El conselleiro del Medio Rural y el director general de Planificación y Ordenación Forestal se reunieron hoy en Boiro con responsables de esta entidad supramunicipal

La Xunta evalúa con la Mancomunidad de Municipios Barbanza Arousa los daños por los incendios forestales en la zona y las medidas para paliar la afectación

En el encuentro participaron también expertos del CIF de Lourizán que inspeccionaron la zona afectada y que constataron un impacto en general bajo en los suelos y solo moderado en algunas áreas específicas

El conselleiro señaló que la reunión sirvió para evaluar las medidas a adoptar a medio y largo plazo, para lo cual pidió la colaboración de los ayuntamientos y de la población en general con el fin de buscar un territorio “lo más resiliente” frente al fuego

El Gobierno gallego ya se adelantó y está haciendo trabajos paliativos en el entorno del Barbanza para evitar los arrastres de las cenizas en las áreas delimitadas por los técnicos de Augas de Galicia en coordinación con los del CIF de Lourizán

Compartir
  • whatsapp

Boiro (A Coruña), 17 de agosto de 2022.- El conselleiro del Medio Rural, José González, acompañado por el director general de Planificación y Ordenación Forestal, José Luis Chan, mantuvo este mediodía un encuentro con los responsables de la Mancomunidad de Municipios Barbanza Arousa, para evaluar la situación tras los incendios forestales registrados en los últimos días en esta zona.

 

En la reunión participó también Cristina Fernández, especialista del Centro de Investigación Forestal de Lourizán, que en los últimos días inspeccionó, junto con otros técnicos, el terreno afectado y que explicó los detalles de la afición y las posibles medidas a tomar para prevenir la erosión en el suelo. En este sentido, trasladó que la afectación en los suelos fue en general baja y solo moderada en puntos concretos, en los que se evaluará la posibilidad de adoptar medidas paliativas, a mayores de las que se están ejecutando con carácter urgente por parte de Augas de Galicia, dependiente de la Consellería de Infraestructuras y Movilidad, en coordinación con los del CIF de Lourizán.

 

En este contexto, el conselleiro indicó también que la reunión sirvió para evaluar las medidas a adoptar a medio y largo plazo, para lo cual pidió la colaboración de los ayuntamientos y de la población en general con el fin de buscar un territorio “lo más resiliente” frente al fuego. José González avanzó además que en breve mantendrá también un encuentro de trabajo con los representantes de las comunidades de montes vecinales al contado común del área afectada.

 

Trabajos sobre el terreno

Asimismo, cabe recordar que la Xunta ya se adelantó y está haciendo trabajos en las áreas afectadas por el fuego en el entorno del Barbanza para evitar los arrastres de las cenizas en las áreas límites del arroyo de Castelo y en las del arroyo de As Lobeiras, a su paso por el municipio de Ribeira.

 

Los técnicos del servicio de Conservación Fluvial de Augas de Galicia desarrollaron ayer mismo las inspecciones de campo en las áreas afectadas, en coordinación con los técnicos de la Consellería de Medio Rural, tras la determinación de los puntos más afectados por los incendios con el objetivo de iniciar las labores precisas con la mayor celeridad posible.

 

La Xunta prevé actuar a lo largo de aproximadamente 2.600 metros, en las áreas límites del arroyo de Castelo y en las del arroyo de As Lobeiras, ambas en el término municipal de Ribeira. Se trata de actuar en estos entornos de especial sensibilidad por la cercanía de los lechos fluviales a zonas pobladas y por contar con unas características singulares que pueden favorecer los arrastres de las cenizas.

 

Precisamente para evitar estos posibles arrastres, la Xunta está diseñando unas barreras de contención aprovechando la propia madera que se encuentra en las riberas afectadas, y procederá a la aplicación de la técnica conocida como “mulching”, mediante la disposición de paja sobre las áreas afectadas que lo precisen.

Imaxes relacionadas
Data de actualización: 17/08/2022