GalegoCastellano

La Xunta refuerza las políticas de prevención en la salud mental con la puesta en marcha de un nuevo Protocolo contra el riesgo suicida en la infancia

El Plan, diseñado por las consellerías de Educación y Sanidade, recoge la creación de una vía rápida de derivación para el alumnado de riesgo moderado, coordinando centros escolares, 061, atención primaria y servicios de salud mental
 

Se incluye la realización de una encuesta de salud anual que permita conocer los factores de riesgo y protección del alumnado gallego
 

Se crea un programa especial “Código Agarimo”, dentro del sistema Alerta Escolar del 061 para la atención del riesgo suicida

Santiago de Compostela, 10 de octubre de 2022
Compartir
  • whatsapp

El conselleiro de Sanidade presentó hoy, coincidiendo con el Día Mundial de la Salud Mental, la actualización del Protocolo de prevención y actuación en los ámbitos sanitario y educativo ante el riesgo suicida infanto-juvenil, que el departamento sanitario gallego presenta junto con la Consellería de Educación, Cultura, Formación Profesional e Universidades.

 

En el acto, en el que el conselleiro estuvo acompañado por la directora general de Ordenación e Innovación Educativa, Judith Fernández; así como por la directora general de Saúde Pública, Carmen Durán, y por el de Asistencia Sanitaria do Sergas, Jorge Aboal, el responsable de la sanidad pública gallega dijo que este protocolo es fruto del trabajo de expertos que pertenecen a diferentes ámbitos de la sociedad y a los que agradeció su trabajo.

 

Segundo señaló Comesaña, este documento incorpora novedades muy importantes con respecto al protocolo previo y a sus homólogos en otras comunidades autónomas. Se trata, -remarcó Comesaña-, de un proyecto que conecta con las líneas estratégicas del Plan de Prevención do Suicidio en Galicia, con el Plan de Saúde Mental de Galicia 2020-2024 y de la Estratexia de Convivencia Escolar.

 

A consecuencia de este nuevo protocolo, se crea, -subrayó Comesaña-, la primera vía rápida de derivación en salud mental, estructurada de manera análoga en todas las áreas sanitarias y organizada por los servicios de admisión y los servicios de psiquiatría. Esta vía rápida, -dijo el conselleiro-, “supone organizar la atención de otra manera, priorizando la valoración del riesgo suicida en la adolescencia y coordinando centros escolares, 061, atención primaria y salud mental, tanto con respecto a cómo actuar en casos de urgencia o cuando ya estén en seguimiento”.

 

El protocolo contempla, también, la creación del programa especial Código “Agarimo” dentro del sistema Alerta Escolar de 061 para la atención del riesgo suicida.

 

Al mismo tiempo incluye la realización de una encuesta de salud anual, que va a permitir conocer los factores de riesgo y protección del alumnado gallego. Ya en el próximo curso, -prosiguió el conselleiro-, se contará con una muestra representativa de nuestra población estimada en 4.000 niños y niñas, que irá aumentando progresivamente hasta convertirse en una muestra de 20.000 estudiantes en 2026, “lo que permitirá diseñar programas específicos según las necesidades de las diferentes comunidades”, tomando como unidad cada centro escolar.

 

Todos los equipos trabajarán, a partir de ahora, con los mismos instrumentos de evaluación del riesgo y tendrán, a lo largo de este curso, formación especializada para abordar, de manera coordinada, las conductas suicidas, -señaló el titular de la cartera sanitaria-, quien también incidió en que, a nivel educativo, se regulan las acciones a desarrollar para la acogida en la clase de las personas que hicieron un intento de suicidio, con la poderosa ayuda de los círculos de diálogo, y se coordinan, también, las acciones a desarrollar en caso de que haya que lamentar el fallecimiento por suicidio de uno de los escolares.

 

Incremento de profesionales

Este protocolo que hoy actualizamos, -remarcó el máximo responsable del Sergas-, se vincula al Plan de Prevención do Suicidio, publicado en Galicia en el 2017. Un plan a través del que se promovió la coordinación entre las instituciones y los agentes implicados en la prevención suicida, como queda patente en el documento hoy presentado, y en la constitución de la comisión interdepartamental para la prevención de la conducta suicida en Galicia. En ella están representadas diferentes administraciones públicas y entidades representativas de enfermas; incrementando la sensibilización y la concienciación de la sociedad sobre el suicidio como un problema de salud; así como mejorando la atención que desde la organización sanitaria se les presta, tanto a las personas que presentan conducta suicida como a sus allegados. Junto al anterior, se fomenta la investigación y el conocimiento al respeto.

 

En su intervención, Comesaña remarcó que la prevención de los problemas de salud mental y del suicidio es una de las líneas estratégicas de la Xunta. El Ejecutivo gallego puso en marcha el Plan de Saúde Mental de Galicia 2020-2024, con un compromiso de contratación de 240 nuevos profesionales, de los que hoy, en octubre de 2022, están ya trabajando más de la mitad.

 

El objetivo de la Xunta es que Galicia cuente a finales del año con unidades multidisciplinares de atención a personas en riesgo de suicidio en todas y cada una de las áreas sanitarias. Cada unidad cuenta por lo menos con un profesional de enfermería de salud mental, psicología y psiquiatría, llevando a cabo un programa bajo un modelo proactivo y sistematizado.

 

Siguiendo este objetivo, la semana pasada se puso en marcha la sexta de las siete previstas. Con la nueva unidad de Prevención de Conductas Suicidas, en Pontevedra, que se suma a las ya existentes en A Coruña, Ferrol, Lugo, Vigo y Ourense.

 

Tal y como remarcó el conselleiro, dentro del mismo plan también se contemplaba la atención a la salud mental de infancia y adolescencia. En los últimos años “pusimos en marcha cuatro hospitales de día de salud mental infanto-juvenil”, dispositivos particularmente acaecidos para las intervenciones de alta intensidad como son las provocadas por riesgo suicida, el último de ellos en el Hospital Público de Lugo. “Nuestro objetivo es llegar en 2024 a siete, uno por área sanitario”.

 

Este incremento de recursos y centros para la atención en salud mental infanto juvenil permiten a Galicia ser una de las primeras comunidades autónomas en formar a médicos especialistas en psiquiatría de la infancia, un hito largamente esperado en el sector.

 

Sanidade prevé, también, acciones a llevar a cabo en el ámbito comunitario, con la colaboración de entidades sociales, para lo cuál se establecen subvenciones que, en este año, superaron los 800.000 euros.

 

Del mismo modo, el objetivo de toda actuación en la salud mental tiene que ser la inclusión plena en la sociedad. Por “eso estamos reforzando el apoyo a las entidades sociales, colaborando con la realización de programas sociosanitarios en el ámbito de la prevención del suicidio. Fruto de estos programas, se beneficiaron en el pasado año más de 900 personas, “y esperamos poder conseguir en el 2022 más de 1.700 beneficiarios”.

 

También destacó Comesaña la colaboración que, con la Consellería de Política Social, Sanidade tiene establecida para el desarrollo del programa VIDA (Vixilantes de Axuda). Un programa iniciado en este año que tiene como objetivo formar a los profesionales de atención directa de menores en situación de vulnerabilidad y bajo la supervisión del sistema de protección de herramientas para una prevención eficaz.

Imágenes relacionadas
Departamento: C. de Sanidad
Fecha de actualización: 10/10/2022