que esas paradas son empleadas por vecinos de los municipios vecinos, el conjunto de personas afectadas es superior.
 
La Xunta y los representantes municipales también pusieron de relieve el fuerte impacto de este recorte en los Caminos de Santiago, donde varias poblaciones quedarán sin paradas. La ese respeto, también apuntaron la supresión de 76 servicios interiores y de dejar de prestar de manera directa 1.100 rutas de autobús, lo que supone que los viajeros se verán obligados a hacer trasbordos, en detrimento de la calidad del servicio.
 
Lamentó esta iniciativa estatal en una comunidad como la gallega, con una enorme dispersión y con un notable envejecimiento, que hacen preciso el incremento de la capilaridad del transporte.
 
Subrayó que este mapa está diseñado únicamente para los grandes contornos metropolitano e ignorando las necesidades del rural, recortándole servicios y, en consecuencia, ahondando nos motivos de su despoblación.
 
En este sentido, el Gobierno gallego viene manifestando la oposición frontal la este nuevo mapa concesional, una postura que es compartida con otras comunidades autónomas como Castilla y León, Aragón o Andalucía.
 
La titular de Infraestructuras y Movilidad del Gobierno gallego apuntó la incoherencia que supone reducir la oferta y la calidad del transporte público en el momento en que más lo necesitan los ciudadanos por el incremento del precio de los combustibles.

 

Frente a esta propuesta del Gobierno central, la Xunta viene apostando por el transporte público, al renovar todas las concesiones de autobús interurbano de Galicia para hacerlo más moderno y útil para la ciudadanía.

 

La conselleira recordó que gracias a las nuevas modalidades de autobús compartido y transporte bajo demanda se duplicó el número de líneas en todas las provincias y mismo multiplicándolas por 6 en el caso de Lugo.

 

Ethel Vázquez destacó que el Gobierno gallego destina una inversión anual de más de 80 M€ al transporte público, permitiendo medidas pioneras como ofrecer autobús gratis a los menores de 21 años con la tarjeta Xente Nova.

 

Concluyó que dada la importancia del transporte público en Galicia, la Xunta no puede aceptar el nuevo mapa estatal de concesiones de transporte público ni el anteproyecto de Ley de movilidad sostenible. Criticó que esa norma responde al mismo modelo que prioriza la movilidad metropolitana y prima los criterios económicos frente a la rentabilidad social y el equilibrio territorial y condena la muerte los servicios ferroviarios de media distancia.

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 04/07/2022