La Xunta actualizará el censo de aves acuáticas invernantes en Galicia para conocer el estado de conservación de estas especies y de sus hábitats

Este recuento se hará en el mes de enero, que es cuando se registran menos movimientos entre las distintas localidades
 

Acaba de cerrar el plazo para presentar ofertas a la licitación para realizar este censo en el período 2023-2025 con un presupuesto de más de 86.000 euros
 

Santiago de Compostela, 31 de julio de 2022
Compartir
  • whatsapp

La Xunta actualizará el censo de aves acuáticas invernantes en Galicia para conocer el estado de conservación de estas especies y de sus hábitats. La elaboración de este censo resulta una base esencial para el desarrollo de prioridades de conservación de especies y para valorar los cambios a largo plazo en el tamaño de sus poblaciones. 

 

Además, también supone un instrumento fundamental que proporciona valiosa información para el seguimiento ambiental de los humedales, debido principalmente a la gran dependencia que estas aves tienen de estos ecosistemas y a su valor como indicador biológico de la calidad de estas áreas.

 

La realización de este censo se enmarca en los trabajos que la Xunta lleva realizando desde 1987 en el esquema regional África-Eurasia del Censo Internacional de Aves Acuáticas, uno de los más antiguos y amplios dentro de los programas de vida salvaje que se efectúan en el ámbito internacional.

 

Así, la información recopilada en los censos regionales se emplea con distintos objetivos de gestión y conservación de especies y lugares, y la distintas escalas geográficas. Se hace un seguimiento del tamaño numérico de las poblaciones de aves acuáticas; se describen los cambios en el número y distribución de estas poblaciones; se identifican las zonas húmedas de importancia internacional para las aves acuáticas, y se proporciona información para ayudar a la protección y gestión de las poblaciones de aves acuáticas a través de convenciones internacionales, legislación nacional y otros medios.

 

El recuento de estas aves tiene lugar en Galicia en el mes de enero, que es cuando se registran menos movimientos entre las distintas localidades. En ese momento, estas especies se concentran en humedales marinos y costeros, continentales y artificiales.

 

Hace falta recordar que la mayor parte de estos humedales se incluyen en espacios de la Red Natura 2000, formando parte de Zonas de Especial Protección para las Aves (*ZEPA) como las de Ribadeo; ría de Ortigueira y Ladrido; complejo intermareal Umia-O Grove, La Lanzada, punta Carreirón y laguna Bodeira; Costa da Morte (Norte); costa de Ferrolterra-Valdoviño; complejo litoral de Corrubedo; ría de Foz, y Esteiro del Miño.

 

La mayores, otros espacios de la Red Natura 2000 como las Zonas Especiales de Conservación (ZEC) también acogen humedales de intereses para las aves acuáticas: Costa Ártabra, Embalse de Abegondo-Cecebre, Betanzos-Mandeo, Carnota-Monte Pindo, Esteiro del Tambre, Monte y laguna de Rubio, Parga-Ladra-Támoga, A Ramallosa, Gándaras de Budiño y Ensenada de San Simón.

 

En esta línea de inventariar las aves acuáticas que invernan en Galicia, la Xunta viene de cerrar el plazo para presentar ofertas a la licitación para realizar este censo en el período 2023-2025 en un mínimo de 75 localidades, tanto costeras como de interior, con un presupuesto de más de 86.000 euros, confinanciado en un 75% por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 (PDR).

 

Fecha de actualización: 31/07/2022