GalegoCastellano

Galicia registró un mes de julio muy seco y extremadamente cálido, con una ola de calor histórico entre los días 11 y 15

El avance del último informe climatológico de Meteogalicia concluye que la anomalía media de la temperatura fue de 2,7 ºC, la más elevada de la serie desde 1981


La precipitación media acumulada de precipitaciones fue de 11 l/m2, un 66% inferior al valor climático normal
 

Compartir
  • whatsapp

 Santiago de Compostela, 8 de agosto de 2022 Galicia registró un mes de julio muy seco en el que respeta a las precipitaciones y extremadamente cálido en cuanto a las temperaturas, con una onda de calor histórico entre los días 11 y 15,  segundo concluye el avance del último informe climatológico de Meteogalicia.

 

Según los datos de 11 estaciones meteorológicas representativas, la anomalía media de la temperatura para este mes fue de 2,7 ºC. Las temperaturas máximas ( 3,9 º*C) fueron extremadamente cálidas mientras que las mínimas ( 1,54 ºC) fueron muy cálidas. Tanto en las máximas cómo en las medias la anomalía en julio fue la más elevada de la serie desde 1981.

 

Más al por menor, el valor medio de las temperaturas máximas fue de 28,1 ºC. Las más altas se registraron en las riberas del Sil, en el Miño ourensano y en la comarca de Verín, con valores próximos a los 36 ºC. Por el contrario, los valores más bajos se dieron en la Marina luguesa y en la comarca de Ortegal, con valores próximos a los 18,4 ºC.

 

En cuanto a las temperaturas mínimas, el valor medio fue de 14,6 ºC. Los valores más bajos se registraron en la comarca de la Limia, consiguiéndose localmente los 8,4 ºC, y los más altos se dieron en el sur de la provincia de Pontevedra, donde localidades del Condado y de la comarca de Vigo llegaron a conseguir los 18,9 ºC.

 
Lluvias escasas y muy desiguales

En el que respeta a las precipitaciones, la anomalía media, obtenida a partir de los datos de 16 estaciones meteorológicas representativas, fue un 66% inferior al valor climático normal, lo que hace que pueda considerarse este mes como muy seco.

 

Las lluvias fueron escasas en general y el suyo reparto fue muy desigual porque la mayor parte de las precipitaciones tuvieron un carácter convectivo. Las más importantes sucedieron en la mañana del día 3 y en la tarde-noche del 14, pero no afectaron por igual a todas las comarcas. Algunos lugares quedaron con precipitaciones muy escasas o mismo nulas y otros puntos se acercaron a la normalidad y mismo fueron húmedos.

 

La precipitación media acumulada fue de 11 l/m2, registrándose las mayores acumulaciones en la Terra de Lemos y en algunas localidades de #Terra de Caldelas, Allariz-Maceda y el norte de la comarca de la Limia con valores que puntualmente consiguieron los 82 l/m2. Los valores más bajos tuvieron lugar en las comarcas de Vigo y O Condado, llegando localmente a no registrar precipitación.

 

La grande anomalía positiva en las temperaturas y la escasez de precipitaciones tienen su explicación en las altas presiones, que fueron predominantes durante lo pasado mes impidiendo la llegada de influencias atlánticas y acercando masas de aire muy cálido procedentes en el norte de África y del sur de la península Ibérica.

 
Onda de calor histórica

También hace falta destacar que entre los días 11 y 15 de julio, Galicia vivió una onda de calor histórico ya que a la presencia de altas presiones al norte de la península Ibérica se añadió una DANA localizada entre la península y las Azores, que impulsaba aire aún más cálido hacia la Comunidad.

 

Las temperaturas superaron en esos días los 40 ºC en muchos puntos de Galicia, destacando los 44 ºC registrados en Ourense en la tarde del día 14. Además, esa tarde se produjo un Sistema Convectivo de Mesoescala. Un área de tormentas en el norte de Portugal disparó de manera súbita y rápido un área tormentosa del tamaño de Galicia que en menos de 4 horas dejó más de 6.000 rayos.

 

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 08/08/2022