GalegoCastellano
La directora xeral de Patrimonio Natural presidió el consejo rector de este espacio natural entre las provincias de Lugo y Ourense

La Xunta avanza en la puesta en valor de la reserva de biosfera Ribeira Sacra y Sierras del Oribio y Courel con más de 500.000 euros de inversión

Belén do Campo destaca que la mayoría de acciones previstas hasta abril de 2024 ya están completadas o muy avanzadas como el proyecto para la gestión de bosques de castaños o la mejora de frondosas, que actúan en 50 hectáreas de superficie

El Ejecutivo gallego avanza que el próximo año realizará una nueva convocatoria de ayudas por importe de 1,8 M€ para estudios e inversiones en las siete reservas de la biosfera de Galicia de las que podrán beneficiarse los 86 municipios incluidos en ellas

El consejo rector de la reserva acordó trasladar al programa MaB de la Unesco a petición de inclusión en la Red Mundial de Reservas de Biosfera de Montaña

Pantón (Lugo), 28 de noviembre de 2023
Compartir
  • whatsapp

La Xunta está realizando distintas actuaciones en el ámbito de la Reserva de Biosfera Ribeira Sacra y Sierras del Oribio y Courel para su puesta en valor y la protección tanto de los espacios naturales como de la biodiversidad con una inversión que ronda los 550.000 euros.

 

La directora xeral de Patrimonio Natural, Belén do Campo, presidió el consejo rector de la reserva, donde destacó que la mayoría de estos proyectos ya se completaron o están en un avanzado estado de ejecución con la previsión de que todos estén finalizados antes de abril del próximo año. 

 

La representante de la Vicepresidencia Segunda e Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda puso en valor iniciativas como la gestión de hábitats de bosques de castaños en las Comunidades de Montes de Seceda, en Folgoso do Courel. Esta actuación incide en casi ocho hectáreas de superficie e incluye labores como la poda, la eliminación de ramas muertas o brotes de pie favoreciendo la implicación de los propietarios públicos y privados en la conservación de un hábitat de interés comunitario.

 

En la misma línea se enmarcan acciones de mejora de frondosas en los ayuntamientos de Quiroga y Folgoso do Courel con desbroces selectivos de matorrales en una superficie de 42 hectáreas para impulsar el crecimiento de distintas especies frondosas.

 

Otra de las iniciativas, que se está desarrollando en los ayuntamientos de Folgoso do Courel, O Incio, Triacastela y Sober, se centra en la conservación de los insectos transportadores de polen. Entre las medidas incluidas con este objetivo está la creación de un pequeño catálogo entomológico, la identificación de las especies más interesantes para proteger e inventariar o el diseño y construcción de 20 viviendas-refugios para estos animales.

 

A esta actuación, muy bien acogida por el vecindario y las entidades locales, se añaden otras como labores de control de la vegetación exótica invasora en el cañón del río Sil, la recuperación de la continuidad fluvial en el río Lor o la mejora de la señalización en toda la reserva para impulsar el turismo y la protección del patrimonio cultural y paisajístico. 

 

Belén do Campo también anunció que la Xunta realizará el próximo año una nueva convocatoria de ayudas para estudios e inversiones vinculadas a la conservación, recuperación y rehabilitación del patrimonio natural y cultural y la sensibilización ecológica en la red de reservas de biosfera de Galicia. Estas aportaciones, cofinanciadas con el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (Feader), estarán dirigidas a los 86 ayuntamientos integrados en alguna de las siete reservas de la biosfera de Galicia y contarán con un crédito de 1,8 millones de euros para las anualidades 2024 y 2025. 

 

El consejo rector de la reserva analizó todas estas medidas de conservación y a mayores acordó trasladar al Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MaB) de la Unesco a petición de inclusión en la Red Mundial de Reservas de Biosfera de Montaña.

 

Entre Lugo y Ourense

La Reserva de Biosfera Ribeira Sacra y Sierras del Oribio y Courel fue declarada por la Unesco en septiembre de 2021, cuenta con más de 300.000 hectáreas de superficie e incluye 23 ayuntamientos de Lugo y Ourense que suman una población de más de 75.000 habitantes.

 

Este espacio protegido tiene un gran número de hábitats sensibles, es rico en flora y fauna y cuenta con zonas montañosas y bosques caducifolios con distintas necesidades de protección. Con ese objetivo, la reserva dispone de un plan de acción para mejorar la gestión, la conservación del patrimonio cultural y natural, su difusión, la promoción de un desarrollo rural sostenible, el fomento de un turismo de calidad, el impulso de la cooperación y la conservación de los ecosistemas que incluye, entre otras medidas. 

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 28/11/2023