GalegoCastellano
El presidente de la Xunta compareció en el Parlamento de Galicia para adelantar las líneas maestras de los Presupuestos 2023

Rueda avanza que la Xunta invertirá el mayor presupuesto de la historia en un proyecto de país que genere oportunidades y certezas al conjunto de la ciudadanía gallega

Adelanta que el Gobierno gallego aplicará con efectos inmediatos una deflactación del IRPF nos sus primeros tramos, hasta los 35.000 euros, con efecto retroactivo desde lo 1 de enero
 

Destaca que el techo de gasto para el 2023, que ascenderá a 12.600 M€, un 8,2% más que en el 2022, permitirá combatir “el invierno del descontento”

Anuncia que se incorporará un blindaje para proteger la más de 25.000 autónomos ante lo precio creciente de las facturas con una ayuda de 1.200 euros anuales de media, lo que supondrá una inversión adicional de 30 M€
 

Destaca que las áreas en las que más crecerá la inversión serán las de economía e industria, promoción del empleo y política social
 

Avanza una inversión adicional de 50 M€ para que los mayores puedan vivir según sus preferencias y necesidades, con la creación de más centros de servicios sociales y un incremento de fondos para el Servizo de Axuda no Fogar
 

Asegura que el año que viene se va a incrementar en más de 215 M€ el gasto público en materia sanitaria
 

Subraya que los Presupuestos Generales para 2023 incluirán la mayor inversión pública de la historia de Galicia en materia energética: se duplicarán los fondos destinados a ahorro y eficiencia energética (de 40 a 80M), así como los asignados al pago de las facturas de los consumidores más vulnerables y se incrementará en un 50% la aportación para que más de 66.000 hogares puedan afrontar la subida del recibo energético
 

Avanza que la Xunta va a destinar más de 33 M€ a fomentar el aprovechamiento sostenible y rentable del campo y los bosques y que la contratación de los equipos de extinción de fuegos se ampliará a todo el año
 

Demanda al Gobierno central a congelación de los precios de los peajes en las autovías gallegas AP-9 y AP-53

Santiago de Compostela,  27 de septiembre de 2022
Compartir
  • whatsapp

  El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, avanzó que el Gobierno gallego invertirá el mayor presupuesto de la historia en un proyecto de país que genere oportunidades y certezas al conjunto de la ciudadanía gallega.  En una comparecencia en el Parlamento de Galicia en la que adelantó las líneas maestras de los Presupuestos Generales para el 2023, Rueda anunció, entre otras medidas, que el Ejecutivo autonómico va a aplicar con efectos inmediatos una deflactación del IRPF nos sus primeros tramos, hasta los 35.000 euros, con efecto retroactivo desde el 1 de enero.

 

Durante su intervención, Rueda destacó que el techo de gasto para lo próximo año, que ascenderá a 12.600 millones, con un incremento del 8,2% con respeto al del 2022, permitirá combatir “el invierno del descontento” tal y como calificó el secretario general de la ONU, António Guterres la situación de los próximos meses a causa de la crisis global. Indicó que es más necesario que nunca saber hacia donde dirigir el futuro de la ciudadanía gallega y aseguró que, con esa finalidad, “Galicia cuenta con el Gobierno con más experiencia de toda España”. Rueda destacó que los presupuestos no son un conjunto de partidas que deberán ejecutar once consellerías, sino “el material con el que podemos construir un proyecto de país”.

 

Para desarrollar esas líneas maestras de las cuentas autonómicas, el presidente de la Xunta destacó las áreas en las que más van a crecer las partidas presupuestarias: economía e industria, promoción del empleo y política social. Estas, aseguró, son las áreas “que hacen progresar a Galicia y que permiten proteger las personas, a las gallegas y gallegos”.

 

Política fiscal

Rueda recordó que los gallegos ahorraron desde el año 2009 más de 1.200 millones de euros en impuestos, con rebajas en los años 2014, 2016 y 2022 que permitieron que la tarifa autonómica de Galicia se sitúe por debajo de la estatal en todos los tramos hasta los 35.000 euros, de tal manera que cada ciudadano ahorrará un promedio de 450 euros en su próxima declaración de la renta. La estas ventajas se sumaron las bonificaciones del impuesto de transmisiones patrimoniales, la eliminación del impuesto de sucesiones o el programa pionero Impuestos cero en el rural. En esa misma línea se sitúa la reducción de un 25% del impuesto del patrimonio que se suma al otro 25% que ya se aplicaba en Galicia.

 

Así, Galicia consolidara entre las comunidades que menos presión ejerce sobre el patrimonio personal, y se mantendrá en esa misma senda con dos rebajas más comprometidas en el IRPF: por una parte, las familias con dos hijos menores de 25 años se equipararán a las numerosas y, por otra, el primer tramo del IRPF bajará del 9,4% al 9%.

 

Pero los avances fiscales de Galicia no se quedarán en estas medidas. De hecho, ante la evolución de la situación económica, la Xunta viene de tomar la decisión de aplicar, con efectos de 1 de enero, una deflactación del IRPF nos sus primeros tramos, hasta los 35.000 euros, lo que implica elevar los umbrales entre tramos para acompasarse al incremento del cueste de la vida. Esta nueva medida fiscal permitirá que en la próxima declaración de la renta, a los gallegos ahorren más de 46 millones de euros. De este modo, cada ciudadano ahorrará 450 euros en la próxima declaración. “Los gallegos pagaremos los impuestos necesarios para garantizar unos servicios públicos de primer nivel. Todo lo demás quedará a la disposición de las familias”, indicó el presidente de la Xunta.

 

Red de protección social  

El titular del Ejecutivo autonómico valoró que, gracias en gran medida la esta moderación fiscal aplicada desde hace 13 años, Galicia tiene hoy una red de protección social “más fuerte que nunca”. En todo caso, advirtió que una de las mayores hipotecas que pesan sobre el futuro de Galicia, al igual que en la mayoría de sociedades desarrolladas, es la situación demográfica.

 

Para ayudar a revertir esta situación apuntó los apoyos para las familias que viven aquí, pero también para los gallegas y gallegos que están fuera. Precisamente, de cara a este colectivo anunció que Galicia va a triplicar los fondos destinados específicamente a impulsar el retorno, que pasarán de 5 a 13 millones de euros.

 

En esta línea de ofrecerle las gallegas y gallegos, que vivan donde vivan, tengan sus necesidades cubiertas “desde la cuna hasta el bastón”, Rueda destacó como la Xunta reforzó la atención a la infancia con la exoneración del pagado de las escuelas infantiles y apoyo en todas las etapas educativas. En esta línea, anunció que esta misma semana la Xunta va a lanzar un bono de ayudas para la compra de material escolar que acercará 75 euros a 90.000 familias y cuyo presupuesto se va a duplicar en el próximo año para poder incrementar las cuantías y llegar al menos a 140.000 hogares.

 

Además, resaltó la apuesta de la Xunta por la FP —al incrementar un 52% las plazas en la última década— y defendió para aquellos que decidan acceder a la Universidad que cuenten con unas instalaciones de primer nivel. Por eso, adelantó que el Presupuesto para lo 2023 incorporará un Plan de Inversiones en el sistema universitario gallego con 10 millones de euros para nuevas infraestructuras de docencia e investigación.

 

El presidente también explicó que para la gente chica ve destinada la concesión a partir de 2023 de un aval del 20% por parte de la Xunta para la compra de vivienda para menores de 35 años. Esto supone hasta 35.000 euros por cada chico, que permitirá movilizar 25 millones de euros en la adquisición de viviendas que permitan que la juventud gallega se emancipe. Además, añadió que se va a incrementar en un 142% —“muy por encima del doble”— el presupuesto destinado la ayudas al alquiler, que llega así la un total de 27 millones de euros.

 

Rueda también anunció dentro de estas líneas de apoyar los gallegos, y también su vida saludable, una inversión de 18 millones de euros en 2023 en impulsar la construcción de nuevas infraestructuras en instalaciones deportivas.

 

El presidente de la Xunta resaltó, por otra parte, el refuerzo hecho por el Gobierno gallego de los servicios en los entornos rurales o la atención a los mayores. Aseguró que Galicia quiere seguir siendo líder en envejecimiento de cercanías y, por eso, invertirá 50 millones de euros adicionales en los Presupuestos 2023 para que los mayores “vivan donde vivan, puedan hacerlo de acuerdo sus preferencias y necesidades”.

 

La nueva medida recoge una inversión de 21,5 millones para crear, ampliar o mejorar los centros de servicios sociales en los ayuntamientos gallegos y un nuevo incremento en los fondos para el Servicio de Ayuda en el Hogar, la puesta en marcha del primero centro de cuidados intermedios y una nueva estrategia de teleasistencia que elevará en un 50% el número de personas mayores que cuentan con apoyos tecnológicos nos sus hogares.

 

Las cuentas para lo próximo año también prevén seguir fortaleciendo la sanidad. Alfonso Rueda recordó que nos últimos 13 años, el Gobierno gallego elevó en 840 millones la inversión en los servicios sanitarios, de tal manera que Galicia invierte en la actualidad 1.700 euros en la atención de cada ciudadano, “una cifra que nos sitúa por encima del promedio español”, recordó el presidente. Con la intención de seguir superando ese nivel de exigencia, los Presupuestos del año que viene contemplan un incremento de 215 millones de gasto público en materia sanitaria, destinados a mejorar la eficacia y agilidad de la atención primaria y de la hospitalaria. Las prioridades irán dirigidas en tres direcciones: emplear las técnicas y tecnologías más avanzadas para el diagnóstico y tratamiento de cada dolencia; seguir reduciendo las listas de espera y lanzar soluciones novedosas para mejorar la atención a los pacientes crónicos.

 

El presidente especificó también que, en paralelo, se avanzará en la renovación de hospitales y centros de salud con 91 millones de euros más que en 2022 que contemplan los presupuestos de 2023.

 

Y para paliar el problema de déficit de sanitarios en algunas especialidades, Rueda anunció que la Xunta va a destinar 65 millones de euros a formar a médicos y enfermeros. “Dentro de estos fondos, incrementaremos alrededor del 10% lo destinado a la formación de profesionales de medicina familiar con el objetivo de seguir reforzando la atención primaria”, subrayó.

 

Estrategia de energía

La urgencia energética que se vive en la actualidad llevó al Gobierno gallego a incluir en los Presupuestos para lo 2023 lo mayor inversión pública de la historia de Galicia en materia energética, con tres medidas de impacto: duplicar los fondos destinados al ahorro y a la eficiencia energética, que pasarán de 40 a 80 millones; duplicar también los fondos asignados al pagado de las facturas eléctricas de los consumidores más vulnerables e incrementar en un 50% la aportación autonómica para que más de 66.000 hogares que lo necesitan puedan afrontar la subida del recibo energético. “Ninguna familia gallega quedará sin luz por no tener cómo pagarla”, apuntó Alfonso Rueda.

 

Las medidas recogen también un escudo protector para más de 25.000 profesionales autónomos con la finalidad de que puedan hacer frente a incrementos de sus facturas que llegan a poner en riesgo a viabilidad de sus negocios. Este blindaje incluirá una ayuda de 1.200 euros anuales de media, lo que supondrá una inversión adicional de 30 millones de euros.

 

Vertebración territorial

En el avance de las líneas maestras de los Presupuestos Generales para lo 2023 en la Cámara gallega, Alfonso Rueda indicó que la Xunta aboga por una Galicia en la que las oportunidades de la gente no dependan del lugar donde se nace o donde se escoge vivir, y que con esa premisa se reforzaron los servicios públicos y las oportunidades laborales para el vecindario de los entornos rurales.

 

Avanzando en esa línea, las cuentas autonómicas para el próximo año recogen una serie de medidas para facilitar la movilidad y reforzar las infraestructuras tecnológicas que sirven como columna vertebral de Galicia. Rueda anunció, en ese sentido, la congelación de los peajes de las autopistas autonómicas, que teniendo en cuenta la evolución del IPC, deberían subir un 10%. Rueda puntualizó que tanto la autopista que va de Vigo a Baiona como la que circula de A Coruña a Carballo no van a experimentar incremento alguno en sus peajes el próximo año. Además, el presidente de la Xunta anunció que en los próximos días remitirá una carta al presidente del Gobierno instándole la que congele también los peajes que dependen de la Administración central: la AP-9 y la AP-53. “La Xunta va a demostrar que congelar las tarifas es perfectamente posible cuando existe voluntad de hacerlo”, señaló.

 

Las cuentas autonómicas recogerán también medidas para avanzar en la estructuración de la tierra con la finalidad de que Galicia reduzca cada vez más la brecha entre las zonas urbanas y las rurales. Además de avanzar en la nueva Ley de recuperación de la tierra agraria y en la concentración parcelaria, el Gobierno gallego lanzará el próximo año un ambicioso plan para consolidar el aprovechamiento sostenible, eficiente y rentable del campo, con una inversión que supera los 33 millones de euros y también apoyará a los ganaderos con un incremento de 1,3 M€ en el presupuesto para medidas de control de la población de lobos.

 

Se pretende, por una parte, incrementar aun más el atractivo del rural para vivir y trabajar en él, con una estructura territorial que estimule la prosperidad. Y por otra, mejorar el blindaje ante los incendios forestales. “Porque una tierra viva y activa es una tierra protegida”, indicó Alfonso Rueda, quien anunció que la Xunta va a incrementar de 9 a 12 meses al año el contrato de más de 600 efectivos en defensa contra los fuegos. Además, resaltó que se van a destinar más de 18 millones de euros a la recuperación integral del territorio que ardió este verano y otros 10 para paliar otro de los grandes problemas vividos este verano -a sequía- con medidas para incrementar las reservas de agua en el rural y reducir las fugas de las redes a menos del 20%.

 

Demandas al Gobierno central

Por último, el presidente autonómico abogó por la cooperación “leal” entre Administraciones para trabajar siempre a favor de los ciudadanos. Por eso, Rueda aprovechó su comparecencia en el Parlamento para demandar al Gobierno central que tome medidas “urgentes” en tres áreas: la sostenibilidad de la sanidad pública, la gestión de la financiación europea y el futuro de la pesca de fondo.

 

En materia sanitaria, Rueda volvió a exigir al Ejecutivo central que tome medidas para paliar el déficit de profesionales, especialmente en el ámbito de Atención Primaria. Además, denunció la "pasividad“ del Gobierno de Pedro Sánchez en la gestión y distribución entre las comunidades de los fondos europeos, que son, aseguró, “la mayor oportunidad que tuvo España en muchos años para modernizar el tejido productivo”.

 

En cuanto al veto de la UE la pesca de fondo -que afecta de forma directa a 200 barcos gallegos y la otro millar de manera indirecta- la Xunta insta al Gobierno central a recurrir esta medida ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Rueda anunció que el Ejecutivo autonómico va a remitir al Ejecutivo una batería de argumentos técnicos, tanto medioambientales como socioeconómicos que avalan la posición de la Xunta que no es otra, señaló, que apostar por una pesca de fondo respetuosa y sostenible.

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 27/09/2022