GalegoCastellano
El conselleiro do Medio Rural mantuvo hoy un encuentro con el vecindario de este ayuntamiento ourensano para explicar las ventajas de esta norma para movilizar el territorio agrario

La Xunta estudia el desarrollo de las figuras de la Lei de recuperación da terra agraria en San Cristovo de Cea

José González destacó la importancia de la Lei de recuperación da terra a la hora de avanzar en la dinamización socioeconómica y la puesta en valor del territorio agrario y forestal que se encuentra en situación de abandono e infrautilización

Puso de relieve que en el próximo año se pondrán en funcionamiento los primeros polígonos agroforestales -Oímbra y Cualedro- o las agrupaciones forestales de gestión conjunta, vinculadas a planes piloto para la recuperación de castañares tradicionales

También señaló que las 21 aldeas modelo aprobadas ya estarán en marcha en el 2024 y que en la de Muimenta, en Carballeda de Avia, se creará el primer espacio agrario de experimentación

San Cristovo de Cea (Ourense), 2 de diciembre de 2023
Compartir
  • whatsapp

El conselleiro do Medio Rural, José González, acompañado por la directora xeral de la Axencia Galega de Desenvolvemento Rural, Inés Santé, el delegado territorial de la Xunta en Ourense, Gabriel Alén, y el alcalde de San Cristovo de Cea, José Luis Valladares, mantuvo hoy un encuentro con el vecindario de esta localidad ourensana. El objetivo de este encuentro fue ahondar en las ventajas de la Lei de recuperación da terra agraria y de las herramientas que en ella se recogen.

 

El conselleiro remarcó la importancia de esta medida para potenciar la actividad económica y social en el rural, especialmente en los terrenos que se encuentran en situación de abandono e infrautilización, así como de los núcleos que se incluyen en ellos.

 

En definitiva, señaló, el fin de estas herramientas como son los polígonos agroforestales, las aldeas modelo, las agrupaciones de gestión conjunta y las permutas de especial interés agrario, es impedir o revertir el abandono del rural al mismo tiempo que protegen el medio ambiente, creando empleo y apoyando a la prevención y defensa frente a los incendios forestales.

 

Novedades para el 2024

El conselleiro definió el 2024 como uno clave para la consolidación de las herramientas recogidas en esta norma. Así, José González destacó que en el próximo año se pondrán en funcionamiento -licitándolos para alquiler o venta- los primeros polígonos agroforestales, que serán los de Oímbra y Cualedro, ambos en la provincia de Ourense. De cara al futuro, reiteró el compromiso de la Xunta de agilizar estos procesos lo máximo posible.

 

En el próximo año también se activarán las primeras agrupaciones forestales y gestión conjunta, vinculadas a planes piloto para la recuperación de sotos tradicionales. En este caso, se localizarán en los ayuntamientos ourensanos de O Bolo, donde habrá dos, Parada de Sil y A Veiga, y en los lucenses de O Incio, Paradela y Folgoso do Courel.

 

En el caso de las aldeas modelo, señaló, las 21 aprobadas estarán en funcionamiento en el próximo año y estarán listos cuatro planes de dinamización. Además, se pondrá en marcha el primer centro de experimentación agraria, en la aldea modelo de Muimenta, en el ayuntamiento ourensano de Carballeda de Avia. Todo eso, al mismo tiempo que se siguen potenciando las permutas de especial interés agrario.

 

El conselleiro do Medio Rural destacó que la Xunta destinará en el 2024 alrededor de 13 millones de euros para continuar impulsando los instrumentos recogidos en la Lei de recuperación da terra agraria y los proyectos vinculados a ella. Un total de 7,4 millones de euros se emplearán en los polígonos agroforestales y las aldeas modelo; 2,4 millones serán para impulsar las agrupaciones de gestión conjunta y 3 para proyectos vinculados a estas herramientas, como son los planes de dinamización y otras iniciativas innovadoras.

 

Impacto de la Lei de recuperación da terra agraria

José González destacó que gracias a esta ley, en vigor desde 2021, y con el labor de las concentraciones parcelarias, la Xunta movilizó más de 35.000 hectáreas en toda la comunidad en lo que va de legislatura.

 

Solo en polígonos agroforestales, Galicia cuenta con 26 en distintas fases de ejecución, de los cuales 17 se encuentran en la provincia de Ourense, permiten la puesta en valor de 9.100 hectáreas distribuidas en casi 30.000 parcelas propiedad de más de 8.200 vecinos. En el caso de las aldeas modelo, son 21 las aprobadas en todo el territorio gallego y 14 se encuentran en la provincia ourensana.

 

Por último, el titular del Medio Rural quiso recalcar que todas las acciones vinculadas a la Lei de recuperación da terra agraria tienen el claro objetivo de dinamizar el territorio, generar actividad económica para que sea posible vivir en el y del rural, y también para anticiparse a los incendios forestales y disminuir los daños que puedan causar.

Imágenes relacionadas
Fecha de actualización: 02/12/2023