GalegoCastellano
La conselleira de Infraestructuras y Movilidad abordó esta tarde en el Parlamento esta intervención en la que la Xunta invertirá 5 M€

Ethel Vázquez destaca que la solución definida para reconstruir el tramo hundido de la carretera de O Courel es idónea desde el punto de vista técnico, ambiental y funcional

Vázquez Mourelle señala que la actuación consiste en la ejecución a media ladera de un trecho de 840 metros de nuevo trazado en la LU-651, la una cuota intermedia entre la traza original, salvando la zona del derrumbamiento con una pendiente máxima del 8%

Apunta el objetivo de finalizar el proyecto constructivo en el 1º semestre del próximo año para poder, a continuación, licitar las obras y ejecutarlas

Indica que esta opción permite intervenir con el máximo cuidado ambiental y garantizar la seguridad, pues al discurrir por la parte intermedia de la ladera, evita la zona del colapso y elimina los riesgos asociados a la presencia de posibles oquedades o cámaras

Compartir
  • whatsapp

Santiago de Compostela, 5 de octubre de 2022 La conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, destaca que la solución definitiva para reconstruir el tramo hundido de la carretera de O Courel es idónea desde el punto de vista técnico, ambiental y funcional.

Vázquez Mourelle abordó hoy en el Parlamento esta intervención que supondrá una inversión de la Xunta que asciende a 5 millones de euros.

Explicó que se prevé la contratación inmediata de la redacción del proyecto constructivo, para que esté listo en el primer semestre del próximo año y poder, a continuación, licitar las obras.

Indicó que alternativa elegida, fruto del estudio exhaustivo de cinco opciones, es un nuevo trazado de 840 metros de longitud que irá a una cuota intermedia entre la traza por dónde transcurría antes la carretera y donde corona.

Señaló que esto permitirá salvar la zona en la que se produjo el derrumbe y que la pendiente máxima no supere el 8%, para garantizar así la circulación de camiones y autobuses incluso con el tiempo adverso del invierno.

Apuntó que el objetivo de esta opción es garantizar la seguridad, pues al discurrir por la parte intermedia de la ladera, evita la zona principal donde se produjo el colapso, lo que elimina los riesgos asociados a la presencia de posibles oquedades o cámaras que hubieran podido favorecer hundimientos posteriores.

La solución elegida también permite reconstruir la carretera con el máximo cuidado ambiental, evitando la afición a la Red Natura predominante en la zona.

Puso en valor el trabajo intenso de la Xunta desde que se produjo el desprendimiento de la ladera en el mes de marzo en esta carretera. Así, desde lo primero día se apuntaron las posibles causas, derivadas de la actividad de la cantera; se definió un desvío provisional que se ejecutó con una inversión de más de 1 M€, y se puso servicio en poco más de dos meses.

En paralelo la esta actuación, recordó que la Xunta acaba de comenzar la 1ª fase de las obras de mejora de la carretera LU-651 entre Ferrería Vieja y Seoane, para la ampliación en un tramo de 3,5 km. De acuerdo con el ayuntamiento de Folgoso, se decidió no iniciar esta obra hasta que estuvo ejecutado y en servicio el acceso provisional para minimizar las aficiones a la movilidad de los vecinos.

Transparencia, diálogo y agilidad

Ethel Vázquez subrayó la transparencia, el diálogo y la agilidad con las que ha venido trabajando la Xunta ante lo ocurrido en la carretera de Folgoso, ya que se actuó en concordancia con la gravedad del problema y sin escatimar esfuerzos técnicos ni económicos.

Lamentó que el Gobierno central no siguiera el mismo procedimiento en el caso del colapso del viaducto del Castro, que continúa provocando inseguridad, malestar y una enorme preocupación entre los vecinos de Pedrafita y entre los transportistas que ven cada vez más complicado su labor cotidiana en el acceso a Galicia.

Fecha de actualización: 05/10/2022