GalegoCastellano

La Xunta solicita al Gobierno ampliar los plazos de tramitación que tiene fijados para evitar la caducidad de los permisos de acceso y conexión de los proyectos eólicos

Conde apunta que, desde que el Gobierno aprobó en 2020 el decreto de medidas en materia de energía, las solicitudes de eólicos en Galicia se multiplicaron por nueve —144 parques que suman 4100 MW— con unos plazos muy justos para su tramitación


Pide al Ejecutivo central nuevas medidas de apoyo a la industria electrointensiva para que empresas como Alcoa puedan afrontar el alto precio de la energía
 

Compartir
  • whatsapp

Santiago de Compostela, 5 de octubre de 2022 El vicepresidente primero y conselleiro de Economía, Industria e Innovación, Francisco Conde, solicitó hoy al Gobierno que amplíe los plazos de tramitación recogidos en el Real Decreto Ley 23/2020 para desbloquear los proyectos eólicos pendientes y evitar la caducidad de los permisos de acceso y conexión a la red.

 

En respuesta a una pregunta en el Pleno del Parlamento, Conde apuntó que, desde que el Gobierno aprobó en junio de 2020 el decreto de medidas en materia de energía, las solicitudes de eólicos en Galicia se multiplicaron por nueve (consiguiendo un total de 144 que suman 4100 MW), con unos plazos muy justos para su tramitación.

 

Conde aseguró que la Xunta está a favor de un modelo eólico que conjugue todas las garantías ambientales, legales y técnicas de acuerdo a la normativa autonómica, con medidas de agilidad administrativa para ofrecer seguridad y confianza a los promotores. Por eso, pidió también al Ejecutivo central que archive los 65 proyectos informados negativamente por la Xunta de Galicia por estar fuera de las áreas demarcadas en el Plan sectorial eólico gallego.

 

Industria electrointensiva

Por otra parte, preguntado por la reindustrialización de la Marina luguesa, Conde se refirió a Alcoa para subrayar que la industria electrointensiva precisa nuevas medidas para paliar un precio de la energía que, para este sector, se multiplicó por cinco desde 2020. A día de hoy, fue suficiente, la industria de gran consumo energético en España paga ocho veces más por la energía que en Francia, a pesar del mecanismo de la excepcionalidad ibérica.

 

El vicepresidente económico señaló que las medidas adoptadas por el Gobierno son insuficientes porque la ayuda máxima para compensar los costes indirectos de CO2 no llega al 100% que permite la UE. Tampoco recuperó aún el sistema de interrompibilidad que tienen todos los países europeos. Ni impulsa los contratos de PPA que estas empresas deben firmar para cumplir con el Estatuto de Consumidor Electrointensivo, ni siquiera contratos ponte.

 

Al respeto, recordó que la Xunta concedió a la planta de San Cibrao una ayuda de casi 1 M€ para mejorar la eficiencia energética, y promovió la norma por la que se dará prioridad a los eólicos que destinen, cuando menos, un 50% de la energía a la industria asentada en Galicia.  

 

Conde concluyó pidiendo al Gobierno el apoyo de los fondos europeos Next Generation y defendiendo la aprobación de ayudas específicas para Galicia.

 

Fecha de actualización: 05/10/2022