GalegoCastellano

Rueda resalta que la falta de avances en España en el impulso de la conexión ferroviaria Vigo-Porto supondrá un retraso mínimo de 3 años con respeto al tramo portugués

Calificó la conexión de alta velocidad como una infraestructura “imprescindible” y una “oportunidad” para Galicia y Portugal

Alerta de que para finalizar las obras en el territorio español al mismo tiempo que en la parte lusa hay trámites que tenían que estar ya hechos “hace más de un año”

La ausencia de progresos en la ejecución de la infraestructura entre Vigo y la frontera portuguesa en alta velocidad hace actualmente imposible aspirar a su puesta en servicio antes del 2033

Se estima que la inversión para acometer las actuaciones necesarias en territorio español es de aproximadamente 700 M€

Se considera imprescindible licitar ya el estudio informativo y el inicio del trámite ambiental de la salida sur de Vigo, primer tramo de la conexión en la orilla gallega

Demanda del Ejecutivo español el ánimo necesario para la tramitación de este proyecto, tras la oportunidad perdida en la Cumbre Ibérica de Viana del Castelo para concretar los planes de futuro para esta línea férrea
 

Compartir
  • whatsapp

 Santiago de Compostela, 24 de noviembre de 2022.- El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, resaltó hoy que el Consello constató en su reunión anual que la falta de avances registrada en los trámites para impulsar la conexión ferroviaria entre Vigo y Porto supondrá un retraso mínimo de 3 años en las obras en España con respeto a las del tramo portugués. 

 

Rueda calificó de "imprescindible" y de "oportunidad"esta conexión de alta velocidad que permitirá “reducir los tiempos del viaje” -en concreto de las 2 horas y 22 minutos actuales a solo 55 minutos-  y acercar “los territorios” que conforman la Eurorregión Galicia-Norte de Portugal.

 

El Gobierno gallego evaluó hoy un informe técnico sobre la situación de la conexión en alta velocidad entre Vigo y Porto que revela que la planificación completa presentada recientemente por el Gobierno portugués para el desarrollo de la línea ferroviaria Lisboa-Porto-Vigo, acredita la necesidad urgente de contar con un compromiso equivalente por parte del Gobierno de España para darle continuidad al Eje Atlántico hasta el norte de Portugal, promoviendo la conexión del tren de alta velocidad entre Vigo y Puerto.

 

“En septiembre el Gobierno de Portugal hizo pública una planificación de obras para impulsar la conexión ferroviaria en alta velocidad con España a través de la fachada atlántica con la línea Vigo-Porto-Lisboa”, recordó Rueda, quien resaltó que la previsión del Gobierno luso es comenzar las obras de los trechos Lisboa-Porto y Porto-Valença “entre 2024 y 2026” para que en el 2030 “esté finalizado el grueso de la infraestructura”.

 

El informe evaluado hoy por el Consello da Xunta contrapone esta planificación con el estado de los proyectos para extender en España la conexión ferroviaria del Eje Atlántico hasta la frontera portuguesa. La conclusión es que, a consecuencia del retraso acumulado y aunque “se aceleraran mucho los trámites pendientes”, el trecho portugués estará concluido, como mínimo, 3 años antes que el trecho gallego.

 

El presidente de la Xunta relató todos los trámites que serían precisos ya tener en marcha desde hace un año para poder cumplir con el plazo de tener lista a parte española de la conexión ferroviaria en 2030. Entre ellos, destacó la información “pública inicial, la tramitación ambiental, la redacción de los proyectos o la licitación de las obras”. “Trámites fundamentales a los que habría que sumar después la construcción de la infraestructura, el montaje de la vía o la electrificación y la homologación”, resaltó Rueda.

 

El presidente de la Xunta recalcó que para poder tener finalizada las obras en territorio español al tiempo que la previsión del Gobierno portugués “el proyecto ya tendría que estar sometido a exposición pública desde hace un año”. Además, recalcó que habría que invertir cerca de 700 M€ en la construcción de dos trechos para prolongar el Eje Atlántico que actualmente va desde  A Coruña a Vigo, hasta la frontera portuguesa. El primero, trecho considerado prioritario por la Xunta, es la salida sur ferroviario de Vigo, y el segundo la conexión entre O Porriño y la frontera portuguesa.

 

Considerando que se trata de una actuación estratégica tanto para Galicia como para la conexión con Portugal, la Xunta elaboró un estudio técnico y económico que acredita su viabilidad y su elevada rentabilidad, poniendo los datos en conocimiento del Ministerio de Transportes y Movilidad.

 

Sin embargo, ese departamento del Gobierno de España adjudicó en agosto de 2021 un nuevo estudio de alternativas sobre la salida sur de Vigo que en el proyecto de presupuestos para 2023, con una partida de 30.000 euros, mantiene en estados muy previos al inicio de la tramitación oficial esta infraestructura estratégica: no cuenta con el presupuesto necesario para la redacción del estudio informativo ni para el estudio ambiental.

 

“La Xunta considera que es imprescindible licitar el estudio informativo e iniciar la tramitación ambiental para avanzar de forma efectiva hacia su materialización”, indicó  el presidente autonómico.

 

Ante esta situación de demora en los trámites para llevar a cabo esta infraestructura, desde el Gobierno gallego se reclama el necesario ánimo a tramitación de este proyecto para que el retraso de las infraestructuras en territorio gallego no sea aún mayor. Además, lamenta la oportunidad perdida de la Cumbre Ibérica celebrada a comienzos de mes en la localidad de Viana del Castelo por los gobiernos de España y Portugal para concretar los planes de futuro sobre esta línea férrea.

 

Además de las obras en cada lado de la frontera, también se solicita al Gobierno de España una planificación igual que la de la Administración Portuguesa.

 

Desarrollo de la Eurorregión

Para el Gobierno gallego la conexión por alta velocidad entre y Galicia y el Norte de Portugal es una infraestructura fundamental tanto para Galicia como para el desarrollo de la Eurorregión. Se trata de conseguir que el tiempo de viaje entre Vigo y Puerto pase de las 2 h 20 minutos actuales a los 55 minutos, lo que permitirá revolucionar la movilidad en la Eurorregión y multiplicar la capacidad de competir juntos ambos territorios.

 
 
 
 
 
 
 
 


Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 24/11/2022